Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
ELECCIONES

El debate a cuatro, en manos de Rajoy

  • Sánchez, Rivera e Iglesias aceptan el duelo entre todos los candidatos, mientras el presidente del Gobierno se lo piensa

Rubalcaba y Rajoy, frente a frente en el debate sobre el estado de la nación

Uno de cada tres españoles cree que Rajoy ganó el debate

Rajoy, en el debate sobre el estado de la nación.

AFP
0
Actualizada 14/10/2015 a las 10:05
Etiquetas
  • COLPISA
Todo depende de la decisión de Mariano Rajoy. Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias están dispuestos debatir a cuatro bandas antes de las elecciones del 20 de diciembre. El presidente del Gobierno, según su partido, aún se lo piensa y no tiene tomada una decisión. Si acepta será un hito en la historia de la democracia y por primera vez cuatro aspirantes a la Moncloa contrastaran argumentos y opiniones en un estudio de televisión.

El más formal fue el líder de Podemos, que este martes mismo envió una carta a sus tres contrincantes para pedir, "sencillamente, que debatamos". Iglesias planteó que el duelo no tenga más condición que aceptar "las preguntas de la ciudadanía" sin que medien "pactos previos" entre los equipos de los candidatos. El guión, añadió, no puede tener temas tabú ni líneas rojas; se tienen que abordar "todas las cuestiones".

El presidente de Ciudadanos no se dirigió a los candidatos del PP, PSOE y Podemos, pero se puso en contacto con la Academia de la Televisión para que, como hizo en 2008 y 2011, organice el debate, pero esta vez con cuatro protagonistas. Rivera considera que es impensable que alguien aspire a ser presidente del Gobierno "escondiéndose" del contraste de pareceres con el resto de los aspirantes. Dio por sentado que Rajoy, pero también Sánchez, no quieren medirse con él ni con Iglesias, una actitud propia de otros tiempos porque "nadie se imagina a un presidente del Gobierno del siglo XXI escondiéndose de un debate".

El líder socialista corrigió de inmediato a Rivera y se declaró dispuesto a debatir "con todos, de todo y sin cortapisas". Fuentes de la dirección del PSOE aseguraron que su candidato tiene "sumo interés" en los cara a cara con todos los aspirantes con opciones de llegar a la Moncloa, y no va a poner condiciones al formato, sea "a dos o a cuatro". Sánchez demandó al resto, aunque en realidad se dirigía a Rajoy, que expongan sus intenciones "con la misma claridad" que él y no se escuden en argumentos formales o leguleyos para negarse.

El secretario general del PSOE anunció además que su programa electoral incluirá, como hace cuatro años, la creación de una comisión "independiente" que decidirá y regulará los debates electorales en vez de dejar esa labor en manos de los equipos de campaña.

El presidente del Gobierno, que se encuentra en Nueva York para presidir una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, no expuso su parecer, que será el criterio definitivo. En su partido nadie se atrevió a dar una respuesta tajante y se dedicaron a echar balones fuera. La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, señaló que la decisión se tomará "en el momento oportuno", aunque no es el asunto más importante. "Las direcciones de campaña tendrán que ponerse de acuerdo y decidir", aventuró la número dos de los populares.

UN DESENCUENTRO

La opción preferida entre los dirigentes del partido gubernamental es el cara a cara entre Rajoy y Sánchez porque son, a su juicio, los que tienen de verdad opciones de gobernar. "Por qué cuatro", se preguntó el portavoz popular en el congreso, Rafael Hernando. Pero como nadie se quería pillar los dedos sin conocer el criterio del líder, tampoco se descartaban las cuatro bandas por si ese resulta ser el formato aceptado por Rajoy.

Radio Televisión Española dio un pista sobre por dónde pueden ir las cosas en el partido gubernamental y fuentes del ente público avanzaron que trabajan con la idea de duelo entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición; y luego otro entre los portavoces parlamentarios con los líderes de Ciudadanos y Podemos.

La historia de los debates entre los candidatos a la Moncloa es el relato de un desencuentro. Los primeros duelos se celebraron a doble vuelta en 1993 en sendas cadenas de televisión privadas durante el mandato de Felipe González. Los contendientes fueron él mismo y José María Aznar.

En las elecciones de 1996, González ofreció repetir a su rival, pero el líder del PP, favorito en las encuestas, se negó a debatir con el gobernante socialista. En los ocho años de de mandato de Aznar no se celebraron debates, pese a que en los comicios de 2004 el socialista José Luis Rodríguez Zapatero se lo ofreció a Rajoy.

Meses después el hoy presidente del Gobierno reconoció que uno de sus principales errores en aquella campaña fue no aceptar el cara a cara. Zapatero recuperó los debates y en 2008 se midió en dos ocasiones con Rajoy.

En 2011, también hubo duelo ante las cámaras, solo que el contendiente socialista ya no fue Zapatero sino Alfredo Pérez Rubalcaba. En la esquina del PP repitió Rajoy. Cinco debates en 22 años, y ninguno en los 16 anteriores.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual