Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Violencia de género

La Fiscalía estudia que las víctimas no sean eximidas de declarar

  • Estudia un cambio de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que no se les exima de prestar su testimonio contra los maridos maltratadores

Introducen en un vehículo a una víctima de violencia de género en Vigo.

La Fiscalía estudia que las víctimas no sean eximidas de declarar

Introducen en un vehículo a una víctima de violencia de género en Vigo.

EFE
0
08/10/2015 a las 06:00
  • colpisa. madrid
El primer paso para evitar que un maltratador vuelva a cometer semejante tropelía es la denuncia. El segundo paso es llevar esa denuncia hasta las puertas de una sala de vistas y, el tercero, reafirmar la denuncia con el testimonio de la víctima. Pero la Fiscalía Especial de la Violencia de Género ha detectado que este último paso está generando problemas porque algunas denunciantes se acogen a su derecho a no declarar. Una decisión que está complicando la tarea del Ministerio Público de lograr más condenas. Ante este brete, la fiscal coordinadora Pilar Martín Nájera propuso ayer modificar el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que dejen de estar eximidas de declarar.

La fiscal reconoció que existe un problema jurídico que hay que solventar porque ese artículo impide a los familiares directos declarar contra, en este caso, sus maridos. Martín Najera argumentó que no es suficiente si la víctima solo ha contado los hechos ante la Policía Nacional o la Guardia Civil. Es necesario ratificarlo. "Esa declaración no tiene suficiente valor en sí misma como para conseguir una condena", apuntó la fiscal, que explicó que esta ausencia de declaración se debe a su falta de seguridad. "Están muy afectadas psicológicamente e inseguras. Son víctimas especiales, malos testigos", apuntó. En ese sentido, Martín Najera aseguró que "con frecuencia dan el paso, pero después se vuelven atrás".

Ese miedo al agresor, a quedarse sola al iniciar el proceso judicial con una denuncia, el temor a estar desamparada económicamente, la vergüenza o una reacción social en contra son los principales motivos que llevan a las víctimas de violencia de género a no acudir a un juzgado de guardia o una comisaria. De las 41 mujeres que han sido asesinadas a lo largo de este año, solo seis habían interpuesto una denuncia previamente. Y uno de los casos de esta semana, según desveló la fiscal, es estremecedor. La víctima tenía una sentencia favorable de malos tratos con una orden de alejamiento firme desde el 30 de septiembre. Pero ella siguió viviendo con su asesino.

CONCIENCIA CIUDADANA

La fiscal coordinadora de violencia de género recalcó que antes de cambiar el artículo 416 hay que realizar un estudio en profundidad para trasladar a la Fiscalía General del Estado una propuesta determinada que luego llegue al Ejecutivo. Además, valoró los cambios legislativos introducidos con las leyes del menor o el Código Penal. "Es importante que la ley haya obligado al juez a que decida siempre sobre los aspectos de la patria potestad, del régimen de visitas y que se valore el interés superior del menor", recalcó Martín Najera. Pero estas medidas son inútiles si no vienen acompañadas de una mayor "coordinación y cooperación ciudadana" para acabar con esta lacra. "Hoy por hoy ese número no es proporcional a los esfuerzos que se hacen", incidió la fiscal, quien quiso recordar el caso de Zamora, ocurrido el lunes.

En Morales del Vino, un guardia civil retirado de 61 años evitó que un hombre acabara con la vida de su pareja, de 76 años, en plena calle de la localidad. El agente recibió varias puñaladas, al igual que la mujer, pero logró parar al agresor. "Es un claro caso de colaboración ciudadana", aseveró la responsable del Ministerio Público.

Otra forma de colaboración por parte de la sociedad civil llegó ayer al Parlamento de Navarra. La sociedad Askatu-kan presentó un proyecto para el uso de perros como agentes de seguridad para mujeres maltratada. "Es una medida de protección eficaz. Pueden estar todo el día con ellas, son eficaces, actúan al momento porque la mujer no tiene que esperar que alguien les responda al teléfono y vaya en su ayuda", explicó Josune Azpiroz antes de contar el proyecto a los parlamentarios. Por el momento, no hay ninguna mujer con un animal a su cargo, pero ya están formando a los canes y estudiando las primeras solicitudes.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual