Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
terrorismo islámico

Defensa alerta de la "radicalización exprés" de yihadistas en España

  • El IEEE recuerda que en Cataluña ya se han descubierto células de conversos muy recientes y sin vínculos pasados con el islam

Una detención de presuntos yihadistas en Melilla.

Defensa alerta de la "radicalización exprés" de yihadistas en España

Una detención de presuntos yihadistas en Melilla.

EFE
0
27/09/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Los expertos del Ministerio de Defensa se unen a las advertencias de los servicios de Inteligencia del Estado: en España se está produciendo un proceso de "radicalización exprés" de futuros yihadistas, quienes, en cuestión de semanas y a través de internet y redes sociales, se convierten en potenciales terroristas dispuestos a atentar en territorio nacional o desplazarse a Siria o Irak para integrarse en el Estado Islámico.

El aviso figura en un informe, fechado esta misma semana, del Instituto Español de Estudios Estratégico (IEEE), la escuela de analistas de Defensa. El estudio, denominado 'El auge del yihadismo en occidente, un producto de la modernidad', pone el acento en que las nuevas técnicas del Daesh para captar adeptos de manera rápida también están funcionando en España.

El estudio considera especialmente preocupante las revelaciones que llevó emparejada la operación del pasado 8 de abril cuando los Mossos d'Esquadra detuvieron en diferentes puntos de Cataluña a once activistas relacionados en con el Daesh. "Cinco de ellos eran españoles conversos, sin antecedentes árabes o musulmanes de ningún tipo".

Aunque los analistas de Defensa apuntan a que la célula básicamente se "dedicaba a la captación de combatientes para el grupo y a la radicalización de jóvenes mediante charlas", también había planeado "una inminente actuación terrorista, consistente en secuestrar y decapitar a un individuo al azar, vistiendo a la víctima de naranja, con el objetivo de difundir su ejecución en la red". Una operación -avisa el IEEE- de extrema gravedad, ideada por unos neófitos y de clara inspiración venida de internet. "Se trataba de imitar un procedimiento que ya nos es tristemente conocido, pues el grupo terrorista se ha encargado de que todos en occidente hayamos visto, al menos, una decena de estas situaciones", apunta el informe.

Los expertos del Ministerio de Defensa tienen claro que también en España ha cuajado la doble técnica del Estado Islámico para reclutar acólitos de esta "yihad 2.0", una mezcla de una realidad "utópica" de la vida en el 'Califato' de Abu Bakr al-Baghdadi y otra de "violencia atroz" que transmiten sus canales de comunicación que replican los medios de occidente.

Entre 18 y 35 "La mayoría de los reclutados son jóvenes, de entre 18 y 35 años, aunque no hay un perfil social concreto. A veces son de familia musulmana pero otras no, a veces son de ciudades o de zonas rurales, de entornos desfavorecidos o de clase media, hombres jóvenes, pero también mujeres y familias enteras", señala el instituto de análisis.

Preocupante para Defensa es que entre todos los yihadistas de "radicalización exprés" que ya se encuentran en el Estado Islámico destaque como "figura paradigmática" un siniestro personaje con lazos con España, el terrorista Mohamed Hamduch, 'Kokito de Castillejos'. "Se ha convertido en símbolo y prueba fehaciente de la radicalización y su peligro"", apunta sin ambages el documento del IEEE.

"Regentaba un pequeño comercio en un zoco, y ejercía algunas veces de mecánico en Castillejos, ciudad marroquí vecina de Ceuta, pasando allí una vida anodina, anónima y sin expectativas de ningún tipo. Tras la llamada del radicalismo pasó de ser un perfecto don nadie a un héroe del yihadismo, que lucha por los valores del islam y se permite amenazar directamente a países enteros", recuerda Defensa, que insiste en que 'Kokito', en apenas unos meses, pasó de ser poco más que un paria a uno de iconos del Estado Islámico por su brutalidad, que se afana en mostrar en las redes sociales posando con las cabezas cortadas de sus víctimas.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual