Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
caso nueva rumasa

​El juez embarga la herencia de Ruiz-Mateos a seis de sus hijos imputados

  • Explica que los acusados no han pagado la fianza de 30 millones de euros y pueden estar disfrutando bienes

José María Ruiz-Mateos.

​Muere a los 84 años el empreario José María Ruiz-Mateos

El empresario fallecido José María Ruiz-Mateos.

DN. ARCHIVO
0
Actualizada 22/09/2015 a las 12:22
  • europa press. madrid
El juez de la Audiencia Nacional José De la Mata ha acordado el embargo de los bienes y derechos económicos que puedan corresponder de la herencia del empresario José María Ruiz-Mateos a los seis hijos que están imputados en la causa en la que se investiga el presunto fraude en la emisión de pagarés por parte de Nueva Rumasa.

El magistrado, que ha tenido conocimiento de la existencia de un testamento cerrado del empresario jerezano, decreta el embargo de los bienes que pudieran corresponder a Zoilo, Pablo, Álvaro, Francisco Javier, José María y Alfonso Ruiz-Mateos Rivero, quienes se encuentran imputados por delitos de estafa agravada, insolvencia punible, administración desleal y contra el mercado y los consumidores.

En un auto, conocido este martes, De la Mata ha requerido al notario Carlos Pérez que comunique al juzgado la fecha y hora en la que se procederá a la lectura del testamento de Ruiz-Mateos, fallecido el pasado 7 de septiembre a los 84 años de edad, y entregue una copia a la secretaria judicial "tan pronto como se haya abierto y protocolarizado".

Una vez obtenida dicha copia, el juez y secretaria judicial procederán a una lectura reservada, dejando constancia en los autos únicamente de los bienes que constituyen el caudal hereditario y "excluyendo aquellas disposiciones contenidas en el testamento que no guarden relación con los hechos investigados".

4.110 INVERSORES PERJUDICADOS

El magistrado, que ha adoptado esta medida cautelar a instancias de la Fiscalía, pretende proteger los derechos de los perjudicados en esta investigación, que son los 4.110 inversores que pudieron aportar cerca de 337 millones de euros, de los cuales faltan por reintegrar 289 millones incluyendo el pago de intereses.

De la Mata explica además que los seis hijos de Ruiz Mateos imputados no han depositado la fianza de 30 millones que se les fijó hace cuatro años y cree que hay "indicios suficientes de que existen bienes inmuebles que figuran formalmente a nombre de sociedades vinculadas al denominado " 'Grupo Nueva Rumasa' que "están siendo disfrutados por los querellados, como un mecanismo para ocultar la verdadera o real titularidad y así prevenir la efectividad de medidas cautelares como la que aquí se acuerda".

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 investiga el entramado empresarial del Grupo Nueva Rumasa, integrado por sociedades españolas y extranjeras que se han financiado con recursos administrados en una caja única común.

Según el auto, una parte importante de esos recursos procedían de fondos que fueron captados del público desde 2009 hasta 2011 y garantizados mediante la entrega de letras de cambio y pagarés emitidos por trece sociedades vinculadas a Nueva Rumasa que se encontraban en situación de insolvencia y que "alimentaban un fraudulento mecanismo piramidal aflorado tras producirse el colapso económico del grupo empresarial".

Por todo ello, De la Mata califica de "idónea, necesaria y proporcional" la medida de proceder al embargo de los bienes de seis hijos del fundador de Nueva Rumasa para conocer el rastro y destino de los fondos captados por los inversores perjudicados.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual