Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
asociación 'No más novatadas'

​Víctimas de novatadas denuncian que "son peor que el acoso"

  • Lamentan que estas prácticas son consideradas como "algo normal" pero señalan que "no son un juego"

0
Actualizada 19/09/2015 a las 12:19
  • europa press. madrid
Víctimas de novatadas que realizan los veteranos en colegios mayores, residencias y universidades al comienzo del curso académico han denunciado que estas prácticas son consideradas como "algo normal" pero que "no son un juego, son peores que el acoso y nadie querría volver a vivirlo".

María (nombre ficticio) es una de las jóvenes que sufrió las novatadas y el acoso de los veteranos desde el primer momento que llegó a Madrid a estudiar la carrera y a lo largo de los dos meses que permaneció en su colegio mayor. "Nada más llegar me obligaron a ir a un botellón, me hicieron beber muchísimo y pasé varias horas inconsciente en mi habitación, y desde entonces dije que no iba a volver a hacer ninguna novatada, por mínima que fuera, y en ese momento empezaron las humillaciones", ha relatado en declaraciones a Europa Press.

"Pasé los meses de septiembre y octubre medio a escondidas en el colegio para que no me vieran, no nos dejaban dormir porque aporreaban la puerta por las noches y no bajaba a comer ni a cenar para que no me obligaran a hacer nada --ha recordado, en declaraciones a Europa Press--. Andaba huyendo y vivía con miedo".

"ES ACOSO, NO ES UN JUEGO, NADIE QUERRÍA VOLVER A VIVIRLO"

María, a diferencia de muchos otros jóvenes con temor a las represalias, tuvo el valor de contárselo a sus padres así como de denunciarlo ante la directora de su colegio mayor, de quien no recibió ningún tipo de apoyo o ayuda. "La directora no hizo nada, solamente me dijo que era algo normal, que ya quedaba menos para que se acabaran --ha lamentado--. Mucha gente cree que son juegos de iniciación, que es la mejor etapa, pero esto es acoso, es peor que el acoso, es estar subordinado a un veterano y nadie querría volver a vivirlo, nadie quiere que le humillen".

El problema de las novatadas también ha llegado, en forma de petición, a Change.org mediante la denuncia de Manuel, un joven que se encuentra en pleno proceso judicial, tras denunciar a un grupo de veteranos de su colegio mayor que le propiciaron golpes en la cara llegando a fracturarle la mandíbula. "Me pegaron tanto que no me di cuenta ni de quien me pegó --ha relatado--. El director estaba presente en el momento en el que me pegaron y no hizo nada".

Con su petición, que está cerca de alcanzar las 50.000 firmas necesarias, quiere "proteger a las víctimas de novatadas y conseguir una figura real externa al colegio mayor de apoyo a los alumnos, que los directores sean competentes y, sobre todo, que la palabra del novato sea más valorada".

'NOVATOS', UNA HISTORIA REAL QUE LLEGARÁ AL CINE EN NOVIEMBRE

Hace algunos años, el guionista y director de cine Pablo Aragüés también fue víctima de novatadas. Su historia la cuenta ahora en la película 'Novatos' --que se estrenará en noviembre-- donde denuncia "el infierno" por el que le obligaron a pasar durante dos largos meses en un colegio mayor de Madrid.

"Cuando me pasó era la primera vez que me iba a vivir fuera de casa, a Madrid, y como cualquier chaval con 18 años que se va fuera de su ciudad y sobre todo a Madrid, va con la ilusión de ir a una ciudad grande y a conocer a gente nueva y otro ambiente pero de repente te encuentras con el mundo de las novatadas de lleno --ha recordado--. Piensas que son bromas o una tontería pero desde luego no imaginaba que fuera a sufrir una humillación sistemática".

"NOS METIERON EN UNA SALA Y NOS DIERON LATIGAZOS"

Aragüés ha explicado que fue un shock encontrarse con la violencia física con la que le recibieron en su primer año de universidad y no recibir ningún tipo apoyo por parte del director de su colegio mayor. "Nada mas entrar me cogieron entre siete y me metieron en una sala y nos daban latigazos con el cable de un teléfono de cabina", ha recordado.

Pero tras la violencia física, ha señalado que llegaron "días y días de amenazas y violencia psicológica. "Los días que estuve allí fueron un infierno porque tomé la decisión de no hacer nada de lo que me pedían y enseguida me gané su enemistad y empezaron a ir a por mí --ha añadido--. El tiempo que estuve en el colegio tuve que dormir con el armario detrás de la puerta de barricada porque tenían las llaves de todas las habitaciones, no tenía sentido vivir así, estar todos los días pendiente de que llegaran en algún momento, de que se pasaran toda la noche aporreando la puerta, intentado entrar, es muy duro y con el paso de los años lo recuerdas y te parece de ciencia ficción haber vivido eso, no tiene sentido".

Por todo ello, el cineasta ha asegurado que las novatadas no pueden valorarse como una tradición, "no es justificable para que sigan existiendo y no se puede girar la cabeza y hacer como si no pasara nada, porque es un reflejo de nuestra sociedad". A día de hoy, cree necesario legislar las novatadas para que sirva como "freno y principio para seguir avanzando" en su erradicación.

MODIFICAR EL CÓDIGO PENAL "ES UNA MEDIDA EXTREMA"

La presidenta de la asociación 'No más novatadas', Loreto González-Dopeso, ha destacado la necesidad de "cambiar la percepción social" de las novatadas y trabajar para que la gente se conciencie de que "no son unas bromas sin más, que no es una manera de recibir a los chicos en la universidad en el siglo XXI".

González-Dopeso ha asegurado que es "fundamental aumentar la asistencia a las víctimas e intentar cambiar toda esta estructura dañina". Asimismo, ha demandado la regulación de las novatadas como delito específico y ha solicitado "cauces de denuncia apropiados que faciliten las cosas y que se respete la confidencialidad".

La erradicación de las novatadas también ha llegado hasta el Senado, donde el senador del grupo popular, Luis Aznar, presentó el pasado año una moción en la que instaba al Gobierno a adoptar medidas contra las novatadas y que fue aprobada por la Cámara Alta, ha explicado que durante este principio de curso "se han tomado medidas, sobre todo preventivas; habrá un seguimiento mayor de denuncias y más presencia policial en los colegios mayores y universidades".

Respecto a la regulación de está práctica, considera que legislar y reformar del Código Penal "es una medida extrema y no es lo más urgente". En esta línea, ha indicado que "a día de hoy el Código Penal contiene suficientes tipos perfectamente definidos en los que podrían encajar cualquier acción delictiva, por lo que no habría que crear ningún tipo nuevo y específico", pero no descarta "estudiarlo" si durante el desarrollo de los acontecimientos fuera necesario "tomar alguna otra medida de tipo legislativo".

La Policía Nacional también trabaja en la prevención y control de las novatadas y recuerda que la "piedra angular de todo esto es denunciar". Así, la responsable de la Unidad Central de Participación Ciudadana de la Policía ha advertido que "aunque no existe el delito específico, dentro de las novatadas se dan hechos delictivos que son denunciables, como los daños psicológicos".

En cuanto a las acciones, ha reconocido que este año han empezado a tratar el problema "más firmemente" y esperan ver "buenos resultados en dos o tres años y lograr una mayor concienciación". "La policía y sus unidades tienen zonas asignadas y estamos trabajando para reforzar esas zonas en las que se producen --ha señalado--. Este año hemos detectado que se han movido a otras zonas y los colegios mayores van a redactarnos un informe con los datos que tienen con horarios y zonas para montar dispositivos específicos".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual