Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Artur Mas pide un voto de "combate" contra el Estado

  • ​Juntos por el Sí se lanza a la conquista del voto indeciso del área metropolitana de Barcelona para buscar la mayoría absoluta

El presidente de la Generalitat y candidato de Junts pel Sí, Artur Mas.

Artur Mas pide un voto de "combate" contra el Estado

El presidente de la Generalitat y candidato de Junts pel Sí, Artur Mas.

EFE
1
20/09/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. BARCELONA
El día después de que la gran banca española advirtiera a los catalanes sobre las graves consecuencias económicas que puede ocasionar la independencia, Artur Mas llamó hoy a la ciudadanía a que no haga caso de las amenazas y haga oídos sordos de la campaña del miedo que a su juicio llega desde Madrid. "El 27-S, pido una actitud de combate, de revuelta, de autoafirmación y de libertad de país", afirmó en Hospitalet de Llobregat.

A una semana de las elecciones, Mas elevó el tono, acusó al Estado de poner "todos sus tribunales" y "todas las fuerzas de intimidación" para intentar silenciar el voto de los catalanes y apeló al voto útil, con el argumento de que Cataluña tiene una "oportunidad de oro" y no volverá a tener otra igual. "Todo el voto que no vaya a Juntos por el Sí no será voto de cambio real. Si nos quedamos como estamos, iremos para atrás como un cangrejo", afirmó.

La lista de Juntos por el Sí celebró su mitin central de campaña en el corazón del área metropolitana de Barcelona, donde hizo una exhibición de fuerza y donde Mas apeló a los indecisos, los votantes a los que les pueden entrar dudas por las posiciones contrarias contra el proceso expresadas esta semana por el sector financiero y también por los líderes internacionales. A todos los que dudan, ya sea entre Juntos por el Sí y Unió o Cataluña Sí que es Puede o la CUP, Mas les pidió que no teman y les trasladó que todas las voces críticas contra el proceso son amenazas y campaña del miedo. "Tranquilos", dijo. "No se marchará nigún banco, porque somos el 20% del mercado español", afirmó.

El presidente de la Generalitat, en el discurso más encendido de la campaña, decidió arriesgar aun a riesgo de movilizar a los no soberanistas. La candidatura independentista exhibió un cierto triunfalismo e hizo continuas apelaciones a la fe de victoria justo el día en que se conocía una encuesta periodistica que otorgaba 66-67 diputados a Juntos por el Sí (la mayoría absoluta está en 68), un resultado que abriría la fase final del proceso y que obligaría a Mas a aprobar una declaración de independencia, con el objetivo de que el Gobierno central que surja de las elecciones generales se avenga a negociar un referéndum a la escocesa. "Lo que impresionará a la UE es una victoria redonda de Juntos por el Sí", señaló. Frente a las amenazas, dijo Mas, hay que creer en la esperanza. "Que nuestras decisiones respondan a vuestras esperanzas y no a vuestros miedos", parafraseó Mas a Nelson Mandela. En la campaña del miedo que a su juicio se ha instalado en la carrera hacia el 27-S, el presidente de la Generalitat vaticinó más amenazas en la semana que queda. "Vendrán cosas, se inventarán alguna cosa", dijo ante unas 9.000 personas (según los organizadores), el acto más multitudinario de la historia del recinto de La Farga de Hospitalet, según destacó Mas.

APOYO METROPOLITANO

CiU acostumbraba a celebrar sus mítines centrales en Barcelona. Pero en esta ocasión, Juntos por el Sí lo hizo en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), la segunda ciudad de Cataluña en población, donde escenificó la importancia que concede el independentismo al área metropolitana. Los estrategas de Juntos por el Sí creen que la diferencia entre un buen resultado y la mayoría absoluta, la que casi le dan las encuestas -sin necesidad de depender de la CUP, que le complicaría la investidura de Mas- pende de 150.000 votos, que tienen localizados en la Cataluña castellanohablante.

Una zona que el independentismo ha cuidado con esmero durante la campaña, después de recibir un serio aviso en las municipales del mes de mayo pasado. No solo porque CiU perdiera la alcaldía de Barcelona, sino porque convergentes y ERC se quedaron en una situación casi residual en algunas de las grandes poblaciones del llamado cinturón rojo. Por ejemplo, en Santa Coloma de Gramanet, ni ERC ni CDC obtuvieron representación; en Cornellà, únicamente pescó Esquerra (dos concejales sobre un total de 25); y en Hospitalet, declarada epicentro de la campaña, los soberanistas solo tienen tres regidores (de 27).

Históricamente, el área metropolitana ha sido coto cerrado del PSC. Los socialistas se llevaban casi uno de cada dos votos en la zona donde vive la mitad de la población de Cataluña. Pero la crisis económica lo cambió todo y el feudo socialista pasó a ser un granero muy repartido. En 1999, la mitad del voto era socialista, en 2012, solo el 21%. La tarta del cinturón rojo se ha abierto y la pelea en esta zona está siendo más reñida que nunca.

El independentismo entiende que si no tiene presencia en este área, el proceso no saldrá adelante. Por eso ha acometido cambios de calado en su discurso.Por ejemplo,la inclusión en la lista del presidente de Súmate, Eduardo Reyes, castellanohablante y alejado del nacionalismo clásico. Sus discursos son un ejemplo de que a un votante de origen extremeño o andaluz no se le puede seducir con que Cataluña tiene mil años de historia, ni con relatos épicos de 1714. "Esto no va de banderas ni identidades", repite hasta la saciedad el número uno de la lista Raül Romeva. En el área metropolitana, el independentismo trata de presentarse como una opción inclusiva, insiste en que no va contra España y que respetará el origen de cada uno. Ya no es una ideología que apela a unos anhelos nacionalistas, con ensoñaciones románticas, sino que se vende como una mera herramienta para que los catalanes puedan vivir mejor. Un independentismo instrumental, que no quiere romper nada, según ha apuntado Romeva estos días. Durante la campaña, desde Juntos por el Sí se han esforzado en transmitir el mensaje de que en caso de independencia, nadie perderá su nacionalidad española (si así lo quiere) y el castellano mantendrá su estatus lingüístico.


  • David (el de siempre)
    (20/09/15 10:05)
    #1

    Dentro de una semana, Mas y el secesionismo catalán quedarán fuera de "combate".

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual