Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SUCESOS | LEÓN

“What an amazing way to start my camino”

  • La periodista pamplonesa Ana López relata su encuentro con Denise Thiem, peregrina asesinada en el Camino de Santiago

0
Actualizada 18/09/2015 a las 11:07
  • ANA LÓPEZ
El 5 de marzo pasado fui a recoger a mi hermana al Aeropuerto de Noáin. Volvía de un viaje trasatlántico con escala en Madrid. Mientras esperaba a que su mochila saliera por la cinta me preguntó si podríamos acercar a una chica estadounidense, con la que había cruzado una breve conversación en Barajas antes de embarcar, a su hotel.

Así es como conocí a Denise Thiem. Una chica sonriente de rasgos asiáticos que mediría alrededor del metro sesenta. Tenía el pelo largo y oscuro y llevaba una grandes gafas de sol. Portaba una mochila de un tamaño no muy grande con partes de color turquesa. Vestía ropa y botas de trekking y en un pequeño papel llevaba apuntado el nombre del hotel: AC Ciudad de Pamplona.

No compartimos mucho más tiempo. Unos minutos en el aeropuerto a la espera de que saliera el equipaje de mi hermana, porque ella no había facturado, llevaba viajando varios meses con una pequeña mochila; y lo que duró el trayecto hasta el hotel. Pero en ese tiempo hablamos bastante. Me pareció una chica habladora y simpática. Nos contó que había dejado su trabajo en una empresa de Arizona y que llevaba varios meses viajando por el Sudeste Asiático y que los últimos días los había pasado en París. Quería hacer el Camino de Santiago antes de volver a Estados Unidos y empezar una nueva vida llena de proyectos.

Le habían hablado bien de Pamplona, conocía algo acerca de la Universidad de Navarra y de su campus. Le gustó lo que vio desde la ventanilla del avión mientras sobrevolaron la ciudad, el verde, los espacios abiertos… Había elegido Pamplona como inicio porque días antes había leído en la prensa que la nieve caída en los Pirineos en esas fechas había dificultado el trayecto de algunos peregrinos, y que alguno incluso se había llegado a perder. Ella quería hacerlo tranquilamente y sin correr riesgos.

Recuerdo que le comentamos que quizás le resultara difícil encontrar a gente con la que hablar en inglés en muchos de los lugares por los que transitaba el Camino, aunque le tranquilizamos diciéndole que con el lenguaje universal de los gestos se harían entender. Y es que en ningún momento nos preguntó si hablábamos inglés. Simplemente inició la conversación en esa lengua y seguimos así.

Denise tenía planes de futuro. No los tenía definidos del todo, pero quería dar un giro a su carrera profesional. Nos comentó que barajaba la posibilidad de viajar a Lisboa e instalarse allí como profesora de inglés técnico, o como asistente en temas de exportación para empresas, en las que el papeleo suele ser en un inglés técnico.

Nos preguntó si Pamplona era una ciudad en la que era fácil llegar caminando a los sitios, “walkable” dijo, quería explorar un poco la ciudad antes de iniciar la ruta. Tenía ganas, se la veía contenta, feliz.

Al despedirnos le di mi número de teléfono y mi correo electrónico, por si necesitaba cualquier cosa durante su viaje por España. Nos dio las gracias por acercarla al hotel, nos despedimos y nos dijo que era una magnífica forma de empezar el camino. Cuando llegó al hotel me envió un mail de agradecimiento y volvió a escribir esa frase que sigue sonando en mi cabeza desde que supe de su desaparición: “What an amazing way to start my camino” (qué manera tan increíble de empezar mi camino).



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual