Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

La banca amenaza con irse de Cataluña si declara la independencia

  • La Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) justificaron esa drástica medida por los «graves problemas de inseguridad jurídica»

14
19/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA
Hasta ahora la banca, como institución, no había hablado de las consecuencias que tendría la independencia de Cataluña, pero este viernes lo hizo con claridad meridiana. Las dos mayores asociaciones financieras amenazaron con revisar la presencia de los bancos en Cataluña si se materializa la separación de España.

La Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) justificaron esa drástica medida por los «graves problemas de inseguridad jurídica» que surgiría en una Cataluña independiente excluida de la Unión Europea y fuera del euro.

Es la amenaza más temida el presidente de la Generalitat, que los bancos con sede en Cataluña, CaixaBank y Sabadell, los blasones financieros de la catalanidad, se fueran con su razón social a otra parte y arrastraran al Santander, BBVA, Popular y Bankia, entre otros, a cambiar de modelo de negocio. Una salida que convertiría a Cataluña en un paria en el mundo financiero. Hasta ahora, Artur Mas había conseguido aplazar un pronunciamiento claro y rotundo de la banca. A lo sumo, los presidentes de CaixaBank y del Sabadell habían hecho conciliadores llamamientos al diálogo.

Una tibieza que irritaba en la Moncloa, donde los grandes banqueros mostraban en conversaciones privadas con Mariano Rajoy y los ministros económicos su inquietud cuando no su temor por la espiral soberanista. «Que lo digan en público alto y claro, pero no se atreven», se quejaban en los aledaños de Rajoy.

Hasta este viernes. La AEB y la CECA suscribieron una declaración institucional en la que alertaron de que «la exclusión de Cataluña de la zona euro como consecuencia de la ruptura unilateral del marco constitucional», es decir la secesión, acarrearía «graves problemas de inseguridad jurídica». Este panorama «obligaría» a las entidades financieras a «reconsiderar su estrategia de implantación» en Cataluña. Las consecuencias de esta situación serían «la reducción de la oferta bancaria», además de la «exclusión financiera y encarecimiento y escasez del crédito». Un panorama que conduciría a la asfixia financiera del aparato productivo catalán.

Un aviso que con tener un impacto emocional para Mas y los independentistas al privarles de sus señas de identidad financieras también tendría su repercusión fiscal y económica. Si CaixaBank y el Sabadell, por citar a los dos más grandes, trasladan su sede social cambiarían también su domicilio fiscal y pagarían los impuestos lejos de Barcelona. Al quedar Cataluña fuera del euro, según predicen todos los organismos internacionales y la propia banca española, la política crediticia con unos clientes fuera de la moneda común debería ser más restrictiva.

El Gobierno de Mariano Rajoy, además, ha facilitado la migración de sedes con un movimiento que pasó bastante inadvertido el pasado 26 de mayo. Ese día el BOE publicó una reforma de la ley de sociedades anónimas que permitía a una empresa trasladar su sede social de un territorio a otro dentro de España sin necesidad de que este movimiento fuera autorizado por la junta de accionistas. Bastaba con la aprobación del más reducido consejo de administración.

ORDEN CONSTITUCIONAL

La AEB y la CECA señalaron en su declaración que lo mejor es dejar las cosas como están; o lo que es lo mismo, «preservar el orden constitucional» dibujado en el modelo de estado de las autonomías y que «el conjunto de España» siga en la zona euro. Pero de alguna manera admiten que todo no puede seguir sin cambios y hacen «un llamamiento a los líderes políticos para que, por medio del diálogo, impulsen las reformas» que permitan mantener la convivencia y la «cohesión social para todos». La banca no dice cuáles deberían ser esas reformas, pero se puede colegir que los cambios en la Constitución serían parte de ellas.

El Círculo de Empresarios, el más conservador de la patronal, suscribió la segunda declaración institucional del día y fue un poco más explícito. Su presidente, Javier Vega de Seoane, consideró que «si todo cambia» también sería «bueno» hacer una revisión del texto constitucional. El dirigente apuntó que los empresarios catalanes están «horrorizados» ante el impacto que tendría en sus negocios una separación de España. Pero Vega de Seoane cree que en parte es culpa de ellos porque han reaccionado «un poquito tarde» ya que los planes de Artur Mas son conocidos desde hace muchos meses.

Antes de que el presidente del Círculo hiciera esos comentarios, la organización presentó su declaración institucional también con tenebrosas pinceladas. La entidad empresarial apeló «al buen sentido de la ciudadanía» catalana para que «evite con su voto» la ruptura con España porque de materializarse «se produciría una deslocalización de empresas, una caída de las inversiones, del PIB, de la renta per cápita, del nivel de empleo y, en definitiva, del bienestar social».

Con esta dos declaraciones, sobre todo con la de la banca, culmina una semana muy satisfactoria para el Gobierno de Mariano Rajoy en su tensa confrontación con Artur Mas. Tras las declaraciones de Barack Obama y de la Unión Europea, la Moncloa necesitaba un aldabonazo doméstico que complementase la ofensiva diplomática internacional. Y la voz que se hizo oír fue la de la banca, en especial la banca catalana, con un mensaje claro, sin margen para las interpretaciones: la independencia será un mal negocio para Cataluña.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual