Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES CATALANAS

Roca abandona a Mas y Convergència y da su apoyo a Unió

  • El histórico dirigente 'convergente' ha esperado que Duran Lleida pasara a un segundo plano para mostrar en público su respaldo

0
16/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA
Había 'run run', pero el respaldo público de Miquel Roca, un histórico de Convergència, a Unió Democrática supuso una sorpresa, una de las pocas en la bronca pero anodina campaña para las elecciones catalanas del 27 de septiembre. El también padre de la Constitución se deshizo en elogios a la formación democristiana por su capacidad de "pacto y acuerdo", sin los que "no hay futuro" en Cataluña. Ni una palabra para los suyos ni para Artur Mas.

El paso dado por Roca, un exponente del sector moderado y de orden de Convergència aunque ya no tenía cargos ni responsabilidades en el partido, puede tener un efecto llamada para ese votante nacionalista poco amigo de las aventuras que asiste desconcertado a la deriva de Mas y su círculo de confianza. Ese es el cálculo que hacen en Unió Democrática, que aspira a recoger a los simpatizantes de Convergència en desacuerdo con el proyecto soberanista. La operación Roca pretende que visualice y acelere ese trasvase.

Un respaldo, por lo demás, necesario ya que los sondeos apuntan a un muy mal resultado de Unió el 27-S. El mejor señala que podría obtener hasta tres escaños, pero la mayoría de las encuestas predice que se quedará fuera del Parlamento de Cataluña por primera vez en sus 84 años de historia. Para que el histórico dirigente de Convergència se animara a hacer público su apoyo al candidato Ramón Espadaler ha hecho falta que el auténtico líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, haya dejado de ser el foco de atención.

No se llevan bien y la enemistad entre ambos viene de muy atrás, de 1992. Por aquel año, Roca osó presentar su candidatura a relevar a Jordi Pujol al frente de Convergència y, por ende, de CiU. Duran tomó partido por el entonces presidente de la Generalitat porque, entre otras razones, él mismo quería ser el sucesor, pero no en aquel momento, con Pujol en la cresta de la ola de su poderío político. Creyó llegada su hora en 2000 y lo intentó. El rival era Artur Mas, y el veterano líder de CiU se inclinó por el hoy presidente de la Generalitat.

Roca tampoco ha tenido sintonía con Mas, y desde su retirada del primer plano de la política en 1996 se ha dedicado con éxito profesional y económico a su despacho de abogados, ahora lleva entre otros asuntos la defensa de la infanta Cristina en el 'caso Nóos', y a la asesoría de empresas de todo pelaje. La empatía con el presidente catalán cayó a bajo cero a raíz de la conversión al independentismo de Mas. Roca siempre ha dicho que es un proyecto inviable, un viaje a ninguna parte. Pero pese a ello se había mantenido disciplinado y poco hablador en Convergència.

Plataforma Hasta que en los últimos meses empezó a no esconder su desacuerdo con la línea soberanista y a mostrar sus coincidencias con Unió. A lo que contribuyó no poco que Duran Lleida se quedara en el vestuario y que Espadaler fuera el candidato para el 27-S. Su primer paso de aproximación fue figurar el miércoles pasado como uno de los firmante de la plataforma Catalans pel Seny para apoyar las "propuestas de diálogo de Unió" y la candidatura de Espadaler. Hoy exteriorizó el respaldo público en una conferencia en el foro Barcelona Tribuna.

Roca comparte con Duran, con Unió y también con el PSC la conveniencia de explorar una tercera vía para desatascar la situación política de Cataluña y superar la polarización. La cerrazón de Mas y de Mariano Rajoy, ha dicho, solo puede llevar a un choque malo para España y para Cataluña, y aboga por una reforma constitucional que establezca que Cataluña es una nación dentro de una España plurinacional. La modificación de la Carta Magna, según la tesis de la tercera vía, debería incorporar una disposición adicional con el reconocimiento de las singularidades catalanas.

El exdirigente, además de dar su apoyo, desgranó hoy todas las loas a Unió que se ahorró en los años que fue secretario general de Convergència y portavoz de CiU en el Congreso. "Hago un canto y un elogio -dijo- a la capacidad de entendimiento, pacto y acuerdo porque sin eso no hay futuro ni en Cataluña ni en ningún sitio".

Roca recordó que Unió es "el partido que fundó mi padre con otra gente en 1931, un partido que ahora tiene una misión "necesaria e imprescindible" para fomentar el diálogo y el acercamiento de posturas, un papel que debe ser "respetado y valorado". A su lado, Espadaler agradeció el apoyo "personal" de una de las grandes figuras políticas de Cataluña.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual