Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Casa Real

Obama proclama ante Felipe VI su deseo de "una España fuerte y unida"

  • Ambos dirigentes destacaron que es necesario un trabajo conjunto frente a los problemas provocados por la violencia y la pobreza

11
Actualizada 16/09/2015 a las 07:11
  • EFE. Washington
El presidente de EEUU, Barack Obama, expresó este martes a Felipe VI su deseo de visitar España antes de concluir su mandato, elogió cómo ha superado la recesión, aunque cree que falta trabajo por hacer, y se mostró "profundamente comprometido" a mantener la relación "con una España fuerte y unida".

Tras más de tres cuartos de hora de reunión en el despacho oval de la Casa Blanca, Obama compareció durante unos veinte minutos ante los medios informativos junto al Rey, quien agradeció a Obama su cercanía, manifestó su admiración por el éxito y el papel internacional de EEUU y reafirmó que ambos países comparten valores como la libertad, la unidad, la democracia y los derechos humanos.

La jornada inaugural de una visita oficial de cuatro días de los Reyes a EEUU acogió la primera reunión de Felipe VI con el presidente de EEUU en la Casa Blanca, mientras la primera dama, Michelle Obama, ofrecía un té a la Reina Letizia -que celebra este lunes su 43 cumpleaños- y visitaba con ella el huerto ecológico que creó en coherencia con su defensa de la alimentación saludable.

En la larga declaración sin preguntas con que inició su comparecencia ante la prensa junto al Monarca español en el despacho oval, el presidente estadounidense felicitó a doña Letizia por su cumpleaños y elogió su papel como embajadora especial de la FAO para la Nutrición, tras destacar el "espectacular liderazgo" de Felipe VI durante su primer año de reinado.

Obama, que "espera" poder viajar a España antes de poner fin a su mandato, en enero de 2017, valoró la "gran amistad" estadounidense con este país, así como el modo en que se ha recuperado de la "brutal recesión" sufrida, si bien precisó que todavía queda trabajo por hacer.

Entre otros asuntos, el presidente y el Rey dialogaron sobre la cooperación en materia antiterrorista y de defensa y abordaron la crisis migratoria por la llegada de cientos de miles de refugiados a Europa, punto en el que Obama animó a asumir la cuota correspondiente en la integración de refugiados sirios como parte de un esfuerzo humanitario.

En ese mismo contexto, recordó que "España ha trabajado duro para lidiar con este asunto en el pasado, con inmigrantes del norte de África que muchas veces se embarcan en un viaje peligroso" y reiteró que esa crisis va a requerir de la cooperación entre Europa, Estados Unidos y toda la comunidad internacional.

Además, Obama trasladó al Rey su "gran agradecimiento" por la cooperación bilateral en defensa y mencionó la labor conjunta en Afganistán en el marco de la OTAN, la misión de paz en el Líbano y los esfuerzos de España para "hacer retroceder" al Estado Islámico (EI) y otros grupos extremistas en Oriente Medio.

Los jefes de la diplomacia de EEUU, John Kerry, y España, José Manuel García-Margallo, asistieron a esta reunión, tras la que Felipe VI subrayó que los dos países se necesitan mutuamente para contribuir a solucionar, junto a otras naciones, problemas como los de millones de personas que ponen en riesgo su vida tanto por violencia y falta de libertad, como por escasos recursos y pobreza.

El Rey dejó claro en este sentido que España se encuentra muy comprometida con su entorno mediterráneo, tanto por proximidad y afinidad cultural como por "preocupación ante los riesgos a la seguridad y la estabilidad" y por "los problemas humanitarios tan graves que están ocurriendo".

"Siempre debemos mantener bien alto el objetivo máximo de lograr la convivencia en paz", recalcó el Monarca, tras presentar a España como un país que ha vivido tiempos difíciles y busca su renovación en un esfuerzo continuo de modernización y como "una sociedad llena de talento y creatividad, dispuesta a sacrificarse con espíritu de superación".

Ni el Rey ni Obama aludieron en ningún momento al proceso soberanista que promueve la independencia de Cataluña, si bien el presidente de EEUU quiso dejar claro ante la prensa que en su país están "profundamente comprometidos a mantener la relación con una España fuerte y unida".

Obama compartió un almuerzo con el vicepresidente Joe Biden antes de recibir a los Reyes en la Casa Blanca, desde donde García Margallo se trasladó al Departamento de Estado para entrevistarse con su homólogo estadounidense, John Kerry, a tiempo de acompañar después a don Felipe y doña Letizia al Capitolio para una reunión con la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado.

El ahora secretario de Estado John Kerry presidió hasta 2013 esta Comisión, actualmente presidida por el republicano Bob Corker, quien encabezó esta tarde la delegación que dio la bienvenida a los Reyes en la sala 216 del Senado, de la que formaba parte el portavoz del Partido Demócrata, Ben Cardin.

Una recepción en la residencia del embajador de España a cerca de 200 representantes de la colonia española completa la agenda del esta primera jornada de la visita, que se reanudará este miércoles en el mismo lugar con un desayuno empresarial organizado por el ICEX español y la Cámara de Comercio de EEUU.

A este encuentro asistirán presidentes y consejeros delegados de una docena de multinacionales estadounidenses con importantes intereses en sectores del mercado español como el farmacéutico, el de la gran distribución, la hostelería, la industria y las tecnologías de la información.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual