Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ELECCIONES 27-S EN CATALUÑA

Artur Mas llama a la participación masiva del soberanismo en la Diada

  • Unas 485.000 personas se han inscrito para la manifestación del 11-S, 65.000 menos que el año pasado

Mas aviva el ánimo independentista.

Mas aprovecha su discurso con motivo de la Diada 2015 para pedir a los catalanes que vayan a votar

ATLAS
Artur Mas en la entrega de las medallas de oro de la cámara catalana.

Artur Mas llama a la participación masiva del soberanismo en la Diada

Artur Mas en la entrega de las medallas de oro de la cámara catalana.

EFE
0
11/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. BARCELONA
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, volvió a reivindicar el derecho a decidir y el reconocimiento de Cataluña como una "nación" y llamó a la ciudadanía a participar mañana de manera "multitudinaria" en la manifestación de la Diada a favor de la independencia que coincide este año con el inicio de la campaña para las elecciones autonómicas. El arranque propiamente dicho tendrá lugar a medianoche, con los primeros mítines y la pegada de carteles, pero la concentración de Barcelona es el primer gran acto de la carrera hacia el 27-S, Así lo quiso Mas fijando las elecciones a finales de septiembre, con la esperanza de que el soberanismo se mantenga muy movilizado durante las dos próximas semanas, desde la Diada hasta los comicios.

Por ello, con más énfasis que nunca, la manifestación de la ‘Vía Libre’ de la avenida Meridiana de Barcelona servirá este viernes de termómetro para tomar la temperatura de cómo está el independentismo, después de tres años en los que ha respondido masivamente en la calle y que ahora se juega en las urnas si continúa o no adelante el proceso hacia un Estado propio. Mucho ha llovido desde la primera gran Diada de 2012, cuando el independentismo estaba en su cenit y contaba con un respaldo en las encuestas del 57% a favor de la separación de España. Ahora, esos porcentajes rondan el 42%, aunque en 2005 no llegaba al 15%, y está por ver si continúa el leve declive o se reactiva a partir de la manifestación del mañana hasta el 27-S. De momento, la ANC y Ómnium Cultural confirmaron este jueves que ya hay 485.000 personas apuntadas para la protesta, lo que a su juicio garantiza que la manifestación será un "éxito" de participación. Lo que no está asegurado es que sea la marcha más multitudinaria de cuantas ha celebrado el independentismo, que es el objetivo de los organizadores, porque de entrada hay 65.000 inscritos menos que el año pasado. En 2014, se inscribieron unas 550.000 personas y se manifestaron entre 1,8 millones, según la Guardia Urbana, y 520.000, según la Delegación del Gobierno. Que la policía municipal no dependa ahora jerárquicamente de un mando político soberanista (el año pasado gobernaba CiU y ahora Barcelona en Comú) puede influir también en las cifras finales.

Consciente de la importancia y del impulso que le puede dar a su candidatura una Diada de cientos de miles de personas, en el discurso institucional que pronunció con motivo de la fiesta nacional de Cataluña, el presidente de la Generalitat apeló a la movilización, destacando la importancia que han tenido las grandes protestas de la Diada, que, a su juicio, han "marcado el futuro de la nación catalana". "Ningún demócrata puede obviar este clamor pacífico y hay que encontrar la forma para que la ciudadanía pueda expresarse democráticamente", dijo.

USO PARTIDISTA

Esa fórmula, según Mas, se llama elecciones autonómicas en clave de plebiscito sobre la secesión, extremo que solo aceptan Junts pel Sí y la CUP, pero que en la práctica se asume más o menos por la mayoría de las fuerzas en liza. El presidente catalán, que ha sido fuertemente criticado por las fuerzas no secesionistas por hacer coincidir la Diada con el inicio de la campaña y por el uso partidista que el soberanismo puede hacer de la celebración festiva, cargó en su discurso retransmitido por la televisión pública contra las instituciones del Estado, y especialmente contra el Gobierno central, por "despreciar", "tergiversar" y "ofender" la voluntad de muchos catalanes por no permitir una consulta pactada y negar, de manera "interesada y burda", la condición de Cataluña como "nación".

Un concepto, que marcó la larga negociación de la reforma del Estatuto y que solo aparece en el preámbulo del texto estatutario y que, según Mas, aceptó la Cámara catalana por unanimidad hace 35 años, aun con el "recuerdo vivo de la oscuridad de muchos años de dictadura y opresión". El líder de Convergència justificó una vez más la convocatoria electoral como el "único instrumento" que le queda y que no le pueden "prohibir" para saber la opinión de los catalanes sobre su futuro político. "En las manos de la gente está la fuerza y la herramienta que marcará el futuro político de esta nación, el voto".

Cinco millones y medio de catalanes serán llamados a votar el próximo 27-S para decidir entre otras cosas si quieren que el proyecto soberanista de Mas quede aparcado en un cajón en el despacho presidencial del Palau de la Generalitat, o si sigue monopolizando la agenda política de Cataluña como en los últimos tres años. Gane quien gane, Mas emplazó al resto de fuerzas a aceptar la "decisión de la mayoría".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual