Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Rajoy apela al sentido común en vísperas de la campaña del 27-S

  • Duran acusa a su exsocio Artur Mas de llevar a Cataluña "al borde del precipicio" con su plan independentista

El presidente del Gobierno durante la visita a la empresaSEAT en Martorell.

Rajoy apela al sentido común en vísperas de la campaña del 27-S

El presidente del Gobierno durante la visita a la empresa SEAT en Martorell.

REUTERS
0
09/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. BARCELONA
A tres días del inicio de la campaña electoral en Cataluña, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apeló este martes al sentido común de los votantes, el 'seny' de los catalanes, para que el desafío independentista no acabe perjudicando a la economía.

A medida que se acerca el 27-S, Rajoy redobla su presencia en Cataluña. Se juega el futuro del PP, en una situación muy delicada y con riesgo de perder la mitad de los escaños en el Parlamento autonómico, pero también se juega el efecto de las autonómicas en las generales. Un mal resultado del PP en las catalanas puede consolidar la tendencia negativa apuntada en las municipales y autonómicas, y anunciar el inicio del fin de los populares en la Moncloa.

Rajoy prevé echar el resto en las elecciones para el 27-S, por un interés de Estado -frenar el soberanismo- y partidario. Por ello, solo tres días después de estar en Lloret de Mar y en Badalona, donde hizo un llamamiento a agrupar en torno al PP los votos constitucionalistas, tanto del PSC como de Ciudadanos, el jefe del Ejecutivo se trasladó a la fábrica de Seat en la localidad barcelonesa de Martorell para advertir de que el mayor problema que ronda a la economía catalana y española en estos momentos no es financiero, sino político. "No veo riesgos en la economía -dijo- en todo caso las incertidumbres están en el campo de la política, que es el mayor problema".

En esta ocasión no precisó a quién se refería, a diferencia del sábado pasado, cuando cargó sin ambages contra el secesionismo, aunque en esa ocasión lo hacía como líder del partido y esta vez se trataba de una visita institucional como presidente del Gobierno. Aunque en vísperas del arranque de la campaña, su mensaje no admite interpretaciones ya que el PP lleva meses arremetiendo contra el independentismo y contra los populismos de izquierdas, a los que los populares sitúan como la principal amenaza para la recuperación económica, ahora que España ha dejado atrás la crisis, según el diagnóstico del jefe del Ejecutivo. "Ha llegado la etapa en que más nunca hace falta el sentido común", dijo.

Un discurso, dirigido al votante moderado, nacionalista o no, que está preocupado por los interrogantes que la secesión plantea, tanto en lo económico, por los elevados costes que acarrea la separación de un Estado (en torno a 39.000 millones, según reza el programa de Junts pel Sí) como en la permanencia en la UE y en el euro. Mas insiste por activa y por pasiva que la salida no sería tal, y el Gobierno replicó la semana pasada con el apoyo explícito de dos de los pesos pesados de la UE, Angela Merkel y David Cameron.

HUÍDA HACIA ADELANTE

El sábado, Rajoy apeló al sentimiento identitario, "no queremos que nadie renuncie a ser catalán, español o europeo, que nadie tenga que romper con sus lazos familiares, que nadie se sienta extranjero en su país", y este martes, en cambio, buscó un mensaje de estabilidad económica, que llegó acompañado por una inversión de 3.300 millones anunciada por el grupo Volkswagen en la planta catalana, presentada como argumento frente a los que generan incertidumbre en la economía.

Para el Gobierno central, la independencia es una huida hacia adelante de Mas, que no tiene ningún sentido y que en cualquier caso "no se va a producir", según dijo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. "Soy optimista sobre el futuro de nuestro país y soy también realista, y si España no equivoca las políticas económicas que han dado resultado, va a vivir un ciclo económico importante", remató Rajoy. Estabilidad es también lo que piden los mercados financieros. En la disputa por el voto moderado y conservador, el PP rivaliza con Unió, que aspira a pescar en el caladero del soberanista que se muestra más temeroso por el hecho de que la independencia dejaría a Cataluña fuera de la UE, como insistió este martes Sáenz de Santamaría. Unió enarbola la bandera del diálogo para frenar un proceso independentista que, a su juicio, provocará "largos años de incertezas económicas y sacrificios", además de dejar a Cataluña fuera del club europeo.

Cataluña está en la UE "por España", subrayó el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida. El político democristiano admitió que el secesionismo es muy "épico" y tiene a "gente muy movilizada", pero al final "no lleva a ninguna parte". Artur Mas, su exsocio en CiU, lamentó, ha llevado a Cataluña "al borde del precipicio", y el 27-S quiere dar un paso adelante.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual