Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Crisis de refugiados

El Gobierno afirma que España puede recibir refugiados "ya mismo"

  • ​Garantiza que asumirá la cuota de perseguidos que diga la Comisión Europea sin negociar rebajas

Miles de refugiados esperan para subir a bordo de un tren tras lograr cruzar la frontera entre Grecia y Macedonia.

El Gobierno afirma que España puede recibir refugiados "ya mismo"

Miles de refugiados esperan para subir a bordo de un tren tras lograr cruzar la frontera entre Grecia y Macedonia.

EFE
2
09/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
"Estamos preparados para empezar ya a recibir (refugiados)". La vicepresidenta no alberga dudas sobre la capacidad de las administraciones españolas para recibir el primer contingente de desplazados que se concentran ahora en Hungría, Serbia, Austria y Alemania. Soraya Sáenz de Santamaría aseguró que España es un país con experiencia en gestionar la integración de contingentes humanos y anunció que el Gobierno va a aceptar sin rechistar la cuota de expatriados que la Unión Europea asigne a España. Una cifra que, pese a las informaciones que hablan de 15.000, el Ejecutivo ignora y achaca a «especulaciones periodísticas".

La número dos del Gobierno señaló que ya con la crisis humanitaria en Libia de antes del verano España ya recibió a centenares de desplazados, aunque el caso no tuvo el impacto mediático que el éxodo de sirios, eritreos, afganos y ciudadanos de otros países que anega las fronteras del centro de Europa. Con ese antecedente, y el hecho de que cinco millones de extranjeros residentes en España, el Gobierno se considera preparado para acoger las personas que decida la Comisión Europea. El Ejecutivo comunitario presentará este miércoles en el Parlamento europeo el plan de acogida y las cuotas de cada país; y España lo aceptará, según la vicepresidenta, «sin reticencias".

Reparos que, sin embargo, sí se plantearon en anteriores negociaciones. El Gobierno señaló antes del verano que España solo podía acoger hasta 2.749 ciudadanos desplazados, no más. La propia vicepresidenta señaló entonces que la capacidad de acogida en España estaba «muy saturada". Limitaciones que, por lo dicho hoy por Sáenz de Santamaría, ahora han desaparecido.

También el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo se comprometió «a no discutir nada" sobre el reparto de personas porque lo importante ahora es «atender a esta gente que lo está pasando fatal". España, apuntó el ministro, «tiene que traer cuantos más (refugiados) mejor porque la solidaridad es un principio capital del proyecto europeo". Un espíritu que secundó el titular de Defensa, Pedro Morenés, quien sostuvo que España tiene «una logística preparada" para atender a una avalancha de personas. Recordó que Kosovo las Fuerzas Armadas montaron un campamento para acoger a 15.000 o 20.000 personas «en menos de un mes".

La disponibilidad es más moderada en el Ministerio del Interior, más renuente a abrir las puertas por razones de seguridad y capacidad de absorción.

TIRÓN DE OREJAS

El PSOE atribuyó el cambio de postura en el Gobierno al «tirón de orejas de (Angela) Merkel a Rajoy" durante su visita de la pasada semana a Alemania y a las «imágenes brutales que han conmovido la conciencia de todo el mundo". Unas palabras del portavoz socialista en el Senado, Óscar López, a las que Sáenz de Santamaría no quiso dar mayor importancia. «Se le está viendo demasiado el plumero electoral", replicó la vicepresidenta, que no fue más allá en aras del probable pacto que alcanzarán el Ejecutivo y la oposición para gestionar la crisis humanitaria.

Tampoco fue especialmente tensa la reunión de la comisión interministerial para organizar el plan de acogida con los consejeros de las comunidades para coordinar las actuaciones, aunque a la salida varios pusieron en duda la preparación gubernamental. Los representantes de Andalucía, Aragón y Cataluña se quejaron de la falta de información y la lentitud del Gobierno central. «Hemos salido con la misma información que traíamos", se quejó el consejero andaluz de Interior, Emilio de Llera. La responsable catalana de Bienestar, Neus Munté, echó en falta más «concreción", mientras que la consejera aragonesa de Ciudadanía, María Victoria Broto, reclamó al Ejecutivo que ejerza «el liderazgo" en la gigantesca operación que se avecina.

La ministra de Empleo comentó al final de la reunión que se realizarán perfiles de las personas que lleguen para establecer los criterios de distribución en las comunidades autónomas y favorecer la integración. Fátima Báñez señaló que «no es importante la cifra, sino las personas porque unos vienen con familias, otros con mayores" y todos «necesitan una atención personalizada" de acuerdo a sus características profesionales, familiares y de nacionalidad.


  • MIKEL88
    (09/09/15 11:02)
    #2

    No se dan cuenta que están favoreciendo a las mafias que los traen.Lo mismo que no se negocia con terroristas tampoco habría que hacer el juego a las mafias,si los etíopes y demás refugiados de otros países no vienen es porque las mafias de personas no se han instalado ahí aun o no tienen con que pagar.Esta gente ya huyo hace mucho de la guerra y no se fueron a Egipto,arabia saudí,jordania,emiratos árabes,quatar etc... ni si quiera cuando llegan a europa se quedan en grecia,rumania,bulgaria,montenegro,macedonia,hungria etc... lo que quieren es ir a los mejores países de europa,suecia,alemania,dinamarca etc... nadie ve esto???????

    Responder

  • Navarro
    (09/09/15 07:41)
    #1

    Vienen, y luego, ¿cuando se van o como los largamos?.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual