Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Sánchez acepta la singularidad de Cataluña, pero no asume que sea una nación

  • El líder del PSOE se desmarca de Felipe González y solo asume una reforma de la Constitución que recoja sus rasgos específicos

0
07/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA.MADRID
Pedro Sánchez no comulga con la idea de Felipe González de que la reforma constitucional que impulsa el PSOE recoja que Cataluña es una nación. El líder socialista consideró que los cambios en la Carta Magna se deberían limitar a reconocer "la singularidad" catalana por su lengua, historia, cultura y derecho. Pero no más. Al menos por ahora, en puertas de unas elecciones catalanes y otras generales.

Un día después de que el presidente del Gobierno entrara de lleno en la campaña electoral catalana con la intención de convertir al PP en el referente de los contrarios a la independencia, el líder del PSOE participó en una comida mitin en Tarragona en la que abordó, aunque fuera de puntillas, el debate de la Cataluña nación.

Sánchez había guardado silencio ante el planteamiento del expresidente del Gobierno, favorable a un reconocimiento en la Constitución de que Cataluña es una nación. Hay que caminar, dijo el secretario general, hacia "una España federal que asuma como propio a un pueblo singular como es Cataluña, con su historia, tradiciones, instituciones, lengua y cultura". Recogió así un sentir que parece mayoritario entre los socialistas.

Sánchez, de todas maneras, no quiso a tres semanas de las elecciones catalanas ahondar en ese debate que distancia al PSOE del PSC, y que se ha suturado con fórmulas dialécticas de urgencia -el lema de campaña es 'Por una Cataluña mejor en una España diferente'- y con referencias a la 'declaración de Granada' de 2013, que fija el modelo territorial federal del partido. Si el PSOE se enzarza en esa polémica en vísperas de los comicios, además de agravar la división interna, servirían al PP la campaña en bandeja, advierten en la dirección del partido. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quiso zanjar el atisbo de disenso y puntualizó que "esta no es la campaña del PSC o del PSOE" es la de todos los socialistas para hacer frente al independentismo. "¡Levantémonos! No nos dejemos embaucar" por el discurso de la 'arcadia feliz' de una Cataluña segregada de España.

El secretario general de los socialistas, sin embargo, trató de diferenciarse también del discurso, a su juicio, inmovilista de Rajoy y se declaró "catalanista", pero en su sentido progresista y de convivencia, y no en el que representan "Mas, el 3% y Jordi Pujol". La denuncia de la corrupción en Convergència es uno de los basamentos de la campaña socialista, que consideran que la sociedad catalana no puede ser impermeable a esos comportamientos delictivos para preservar un ideal identitario.

El secretario general del PSOE también arremetió contra uno de los iconos independentistas, el "España nos roba", en alusión a un supuesto déficit fiscal de 16.000 millones de euros de Cataluña con la Hacienda central. "España no os roba", proclamó a voz en cuello, porque "quienes roban tiene nombres y apellidos, y sus patrias son paraísos fiscales en Suiza y Andorra", en donde tienen cuentas miembros "de los partidos de Mas y Rajoy". También incidió en otra de las, en su opinión, falacias del independentismo, el coste cero de la segregación de España. Los riesgos, aseguró, "son reales y no amenazas" de los contrarios a la independencia.

Y ahí están, enumeró, la salida del euro y de la Unión Europea, la dificultad de acceder al crédito en los mercados internacionales, la financiación de las pensiones, la educación y la sanidad públicas. Pero no todo es material, apuntó Sánchez, el levantamiento de las fronteras y el regreso a los pasaportes traerían "una quiebra emocional" para españoles y catalanes.

El secretario general del PSOE tendrá una intensa participación en la campaña para las elecciones del 27 de septiembre. Tiene prevista la participación en siete actos electorales, el primero el próximo jueves en la pegada de carteles. Pero no solo será Sánchez, también la presidenta de la Junta de Andalucía y el expresidente Felipe González estarán en los mítines del PSC. Todo será poco para mejorar las muy oscuras expectativas electorales de los socialistas, que han pasado de estar al frente de la Generalitat de Cataluña entre 2003 y 2010 a ser una fuerza casi residual.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual