Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Ciudadanos

Rivera avisa de que el partido más votado no tiene por qué gobernar

  • El líder de Ciudadanos asegura que se siente tan lejano de las políticas del PP como de los pactos del PSOE con nacionalistas

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Rivera avisa de que el partido más votado no tiene por qué gobernar

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

EFE
5
02/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
No existe ninguna regla escrita que establezca que el partido más votado sea el encargado de formar Gobierno. Con esta afirmación Albert Rivera transmitió hoy al PP que Ciudadanos no estaría obligado a apoyarlo sólo porque sea la primera fuerza en las próximas elecciones generales, una idea que acarician los dirigentes populares.

«O se tiene mayoría absoluta o se tiene que seducir, escuchar, dialogar y aceptar propuestas y enmiendas de otros partidos», advirtió el líder de la formación naranja a quienes dan por hecho que, si tras los comicios la aritmética de los escaños lo permite, Mariano Rajoy repetirá al frente del Ejecutivo gracias al respaldo de Ciudadanos. El candidato a la Moncloa justificó su posición en que «si la cosa fuera que gobierna el que saca un voto más que otro, la regla de la mayoría de la democracia no tendría ningún sentido».

El aviso de Rivera al PP no quiere decir que la formación naranja se sienta más cercana a los socialistas. Es más, el presidente de Ciudadanos aseguró que se encuentra tan alejado de las políticas del PP como de los pactos del PSOE con los nacionalistas y Podemos.

Rivera reivindicó la centralidad de su formación como un elemento imprescindible de un futuro escenario político que las encuestas vaticinan muy fragmentado. La capacidad de diálogo de Ciudadanos, dijo el diputado catalán, le permitirá sentarse en la mesa de negociación con todas las fuerzas políticas, como ya ha demostrado al apoyar a la socialistas Susana Díaz en Andalucía o a la popular Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid. Frente a la capacidad de alcanzar acuerdos de su partido, Rivera criticó la dificultad de liderar las reformas que España necesita desde los extremos.

En esta línea, enfatizó que la política nacional inicia una nueva etapa en la que ya no valdrá diferenciar entre lo rojo y lo azul. Rivera añadió que, a tenor de las encuestas, el próximo Ejecutivo será o una gran coalición entre PP y PSOE o un tripartito en el que Ciudadanos será una pieza clave, y en el que los populares no participarían. Lo que no hizo el candidato de la formación naranja es desvelar si en un posible acuerdo a tres bandas reclamaría para él la Presidencia del Gobierno.

CAÍDA EN LAS ENCUESTAS

La caída en intención de voto de su formación en las encuestas es poco preocupante para Rivera. Se escudó en que su partido ha crecido del cero en intención de voto que se le otorgaba a principios de año a cerca del 13% que se le adjudica ahora. Y, lejos de inquietarse por un posible estancamiento en su número de apoyos, el candidato de Ciudadanos trasladó la inquietud a sus principales adversarios políticos.

Del PP recordó que desde las generales de 2011 ha pasado de recabar un 44% de los sufragios ha tener una expectativa para los próximos comicios de tan sólo el 27%. «Es un dato que una empresa privada llevaría a pensar en dimisiones», apuntó Rivera en alusión a Rajoy. El PSOE tampoco está, a su juicio, para tirar cohetes porque es un partido que ha pasado de obtener amplias mayorías absolutas ha moverse en torno poco más del 20% en intención de voto.

La última víctima de la dialéctica del candidato de Ciudadanos fue Podemos, un partido con el que mantiene una tensa relación. «Han pasado de un 28% en las encuestas a estar sólo dos puntos por encima de nosotros», señaló. Rivera se mostró convencido de que podrá superar a Pablo Iglesias en votos y lo hará, dijo tajante «con trabajo constante, sin promesas incumplibles, sin aventuras, pero con muchas reformas».

Rivera concluyó que al margen de la intención de voto, cada uno los sondeos demuestran el fin del bipartidismo. Y en un escenario en el que será obligado pactar considera que Ciudadanos es la novia a la que todos tendrán cortejar.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual