Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Prisión a un hombre por dejar morir a su madre de hambre

  • Está acusado de homicidio después de que la autopsia revelara que la anciana de 76 años falleció con 25 kilos

0
01/09/2015 a las 06:00
  • COLPISA. TENERIFE
Los servicios sanitarios de Santa Cruz de Tenerife que acudieron el pasado jueves a la casa de Ana Delia A. M., de 76 años, tras la llamada de su hijo no salieron de su asombro cuando vieron a la anciana fallecida. Estaba postrada en una cama, en posición fetal, con llagas por todo el cuerpo y con evidentes signos de desnutrición: apenas pesaba 25 kilos.

La causa de la muerte de Ana Delia fue una insuficiencia respiratoria aguda según la autopsia, pero los indicios de los sanitarios, confirmados este lunes por el propio juez que mandó a su hijo a prisión incondicional, sin fianza y comunicada, iban más allá.

La anciana murió de hambre, abandonada, sin los cuidados higiénicos básicos. Por este motivo, el titular del Juzgado de Instrucción cuatro de Santa Cruz, en funciones de guardia, mandó al vástago de 39 años a la cárcel, imputado por un presunto homicidio en su modalidad de comisión por omisión.

El hombre fue detenido el pasado jueves cuando llamó al 112 del servicio de emergencias para avisar del fallecimiento de su madre y después de que los sanitarios alertaran de la macabra estampa que presenciaron en la vivienda del barrio de Los Gladiolos.

IMPUTADOS Y AYUDA

El juez también imputó por el mismo delito a la mujer de éste, quienes compartían vivienda con la fallecida y un nieto, y a otra hija. Los investigadores sospechan que detrás de su muerte había un móvil económico relacionado con el reparto de la pensión.

El informe preliminar de la autopsia, según recoge el periódico digital ‘Canariasenhora’, apunta a que el cadáver presentaba indicios de falta de los mínimos cuidados personales de higiene y sanitaria, con úlceras provocadas por la posición del cuerpo durante un largo periodo y una alimentación claramente insuficiente.

El hijo ahora preso solicitó en febrero una ayuda de alimentos que le fue concedida y tramitada a través de una ONG, según fuentes municipales, por lo que ya sea a través de la organización o del consistorio se tenía constancia de la precaria situación de Ana Delia.

Sin embargo, las mismas fuentes señalaron que desde ese mes el ayuntamiento no tiene constancia de ninguna petición más de ayuda hasta el día posterior al fallecimiento, cuando otra de sus hijas solicitó al consistorio que cubriera el entierro por carencia de medios económicos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual