Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
Bilbao

Familiares de presos de ETA piden el traslado de los reclusos enfermos

  • La marcha contó con destacados dirigentes de Bildu y entre los asistentes se escucharon gritos en favor de la amnistía

0
Actualizada 28/08/2015 a las 18:30
Etiquetas
  • Agencias. Bilbao
Familiares de presos de ETA pidieron a España y Francia "el traslado urgente a casa" de los reclusos terroristas gravemente enfermos para "ser tratados con dignidad" y recibir "un tratamiento adecuado". Además, el presidente y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, exigió su puesta en libertad porque "es momento" de "construir un escenario de paz y democracia en Euskal Herria sobre la base de los derechos humanos".

Arraiz se sumó a la manifestación que este jueves familiares y allegados de presos de ETA celebraron en Bilbao, en el día grande de la Aste Nagusia, para reclamar la liberación de los reclusos con enfermedades graves incurables.

La marcha, encabezada por una pancarta portada por familiares de reclusos etarras gravemente enfermos en la que se podía leer la frase 'Gaixorik dauden presoak etxean behar ditugu' ('Necesitamos en casa a los presos enfermos') acompañada del icono de una ambulancia, contó con la presencia de otros representantes de la izquierda abertzale, como el secretario de Organización de Sortu en Bizkaia, Niko Moreno; los históricos dirigentes Pablo Gorostiaga y Tasio Erkizia; o la apoderada vizcaína de EH Bildu Arantza Urkaregi.

GRITOS EN FAVOR DE LA AMNISTÍA

Miles de manifestantes, que partieron a las 12.30 horas de la Plaza Moyua de Bilbao, recorrieron las calles Astarloa, Colón de Larreategi y Buenos Aires, hasta desembocar en el Ayuntamientro de Bilbao coreando consignas en favor de la puesta en libertad del colectivo y por la amnistía.

Desde las escalinatas del Consistorio, dos familiares de los presos de ETA Ibon Iparragirre y Joxemi Etxeandia leyeron un manifiesto en el que denunciaron que la política de dispersión es "más cruel si cabe" en la situación de los reclusos enfermos porque "les aleja de su entorno familiar y social e impide el acceso normalizado a sus médicos de confianza".

"El sufrimiento que la decisión de mantenerlos en la cárcel causa a nuestros familiares enfermos y a nuestras familias, se puede y se debe evitar", dijeron.

A su juicio, los "tratamientos médicos" que necesitan sus familiares "deben ser aplicados de inmediato para que sus males no les acarreen peores consecuencias y secuelas". "Desde un punto de vista humanitario, deben de ser traídos a sus casas para ser tratados con dignidad".

Tras criticar la "vulneración sistemática de los derechos humanos" por parte de los Gobiernos de Francia y España, aseguraron que esta política es, además de "inhumana, ilegal".

También citaron casos de reclusos enfermos fallecidos en prisión, "resultado de la política de los Estados", y denunciaron que otros presos con problemas graves de salud permanecen "encarcelados a cientos de kilómetros sin recibir un tratamiento médico adecuado".

A su juicio, "no hay nada que justifique" que el traslado "a sus casas" de los presos con enfermedades graves e incurables "no esté entre las cuestiones urgentes a solucionar por los Estados español y francés y los representantes políticos vascos". "Necesitan que sus enfermedades sean tratadas en condiciones dignas, que se les aporte tranquilidad y se actúe con eficacia", dijeron.

Por eso, reclamaron la puesta en libertad de los once presos de ETA vascos -siete de ellos vizcaínos- con enfermedades incurables, y advirtieron de que seguirán trabajando hasta que "sean traídos a casa".

EN LIBERTAD

Por su parte, el presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu Hasier Arraiz afirmó que la reclamación realizada durante la marcha por los familiares y allegados de reclusos de ETA es "una cuestión de simples derechos humanos". "Es de derechos básicos que gente en una situación tan grave y dolorosa como la que está gravemente enferma sea inmediatamente puesta en libertad".

Arraiz llamó a poner fin a "una política penitenciaria basada en la venganza", y aseguró que "es momento de que los derechos humanos se conviertan en la base sobre la que construir un escenario de paz y democracia en Euskal Herria". "Eso hemos venido reclamar y a exigir", concluyó.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual