Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Reforma constitucional

El PP niega que Rajoy abriera el debate de la reforma constitucional

  • Casado admite la opción de un cambio puntual en la próxima legislatura si no afecta al núcleo central de la Carta Magna

Rajoy busca otra mayoría, pero no se cierra a alianzas

Rajoy busca otra mayoría, pero no se cierra a alianzas

Mariano Rajoy, en los pasillos del Palacio de la Moncloa.

AFP
0
28/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Si hubo debate, fue "mediático". El PP niega las incoherencias internas, la disparidad de criterios entre los populares en torno a la reforma de la Constitución y, sobre todo, rechaza que el presidente del Gobierno abriera el "melón" de una modificación de la Carta Magna.

Según la dirección del partido, las palabras de Mariano Rajoy no se interpretaron de manera correcta. La postura oficial ha quedado definida: ni es "prioridad" ni entra en los planes del partido presentar una propuesta de cambio del texto constitucional.

Ahora bien, el vicesecretario de Comunicación llegó a matizar este jueves que, como "partido responsable", si en la próxima legislatura se plantea una reforma constitucional puntual, los populares podrán incluso ofrecer "la que consideren imprescindible". Pablo Casado trata estos días de sofocar así el incendio en el que el PP se ha visto involucrado desde que el 7 de agosto el jefe del Ejecutivo se mostrara predispuesto "a hablar de una reforma de la Constitución" en 2016.

Un asunto del que los populares no desean hacer bandera a un mes de los comicios catalanes, y con las generales en el horizonte. El ofrecimiento del presidente llegó a plasmarse incluso en su perfil de la red social Twitter, y se produjo un día después de que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, "reflexionara", justifican en el partido, sobre la conveniencia de retocar los artículos 148 y 149, que definen las competencias autonómicas.

Las conjeturas se desataron en la oposición. Tanto, que las fuerzas políticas entendieron que el presidente trataba de hacerse con la iniciativa de un proceso de reforma constitucional solo por interés electoral. Incluso fuentes territoriales del PP saludaron la nueva postura y que se elaborase una propuesta nítida e inspirada en el informe que el Consejo de Estado emitió en 2006 a petición del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Un texto "magnífico", según Rajoy.

A estas alturas, en las bases del PP tratan de comprender cuál es la idea que interesa transmitir al partido y fuentes populares echan en falta más definición. Este miércoles el ministro de Justicia volvía a asomarse a la polémica al anticipar que el PP apoyará una reforma si existe el "consenso" y la "reflexión suficiente". Desde la cúpula reiteran que la reforma de la Constitución no formará parte del programa electoral, que a partir de los comicios se escucharán las demandas del resto de formaciones, y que los populares solo admitirán aquellas modificaciones puntuales que no requieran tocar el texto por la vía agravada y que, por lo tanto, no afecten a las cuestiones fundamentales de la Carta Magna, como las relacionadas con derechos fundamentales o la Corona.

Casado insistió este jueves en que una cosa es "perfeccionar" y otra, inaugurar una "legislatura constituyente" en la que se revise el modelo de Estado, una vaca sagrada para el PP. En ese contexto ubica el portavoz popular la reforma federal de los socialistas, a quienes acusa de inconcreción. "Pedro Sánchez no lo plasma por escrito porque, como se le ocurra decir lo que están diciendo, incluido el término 'nación' para Cataluña, la cuestión del confederalismo asimétrico, y demás, los socialistas andaluces se le tiran a la yugular", señaló en la Cadena Ser.

JUGUETEOS

El PSOE se defendió el miércoles de las acusaciones apelando a la 'Declaración de Granada' de 2013, en la que el partido avanzó sus intenciones en esta materia. En estos momentos, recordó el portavoz parlamentario de los socialistas, la formación está centrada en "desarrollar el documento" para completar la propuesta de reforma federal que defiende como alternativa al secesionismo catalán.

Antonio Hernando exige, por lo tanto, al PP "un poquito de rigor en un tema muy serio", y que abandone los "jugueteos veraniegos" sobre la reforma de la Constitución. Precisamente, Hernando llegó al Congreso con las portadas de los periódicos del 8 de agosto bajo el brazo; la prueba, a su entender, de que el PSOE no se inventó el "cambio de opinión" del presidente del Gobierno.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual