Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Partidos políticos

Podemos reaparece tras un mes de vacaciones y se lanza a la ofensiva

  • La formación de Iglesias prepara un otoño intenso para remontar su caída en las encuestas a lo largo de los últimos seis meses

12
23/08/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
Tras casi un mes con el cartel de 'cerrado por vacaciones' y sin apenas actividad pública de sus dirigentes, Podemos regresa a escena con toda la artillería preparada para recuperar el terreno perdido en las encuestas a lo largo de los últimos seis meses. El partido morado tiene detallada la estrategia con la que espera aupar a Pablo Iglesias a la Presidencia del Gobierno. El primer objetivo es relanzar la imagen del candidato a la Moncloa. Tras el éxito en las europeas de mayo de 2014, Iglesias se convirtió en el líder político más valorado en los sondeos pero, tal y como reconocen en su formación, los continuos ataques de los que ha sido objeto por parte de PP y PSOE han acabado por hacerle mella ante el electorado.

A pesar de su desgaste, Iglesias sigue siendo el principal valor de Podemos. Por eso, tras unos últimos meses en los que ha reducido su exposición mediática, el candidato se lanzará a partir de ahora a la carretera para recorrer la geografía de España. Ya antes de las vacaciones, Iglesias y su equipo pusieron en marcha la bautizada como 'Ruta por el cambio', que llevó al líder de Podemos a Barcelona, Cádiz o Ferrol, ciudades donde triunfaron las candidaturas de unidad popular auspiciadas por la formación morada. El objetivo es alejar la imagen de soberbia que pretenden adjudicar al candidato sus adversarios y aproximarlo a los españoles de a pie. Mostrar que, como los votantes, el candidato es un ciudadano corriente. El modelo que seguirán es el de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien durante la campaña de las municipales supo ganarse al electorado con sencillez y cercanía, con detalles como pedir a los madrileños que la llamen por su nombre de pila. Al igual que ella, Iglesias quiere ser a partir de ahora Pablo.

Iñigo Errejón y Carolina Bescansa serán los dos principales escuderos de Iglesias a lo largo de los próximos meses. Aunque Podemos se ha esforzado en impulsar la imagen de otros dirigentes del partido como Rafa Mayoral, Sergio Pascual o Irene Montero, ninguno ha alcanzado el nivel de popularidad de los principales dirigentes del partido. Otra de las grandes protagonistas en la campaña será Tania Sánchez. La excandidata de IU a la Comunidad de Madrid, ahora enrolada en Podemos e integrante de su lista al Congreso, goza de una imagen mediática que Podemos exprimirá ante los medios de comunicación.

ELABORACIÓN DEL PROGRAMA 

El otro gran reto de Podemos es recuperar el grado de alta movilización de la militancia que el pasado enero le llevó a congregar a cientos de miles de personas en las calles de Madrid. Iglesias lo repite una y otra vez. Para ganar, cada uno de los simpatizantes de la formación debe convencer a otros cinco votantes. Pero eso solo se logra con unas bases comprometidas con el proyecto, algo que Podemos parece haber perdido a tenor de la baja participación en sus últimos procesos internos. Uno de los instrumentos que la formación morada empleará para reactivar a su militancia es la elaboración del programa electoral, que se elaborará en un proceso participativo que culminará en octubre.

El programa con el que Podemos se presentará a las generales será esencial en sus posibilidades de victoria no solo por la movilización que conlleve. La dirección de Podemos tiene claro que la clave para convertir a Iglesias en presidente es superar al PSOE en número de escaños porque entonces Pedro Sánchez tendrá que elegir entre dejar gobernar de nuevo a Mariano Rajoy o respaldar un Ejecutivo de Podemos. Pero para arrebatarle apoyos a los socialistas -a día de hoy logra robarles un 15 por ciento de los votos que lograron en 2011, según el último CIS-, Podemos necesita un programa que disipe las ambigüedades que hasta ahora ha mantenido en asuntos fundamentales como la cuestión territorial, la jefatura del Estado o su política económica.

Una de las principales ventajas con las que contará Iglesias en su camino hasta las generales es el control del partido. Su decisión de convocar las primarias en julio fue denunciada por el sector crítico al considerar que se lastraba la participación en el proceso. Sin embargo, ahora Iglesias regresa de vacaciones como candidato y con unas listas copadas por fieles para el Congreso y el Senado. Sin preocupaciones ni ataduras internas, el líder de Podemos puede dedicarse de lleno al asalto a la Moncloa.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual