Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Cataluña

La lista de Artur Mas libra una batalla por el reparto de cargos tras el 27-S

  • La oposición alienta las divisiones y aprovecha la situación para denunciar que la candidatura independentista es un "esperpento"

0
19/08/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Cataluña
El independentismo corre el riesgo de vender la piel del oso antes de cazarlo. Dicho de otra forma: los miembros de la lista secesionista de ‘Juntos por el sí’ están pugnando por los cargos a repartirse tras el 27-S, sin saber aún el resultado de los comicios.

De ahí los enredos que se están viviendo en las últimas semanas, en las que ni unos ni otros parecía que se ponían de acuerdo sobre quién pilotaría la transición hacia un Estado catalán en caso de victoria secesionista. Finalmente, Convergencia llamó al orden y Raül Romeva, número uno de la lista de ‘Juntos por el sí’, tuvo que rectificar el lunes pasado, abandonar su ambigüedad y afirmar que en caso de victoria separatista el presidente de la Generalitat será Artur Mas, tapado en la cuarta posición en la candidatura.

En el seno de la lista independentista, integrada por Convergencia, Esquerra y miembros de la sociedad civil, se está librando una batalla interna por el diseño del futuro Gobierno catalán, el que tendrá que proclamar la independencia en un plazo de 18 meses. El acuerdo tácito entre Convergencia y Esquerra señala que la Presidencia de la Generalitat será para Mas y la Presidencia de la cámara catalana para los republicanos, en tanto que los convergentes tendrán siete consejerías y ERC cinco.

Se ha especulado con que Oriol Junqueras podría ser el vicepresidente del Gobierno catalán o incluso el presidente del Parlamento autonómico, un papel que en la próxima legislatura se antoja clave pues la declaración de independencia partirá del hemiciclo catalán. Raül Romeva también entra en las quinielas para presidir la cámara del parque de la Ciudadela. Los que desde la Asamblea Nacional Catalana (ANC) definen en privado como "errores" de Romeva, por generar dudas sobre el presidenciable, responderían a los movimientos soterrados que se están produciendo en la lista de Mas. El acuerdo no está cerrado y el tiempo se les echa encima. Con la presión añadida de una encuesta que articulistas vinculados al independentismo hicieron correr por internet y que hablaba de que ‘Juntos por el sí’ estaría a cuatro o cinco escaños de la mayoría absoluta.

"EL ANTICRISTO"

La batalla es interna en la coalición independentista y lo es también dentro del movimiento secesionista. El candidato de la CUP, Antonio Baños, cargó este martes contra la lista de Mas y de paso arrojó algo de luz sobre lo que se está cociendo en su seno. "CDC se presenta desde una segunda línea, amparada por muchos nombres de la sociedad civil (Guardiola, Llach.) para que la gente piense que es la sociedad civil quien gobierna la lista, aunque es Convergencia", denunció Baños, cuyo partido participó en las negociaciones aunque al final decidió no sumarse a la candidatura soberanista. A juicio del aspirante de la formación independentista radical, Mas tenía "urgencia" en elaborar una lista unitaria (con ERC, la ANC y Ómnium), con el único propósito de esconder su partido, carcomido por la corrupción, bajo el paraguas de una lista civil.

Por eso, reclamó a Romeva que explique qué papel tendrá en la lista, más allá de ir de número uno, y si será un mero hombre de paja. Para Baños, la lista del presidente de la Generalitat es un "fraude", pues Mas "chantajeó" a la ANC y Ómnium con no convocar las elecciones si no se unían a su candidatura. Las dos plataformas de la sociedad civil negaron este extremo, pero si algo se desprende de las críticas de la CUP es que la lista de Mas ni es tan de la gente como se pinta, ni tan horizontal, ni tan transversal y que está utilizando personalidades relevantes de la sociedad civil como reclamo, pero que quienes llevan las riendas son Mas y los dirigentes de Convergencia.

A juzgar por las palabras de Joan Tardà, en Esquerra tampoco están para tirar cohetes con Mas. El diputado republicano recurrió a la ironía, pero el dardo era envenenado. "Joan, ¿habéis decidido ya quién será vuestro candidato a la Generalitat?", le preguntó Rafael Hernando (PP) en los pasillos del Congreso. "El anticristo", replicó el independentista para salir al paso de un asunto, el de las dudas sobre el presidenciable, que está sirviendo de munición electoral contra la lista del presidente catalán. El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, habló de candidatura "esperpento" que debería llamarse ‘Sí, todo revuelto’. Josep Antoni Duran i Lleida (Unió), mientras, acusó a ‘Juntos por el sí’ de escudarse en la independencia para no precisar quién será su presidente ni qué proyecto tendrá.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual