Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CATALUÑA

Los socios de Mas ponen en duda que sea el presidente en caso de victoria

  • ​PSC, PP, Ciudadanos y Unió cargan contra la falta de liderazgo y de proyecto en la lista independentista de 'Juntos por el sí'

0
18/08/2015 a las 06:00
  • COLPISA. BARCELONA
Apenas quedan 40 días para la cita electoral del 27-S, la más trascendental en Cataluña desde 1980, según coinciden todos los actores, y sin embargo casi ninguna formación (salvo el PSC) ha dado a conocer aún su programa y una de ellas, Junts pel Sí, favorita en las encuestas, ni siquiera ha confirmado quién es su candidato a la presidencia de la Generalitat.

De manera formal, el número uno de la lista independentista que aglutina a Convergencia, Esquerra y las entidades sociales soberanistas es Raül Romeva, si bien el aspirante a la presidencia es Artur Mas, actual jefe del Ejecutivo catalán y que va de tapado en la cuarta posición de la candidatura secesionista por Barcelona. Aunque más bien habría que decir que, en principio, el presidenciable es Mas, porque ni Raül Romeva ni Oriol Junqueras quisieron confirmarlo hoy. El cabeza de cartel de ‘Juntos por el sí’ ya puso en cuestión, al poco de ser designado como referente de la lista del secesionismo, que Mas vaya a ser el presidente de la Generalitat, en caso de que la candidatura independentista gane las elecciones. «Mas tendrá un papel como quien venga de ERC, no importa quién será el presiente, es irrelevante», señaló hoy en una entrevista.

Hace poco menos de un mes, Romeva deslizó que el acuerdo alcanzado entre Convergencia y ERC para confeccionar lista unitaria «no dice explícitamente que el presidente será Mas». CDC y ERC salieron entonces rápidamente para decir que no era cierto. La cuestión es que no figuraba por escrito en el preacuerdo alcanzado el pasado 23 de julio. «El papel de Mas en el próximo gobierno está hablado y bien hablado», apuntaron en Convergencia. Desde ERC, también lo dieron por hecho, pero precisaron que quedaba pendiente de que se cerrase el pacto en las semanas posteriores. Ese acuerdo, en forma de programa, sigue esperando, de ahí que Romeva continúe apretando. «El proceso ni lo pilota ni Mas ni CDC», afirmó hoy el exeurodiputado de Iniciativa, que dejó claro que durante la campaña, en los debates, no defenderá la gestión del actual presidente de la Generalitat. A diferencia de la primera polémica, en esta ocasión, Esquerra no le desautorizó. Oriol Junqueras evitó confirmar que, en caso de triunfo independentista, quien pilotará el proceso hacia la secesión será Mas.

ESTRATEGIA O IMPROVISACIÓN

Todo ello, a tres semanas del inicio de la campaña. Se desconoce si la indefinición independentista responde a una pura estrategia electoral, para resguardar al presidente de la Generalitat y dejar sin efecto los eslóganes del resto de fuerzas, que identifican a Mas con la lista separatista, y por tanto evitar que el 27-S se convierta en un plebiscito sobre la gestión de Mas, o si obedece a la improvisación con la que se ha pergeñado ‘Juntos por el sí’, una fórmula electoral cogida con alfileres.

Pero, lo cierto, es que está sirviendo de munición para los no independentistas. PSC, PP, Ciudadanos y Unió cargaron con dureza contra la coalición independentista. «Mas va de número cuatro para esconderse y no asumir la responsabilidad de un balance de gobierno nefasto», afirmó Esther Niubó, del PSC. «En un país normal -añadió- no pasa que no se aclare quién es el candidato», apuntó. Xavier García-Albiol, del PP, elevó el tono y habló de que Romeva «insulta» a los catalanes. La lista independentista, dijo, está convirtiendo la política catalana en un «esperpento», en un «engaño», añadió su compañera Andrea Levy. “Si son incapaces de escoger a un líder, no podemos esperar que resuelvan los problemas de paro y económicos en Cataluña”, aseguró Carlos Carrizosa, de Ciudadanos. «La candidatura separatista de Mas no tiene equipo, proyecto ni un liderazgo claro» por lo que «nadie querrá hacerse responsable de lo que pueda pasar después del 27-S», remató. Desde Unió, por su parte, señalaron, que los ciudadanos tienen «derecho a saber quién será el presiente de la Generalitat». «Pedimos que digna si gobernarán con una presidencia de Romeva, de Junqueras o de Mas», afirmó Ramón Espadaler, cabeza de lista de los democristianos.

La indefinición independentista también podría responder a otras razones, en este caso más maquiavélicas. Y es que, ERC, CUP y ‘Catalunña sí que puede’ llevan semanas alimentando la posibilidad de formar un tripartito de izquierdas, que apartaría a Mas y a Convergencia de la presidencia.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual