Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ETA

La Guardia Civil busca nuevas pruebas contra 'Gorosti'

  • Resulta complicado encontrar pruebas sobre quién ordenó crímenes o secuestros de la banda terrorista que ya están sentenciados

0
18/08/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Si ya de por sí resulta una ardua tarea para jueces, fiscales o policías dar luz a alguno de los 320 asesinatos de ETA que permanecen sin condena, igual de titánico resulta encontrar nuevas pruebas sobre quién ordenó aquellos crímenes o secuestros de la banda terrorista que ya están sentenciados, pero que se desconoce su autor intelectual.

Ocurrió con el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Lara, que permaneció 532 días retenido en un zulo entre enero de 1996 y julio de 1997 -ha sido el rapto más largo de la historia de ETA-, y ahora está pasando con uno de los atentados más sangrientos de la banda en Madrid: el coche bomba de la glorieta de López de Hoyos, que mató a siete personas, seis militares y un civil, en junio de 1993.

Detrás de ambas acciones sobrevuela el apodo de un histórico dirigente del aparato militar de ETA llamado ‘Gorosti’. Pero poco más, de momento. La Guardia Civil y la Audiencia Nacional (así se recogen en autos del juez instructor Santiago Pedraz o de la Sección Primera de la Sala Penal) no tienen dudas de que detrás de este sobrenombre está Ignacio Miguel Gracia Arregui, alias ‘Iñaki de Rentería’, en libertad desde 2011, tras cumplir 11 años de prisión en Francia y España. Fue detenido en la localidad francesa de Bidart en 2000 y condenado por integración en banda armada.

Sin embargo, los indicios que apuntalan su autoría intelectual en el secuestro de Ortega Lara o el atentado de López de Hoyos son de momento insuficientes para proceder de nuevo a su detención, tal y como buscan las acusaciones populares de estos sumarios, la AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo) y ‘Dignidad y Justicia’.

En abril de 2012, el tribunal de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ya confirmó el archivo de la causa que el juez Pedraz seguía contra ‘Iñaki de Rentería’. Para el instructor, no existía «indicio mínimo» que acreditara que tuviera «dominio» del secuestro y que ni siquiera existen datos que le relacionaran indirectamente con estos hechos. Un argumento defendido por los magistrados de la sala, que ratificaron los indicios «endebles» contra el exjefe militar y logístico de ETA.

«NO SOY GOROSTI»

Pedraz archivó la causa tras interrogar a uno de los secuestradores del funcionario de prisiones, Jesús María Uribechebarria, que había dicho en su día, durante una declaración policial, que ‘Iñaki de Renteria’ utilizaba el alias ‘Gorosti’ y que ordenó prolongar el secuestro un año a pesar del estado de debilidad de la víctima. Sin embargo, el etarra no confirmó estos datos en su posterior comparecencia ante el juez.

Para Pedraz, los dos documentos firmados por ‘Gorosti’ incautados a la banda terrorista en 1993 y atribuidos en una pericial caligráfica de la Guardia Civil al exdirigente etarra «sólo demostrarían que se trata de la misma persona, mas no una relación con los hechos que se siguen en la presente causa».

Este informe del instituto armado fechado en 2011 no fue baladí, ya que cuatro años después ha servido para que otro juez instructor de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, imputase a ‘Iñaki de Rentería’ y lo citase a declarar por el atentado de López de Hoyos.

En una comparecencia por videoconferencia desde un juzgado de San Sebastián, el acusado negó al juez que él fuera ‘Gorosti’ y que estuviera relacionado con esta acción, pese a que uno de los etarras condenados, José Gabriel Zabala Erasun, atribuyera en su momento a este alias la responsabilidad del atentado.

Este testigo, condenado a 930 años por este crimen pero que salió de prisión en 2013 tras cumplir esa y otras condenas, sin embargo optó hoy por desdecirse utilizando el argumento de que ha pasado mucho tiempo, 22 años, y que no se acuerda de quién dio la orden. En su día afirmó al juez que tras el arresto en Francia del exdirigente Francisco Mújica Garmendia, ‘Pakito’, su responsable directo pasó a ser ‘Gorosti’. Pero también aseguró que no había visto a ‘Iñaki de Rentería’ hasta hoy.

Tras la declaración de éste, ninguna de las partes pidió medidas cautelares. La razón, la falta de indicios pese a que la Guardia Civil no pierde la esperanza de cercar a ‘Gorosti’.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual