Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
LEY DE TRANSPARENCIA

Esther Arizmendi: "La palabra transparencia está en boca de todos"

  • La presidenta del Consejo de Transparencia asegura que la política de transparencia se encuentra en el momento "más tibio"

Esther Arizmendi, presidenta del Consejo de la Transparencia.

Esther Arizmendi: "La palabra transparencia está en boca de todos"

Esther Arizmendi, presidenta del Consejo de la Transparencia.

COLPISA
0
16/08/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
La ley de transparencia que entró en vigor a finales de 2014 levantó grandes esperanzas en un campo ignoto para España, que era el único país sin una legislación que facilitara a los ciudadanos el acceso a los datos públicos. La encargada de pilotar ese ambicioso cambio de proceder es Esther Arizmendi, presidenta del Consejo de Transparencia, órgano destinado a velar por el derecho a la información pública y el buen gobierno. Sin embargo, unos meses después reconoce que todavía hay mucho por hacer.

¿Qué información hay en el portal de la transparencia?

Es importante saber que el Consejo de Transparencia no es el portal de transparencia, sino el guardián de ese portal. Y ahí se puede encontrar toda la publicidad activa que marca la ley.

Ha habido 2.344 solicitudes al portal. Son bastantes menos de las previstas. ¿A qué cree que se debe?

A la falta de cultura de transparencia. También relacionarse electrónicamente con la Administración tiene su complejidad para un colectivo importante de los ciudadanos.

De esas solicitudes ¿cuáles son las demandas más habituales?

En un primer momento era cuánto ganan unos y cuánto ganan otros. Pero ya avanzan a preguntas más complejas como a quién se contrata, en cuánto se contrata, para qué se usan los fondos públicos...

¿Le ha decepcionado el bajo nivel de solicitudes? 

Me ha decepcionado porque habíamos hecho un estudio previo y decía que iba a haber 45.000 solicitudes y que la respuesta de la ciudadanía sería más masiva por el clima de desafección. Y en ese sentido sí me ha decepcionado porque el número de reclamaciones es escaso. Lo más difícil de la transparencia no es el portal ni el colgar la información en él, sino calar en la mente del ciudadano.

¿Qué están haciendo para incentivar esa participación?

Lo primero dar ejemplo. El Consejo debe ser un organismo ejemplar y ser muy transparente. Hemos ido más allá de la ley de transparencia al publicar nuestros datos, las agendas, nuestras reuniones, los gastos...

Los partidos hablan mucho de transparencia, pero no sé si eso se traslada a la realidad.

La palabra transparencia está en la boca de todos, en todos los partidos, todos los discursos. Decir transparencia es fácil, hacer transparencia es más complicado. Los cambios culturales son lentos.

¿La clase política tienen interiorizada esa transparencia?

Tiene que hacer ese tránsito también. Están en ello. La voluntad existe. Ahora tiene que ponerse en marcha y crecer.

A veces la agenda del presidente del Gobierno refleja un solo acto. ¿Y el resto de actividades?

Ellos al publicar lo que publican cumplen con la ley. El ir más allá es un acto voluntario. Tampoco debemos equivocar la transparencia con la desnudez absoluta. Estoy segura de que el presidente del Gobierno tiene reuniones que son delicadas y afectan a la seguridad nacional y a la defensa del Estado y hay discreción. Ellos sopesarán hasta qué punto quieren ir más allá de lo que marca la ley.

¿Cree que llegaremos a saber con quién habla por teléfono el presidente del Gobierno o con quién se reúne?

Estoy segura de que llegaremos a saberlo. Lo que no sé es cuánto tardaremos. Pero tampoco en otros países lo supieron.

También ha habido polémica con los viajes de los diputados. ¿Cree que ese tipo de información se va a acabar por hacer pública? 

Ahí está la voluntad. Se puede llegar hasta donde se quiera llegar. La ley de transparencia es el estrato más bajo. Lo básico. Sobre eso se puede construir la voluntad de ser más transparente. Estoy segura de que estamos en el momento más tibio de la transparencia y que irá creciendo.

¿De verdad cree que se sabrán esos datos? 

En los países con experiencia en transparencia larga la evolución no ha sido de un día para otro. Nosotros necesitamos el tiempo. Pero creo que la transparencia es imparable. -Hay críticas a las barreras a la hora de solicitar información.

Sé que hay maneras de identificarse más sencillas. Lo hemos indicado a Presidencia y está trabajando en modelos de simplificación. -¿Hay algún dato que la ley no obligue a saber, pero considere interesante que se conozca? 

Me parece interesante cerrar los límites de aplicación de la ley. Que sean residuales, muy motivados y relacionados al caso concreto. Que sean una aplicación minoritaria.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual