Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Partido Popular (PP)

El PP no ve escándalo alguno en que el ministro del Interior reciba a Rato

  • Los populares minimizan el caso en un intento de acabar con el desgaste del Gobierno tras el paso de Fernández Díaz por el Congreso

7
13/08/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Mariano Rajoy quiere poner fin de inmediato al desgaste político inesperado que le está suponiendo al Gobierno y al PP la revelación de que el ministro del Interior recibió el pasado 29 de julio en su despacho al exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar y actual imputado en los casos Bankia y de las tarjetas 'black', Rodrigo Rato, con el que conversó durante una hora.

El líder del PP ha dado orden a la cúpula del partido de que se ponga manos a la obra para que tras la comparecencia de Jorge Fernández para explicar el encuentro, el viernes en el Congreso, este asunto, que le tiene especialmente irritado, quede zanjado para siempre. Que el Ejecutivo y las siglas dejen de estar de nuevo vinculadas cada día en los medios de comunicación a un ex alto dirigente popular investigado por corrupción y capitalismo de amiguetes en puertas de unas trascendentales elecciones en Cataluña y justo cuando el PP, por primera vez en cuatro años, comenzaba a levantar cabeza de cara a las generales.

Los principales responsables de la cúpula popular en estos días estivales, el vicesecretario Javier Arenas y el portavoz parlamentario, Rafael Hernando, comenzaron este miércoles a desgranar en varias entrevistas el argumentario con que combatirán el viernes los ataques unánimes del resto de partidos. En esencia, defenderán que "no se trata de ningún escándalo", simplemente de un encuentro entre viejos amigos sin trascendencia política ni legal, y que el problema es que la oposición "se está excediendo", exagerando y haciendo teatro con el objetivo de sacar del asunto beneficio electoral.

Tanto ímpetu pusieron en minimizar lo ocurrido en el despacho oficial del ministro del Interior que Hernando aseguró en La Sexta que no tendría problema alguno en mantener un encuentro con el exdirector gerente del FMI si él se lo pidiera, porque son viejos conocidos y porque lo importante es que si la reunión se produce se haga "con transparencia", como ocurrió en el caso de Fernández Díaz.

FELICITACIÓN NAVIDEÑA

El portavoz parlamentario, sin embargo, no tuvo en cuenta en su comparación que el ministro nunca incluyó el encuentro en su agenda oficial, que no informó de su existencia hasta que la noticia ya había sido publicada, y que el propio Rajoy tuvo que obligarle el martes a acudir a dar explicaciones al Congreso, porque el titular de Interior no veía razón para hacerlo pese a la reclamación unánime de oposición y sindicatos policiales y de la judicatura y a que Rato ha dicho que sí que hablaron de su viacrucis judicial.

Arenas, que fue quien pese al enfado del presidente del Gobierno aseguró que no ve el escándalo político por ningún lado, señaló, con idéntica intención que Hernando, que él no ha recibido a Rodrigo Rato en su depacho directivo de la calle Génova de Madrid, pero que sí que lo felicitó en navidades porque han tenido una gran relación.

El énfasis de los portavoces de la dirección del PP en quitar trascendencia política al encuentro en el ministerio hizo que acabasen por entrar en contradicciones con otros barones populares. El extremeño José Antonio Monago tiene claro que la reunión fue "un error" y que si Fernández Díaz lo hubiese pensado dos veces no la habría aceptado; para la vicepresidenta de Castilla y León, Rosa Valdeón, fue un acto "inconveniente e inadecuado"; y para la portavoz del PP en Euskadi, Laura Garrido, la cita ha provocado "preocupación y confusión".

En cualquier caso, la estrategia popular de tratar de liquidar el escándalo el viernes es una apuesta complicada. La oposición, con el PSOE a la cabeza, no tiene intención alguna de pasar página. Y menos ahora que la Cortes volverán a la actividad desde la próxima semana por la tramitación de los Presupuestos. Sin duda habrá exigencias de responsabilidades a Rajoy y Fernández y no es descartable una petición oficial de reprobación al ministro



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual