Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POLÍTICA

La reforma constitucional del PSOE no abrirá el debate de la monarquía

  • Los socialistas consideran que la monarquía no es percibida por los ciudadanos como algo que "tenga que ser sujeto de reforma"

1
Actualizada 11/08/2015 a las 13:54
Etiquetas
  • EFE. Madrid
La reforma constitucional que el PSOE pretende abordar la próxima legislatura no abrirá el debate sobre el mantenimiento o no de la monarquía como modelo para la jefatura de Estado al considerar que la Corona puede seguir contribuyendo a la estabilidad de la democracia en España.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llevará en su programa electoral de las generales una propuesta de revisión integral y profunda de la Carta Magna, pero sin "cuestionar los cimientos" del Estado, han informado fuentes socialistas.

Pese al alma republicana de un buen sector del partido, los socialistas consideran que la monarquía no es percibida por los ciudadanos como algo que "tenga que ser sujeto de reforma", por lo que no tienen intención de incluir este asunto en su reforma, ni abrir la puerta a que se pueda cuestionar.

El único punto que el PSOE tocaría en la Carta Magna sobre la jefatura del Estado es el relativo a la eliminación de la primacía del varón en la sucesión a la Corona, aunque también estaría dispuesto a hacer alguna mención a aspectos como la renuncia sucesoria y a remarcar la necesidad de transparencia en la institución, según fuentes socialistas.

Más allá de estos puntos, el PSOE "no ve motivo" para que la Corona forme parte del debate de la reforma constitucional, aunque no impedirá que los grupos puedan hacer propuestas en torno a ello.

"No vamos a cuestionar los cimientos del Estado como pretende Podemos. No es preciso hacer una segunda transición. La monarquía es un modelo de estabilidad y permite consolidar la democracia", según las fuentes.

El PSOE, con Alfredo Pérez Rubalcaba a la cabeza, impulsó en 2013 la revisión de la Constitución de 1978 con la llamada Declaración de Granada.

En ella, se apostaba por instaurar un modelo federal, reformar el Senado, establecer un nuevo sistema de financiación autonómica, blindar derechos sociales como la sanidad o la educación y delimitar la distribución de las competencias.

Al tomar las riendas del partido hace un año, Pedro Sánchez recogió el testigo, aunque ha ido incorporando algunas nuevas medidas, como la modificación del artículo 135 de la Constitución sobre estabilidad presupuestaria, la reducción de aforados, el reconocimiento de nuevos derechos y la puesta al día de aspectos obsoletos, como que no haya referencia a la Unión Europea.

Sánchez ha creado un grupo de expertos integrado por 17 catedráticos y expertos bajo la coordinación del andaluz Gregorio Cámara que ya están trabajando en la propuesta que el PSOE recogerá en su programa electoral.

Según los socialistas, no se trata de plantear una revisión "total" de la Carta Magna, pero sí una reforma "profunda y valiente" desde la "cautela".

Pese a las iniciales reticencias del PP a 'abrir el melón' de la Constitución sin una idea fija de qué se quiere hacer, en el PSOE siempre se ha tenido el convencimiento de que los populares terminarían por entrar en el debate.

"La próxima legislatura va a ser la de la reforma de la Constitución", asegura uno de los miembros del grupo de expertos.

Lo que el PSOE lleve en su programa electoral no será una propuesta articulada, pero la intención es "hacer algo concreto". "No nos podemos quedar en vaporosidades", admite el experto.

Aunque la reforma se ve como una solución al problema territorial de Cataluña, el PSOE tiene intención de dar a conocer su oferta electoral sobre la Constitución después de los comicios catalanes del 27 de septiembre.

Sánchez es partidario de recoger en la Carta Magna las singularidades de Cataluña y otras regiones, sin especificar si aceptará hablar de un Estado plurinacional, como defiende el PSC.

"Estamos en la posición de partida y eso hace referencia a una posición de llegada", arguyen en Ferraz para justificar que no se pueda avanzar ninguna conclusión más allá de abogar por el modelo federal.

La dirección socialista ve viable incrementar el autogobierno de las regiones que aspiran a ello sin que se menoscabe la igualdad entre los ciudadanos de los diferentes territorios.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha advertido de que no tolerará una España de dos velocidades, ni un federalismo asimétrico, término acuñado por el PSC para realzar que Cataluña debe tener un marco competencial más amplio que otros territorios.

Sánchez aseguró el pasado 23 de julio que "no hay que dar por hecho" que la reforma que propugna deba recoger ese carácter asimétrico, sin dar más pistas de cómo contentar a los socialistas catalanes que, por ahora, respaldan el plan del secretario general.

Lo que el PSOE no pone en duda es la continuidad del concierto económico del que gozan País Vasco y Navarra en virtud de los derechos históricos avalados por la Ley Fundamental de 1978.


  • Juan I
    (11/08/15 12:47)
    #1

    Por que el p..e niega al pueblo español  posibilidad de elegir democraticamente la forma de estado que quiere.Si sus antepasados levantaran la cabeza.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual