Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Macroeconomía

La OCDE constata el crecimiento "firme" de la economía española

  • Se mantiene por encima de la media de los países industrializados y de la zona euro, aunque detecta una moderación

0
11/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
La OCDE constata que el ritmo de crecimiento en los países más industrializados es "estable" a pesar de la ralentización de algunas economías emergentes como China o Brasil. El denominado índice compuesto de indicadores líderes del mes de junio publicado este lunes -que trata de detectar tendencias en el comportamiento económico- refleja que la recuperación marcha a buen ritmo a pesar de las turbulencias que atraviesan algunos países miembros. En el caso de España, el informe también recoge una ligera moderación en su impulso al pasar de los 101,97 puntos hasta los 101,84 enteros. En cualquier caso, el organismo describió como "firme" la recuperación, ya que el resultado todavía es bastante superior a la media de los países más industrializados (100) y a los de la eurozona (100,7). Unos datos que coinciden con las previsiones del Gobierno de un crecimiento superior en más del doble a la media comunitaria para los dos próximos ejercicios. Así, para 2015 estima un aumento del 3,3 por ciento del PIB frente al 1,5 por ciento de la zona euro. Todavía en 2016 la economía española alcanzará un 3 por ciento, según el Ejecutivo, frente al 1,8 por ciento previsto para los países de la moneda única.

Además, los índices de la OCDE publicados este lunes comparten con otros organismos como el propio Banco de España el pronóstico de que en la segunda mitad de 2015 habrá una cierta moderación en el impulso después de incrementarse el PIB en el segundo trimestre un 1 por ciento respecto a los primeros tres meses, ritmos que no se veían desde antes de la crisis (2007). Y es que el Banco de España ya advirtió de que en el segundo semestre del año se mantendría el crecimiento aunque a un ritmo "más contenido" debido a un menor incremento del consumo de los hogares. Una relajación que no sería compensada con el sector exterior, a pesar de que este índice seguirá con un gradual repunte impulsado por las exportaciones.

Por otra parte, la OCDE también confirma la estabilidad de los índices de Italia, que repite en los 100,9 puntos; y de Francia, que sube una décima hasta los 100,8 enteros. En ambos casos pone de manifiesto la estabilidad de dos economías que flaquearon parte del año pasado. Una situación que contribuye al ligero repunte de la zona euro -además de la, a priori, reconducida crisis de Grecia-.

En el caso de Alemania, el indicador refleja la "estabilidad" de su crecimiento con 100 puntos. De hecho, según el Gobierno germano, el PIB en el segundo trimestre aumentó un 0,3 por ciento, el mismo ritmo que entre enero y marzo.

MODERACIÓN DE LOS EMERGENTES

Sin embargo, los indicadores recogen también que una serie de países viven una desaceleración más marcada. Así, el índice del Reino Unido baja desde los 99,9 puntos a los 99,8 enteros y el de EE UU cae desde los 99,5 puntos hasta los 99,4 puntos. En cualquier caso, EE UU recupera terreno según avanza el año. De hecho, creció en el segundo trimestre un 2,3 por ciento en tasa anualizada frente al sorprendentemente bajo 0,6 por ciento de los primeros tres meses del año. Esta mejora en el PIB, junto a una tasa de paro estable en el 5,3 por ciento, facilita a la Reserva Federal subir los tipos por primera vez en nueve años. Una decisión que podría tomar en su reunión de septiembre.

La OCDE se muestra algo más preocupada sobre la ralentización de economías emergentes como China, que desciende una décima hasta los 97,5 enteros y que vive un periodo de inestabilidad financiera seria como refleja la caída de su bolsa en las últimas semanas. Asimismo, el indicador de Rusia retrocede una décima hasta los 98,8 y sigue por debajo de la media de los países industrializados. Una tendencia negativa provocada por los bajos precios del petróleo y la depreciación del rublo que ya se reflejó en el último informe del FMI en el que estimó un retroceso del 3,4 por ciento para la economía rusa este año. El otro de los emergentes con problemas es Brasil. En el indicador de la OCDE desciende dos décimas hasta los 98,8 enteros y apunta a un mayor debilitamiento de su economía en la línea con el retroceso del 1,5 por ciento del PIB estimado por el organismo que dirige Christine Lagarde.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual