Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Polémica

Interior asegura que el encuentro con Rato fue "exclusivamente personal"

  • El ministerio sostiene que la reunión entre Jorge Fernández y el exministro del PP no trató sobre los problemas legales de este

0
11/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Fue una petición urgente de reunión con el máximo responsable de las fuerzas de seguridad del Estado justo una semana después de comparecer en la Audiencia Nacional para declarar por cinco delitos fiscales, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes. Pero Rodrigo Rato y Jorge Fernández, aquel miércoles 29 de julio, no hablaron ni una palabra de los problemas legales del exministro del PP ni hicieron una sola referencia a su "situación procesal" en sumarios como 'Bankia' o 'tarjetas Black'. Durante una hora, y en las dependencias oficiales del paseo de la Castellana 5 de Madrid, Fernández y el imputado solo abordaron una cuestión "exclusivamente personal" que Rato quería tratar con Fernández.

Esa es la versión oficial del Ministerio del Interior, que, no obstante, se niega a revelar qué asunto, ajeno a las cuitas penales del expresidente de Bankia, era tan importante para que Fernández lo recibiera en su despacho a las puertas de las vacaciones, en secreto y jugándose su carrera política. Interior, 72 horas después de que se conociese el polémico encuentro, rompió este lunes su silencio para dar una singular versión de la entrevista, que no terminó, ni mucho menos, de arrojar luz sobre lo que allí se trató. Según el comunicado del departamento de Fernández, fue Rato quien "solicitó" ser recibido por el ministro. El titular de Interior -de acuerdo a la versión del Gobierno- dejó "claro" (y como "condición previa" al encuentro) que la reunión iba a versar sobre esa "cuestión personal" que quedaba "completamente al margen de la situación procesal" del imputado.

El encuentro -destaca Interior- duró menos de una hora y fue el propio Fernández quien decidió que "lo correcto" es que la entrevista se desarrollara en la sede ministerial. El Gobierno sostiene que el hecho de que tuviera lugar allí prueba la "absoluta transparencia" del encuentro secreto, del que jamás se informó públicamente y que no estaba incluido en la agenda oficial del ministro. Según portavoces del departamento, esto no es una situación anómala porque Fernández se suele reunir "con mucha gente" en su despacho y no se informa de eso. Fuera como fuese, Interior entiende que el lugar "más adecuado" para este delicado coloquio debía ser el ministerio y no "un reservado de un restaurante o en un lugar similar".

Siempre de acuerdo con la versión facilitada por Interior, Jorge Fernández hizo oídos sordos a lo que fuera que le pidiera o comentara Rato, porque el político catalán no movió un dedo. Al menos en el plano "procesal", matiza la nota oficial. "Tras este encuentro, el ministro del Interior no ha realizado ningún tipo de gestión ni ninguna iniciativa que tenga que ver absolutamente nada ni directa ni indirectamente con la situación procesal del señor Rato", aclara el comunicado. Ninguna gestión ni ningún comentario sobre las investigaciones que acorralan al exdirector del FMI. Pero, en cualquier caso -precisa Interior-, esas pesquisas ni las lleva la Policía ni la Guardia Civil, dando a entender que nula influencia tendría Fernández. "Las investigaciones a las que está sometido el señor Rato las están dirigiendo la autoridad judicial, la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Inteligencia Financiera (UNIF) de la Agencia Tributaria", apunta la nota.

INDIGNACIÓN GENERAL

El gabinete de Fernández garantiza que tanto Policía como Guardia Civil serían independientes si, finalmente, son movilizadas en este asunto. "Cualquier otra actuación que sea requerida de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado lo será en su condición de policía judicial y, por tanto, actuarán en todo momento bajo la dirección de las autoridades judiciales y en ningún momento bajo la autoridad del Ministerio del Interior", zanja el departamento.

La reunión se ha convertido en un gran escándalo político. Toda la oposición, así como los sindicatos policiales y las asociaciones judiciales, e incluso el PP de Valencia, exigen la inmediata comparecencia de Fernández en el Congreso para aclarar hasta el último detalle del encuentro. PSOE, IU y UPyD, como ya hizo el sindicato de la Guardia Civil, reclamaron el cese del ministro, dimisión que el resto pedirá en cuanto escuche las explicaciones.

El PSOE y UPyD creen que solo se está ante una reedición del "Luis, sé fuerte" y que, como entonces, Mariano Rajoy estaba al tanto de la reunión y de la conversación, por lo que será contra quien dirijan los próximos dardos políticos. Los socialistas no tienen duda alguna de que Rato y Fernández intercambiaron información sobre sus procesos judiciales.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual