Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Barómetro del CIS

Seis de cada diez votos recuperados por Rajoy proceden de Ciudadanos

  • El PP logra que vuelva a confiar en sus siglas de cara a las generales el 17% de los simpatizantes que le abandonaron en la legislatura

0
07/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
La estrategia de Mariano Rajoy para recuperar de cara a las generales a parte del amplio segmento del centro derecha desencantado con el PP parece que ha comenzado a dar los primeros frutos, según se deduce de los datos facilitados por el barómetro del CIS.

El líder del PP ha pedido a los españoles, especialmente a los aproximadamente 4,5 millones de votantes de 2011 que le habían abandonado o meditaban hacerlo, que perdonen sus errores del pasado -recortes, incumplimientos de programa, corrupción-, que corten su fuga a Ciudadanos y que concentren el voto útil en su formación, porque es la única que puede garantizar la estabilidad política y evitar que llegue a la Moncloa una alianza entre PSOE, Podemos y otros grupos "radicales".

El barómetro de julio no solo constata que el PP recupera apoyos -2,6 puntos desde abril- por primera en toda la legislatura, sino también que los que vuelven al redil popular pertenecen casi en su totalidad a los grupos en los que Rajoy ha puesto su diana: simpatizantes fugados desde el año pasado al partido liderado por Albert Rivera y exvotantes desencantados que meditan un cambio de opción política o su paso a la abstención.

Las encuesta publicada el miércoles indica que el partido en el Gobierno ha recuperado en un solo un trimestre al 17 por ciento de todos los apoyos perdidos en cuatro años, un porcentaje que podría superar el medio millón de españoles, al pasar de una fidelidad de voto del 48,8 por ciento en abril a otra del 57,8 por ciento en julio.

LOS INDECISOS

Pero, lo que para la cúpula de la calle Génova posiblemente es más relevante, de los hijos pródigos, el 63 por ciento -más de uno de cada seis- se lo han arrebatado a Ciudadanos -que cae 2,7 puntos en el sondeo- y el 22 por ciento -dos de cada diez- son desencantados populares que, pese a su enfado, han decidido darle otra oportunidad a Mariano Rajoy. En cantidades ya más modestas, un 5,5 por ciento de los retornados se había pasado temporalmente al PSOE y un porcentaje idéntico había asegurado en abril que votaría a Podemos.

La obsesión del presidente del Gobierno en atraerse a ambos colectivos es el resultado de saber que, al menos hasta la Semana Santa pasada, el partido de Rivera era la nueva opción electoral del 17,7 por ciento de los que en 2011 votaron al PP y que otro 16,7 por ciento de sus antiguos apoyos estaba indeciso, dudando entre el cambio de siglas y no acudir a las urnas.

Las 'tripas' del CIS -los cuadros que vinculan la actual apuesta electoral con el recuerdo de voto y toda una serie de clasificaciones personales, sociales y demográficas- permiten realizar una radiografía aproximada de quiénes son de forma mayoritaria esos centenares de miles de personas que han decidido en el último trimestre revertir la tendencia de cuatro años de retrocesos del PP y dar otra oportunidad al partido en el Gobierno.

De forma muy simplificada, son una mayoría de varones, fundamentalmente de entre 25 y 64 años, con estudios básicos o de Secundaria, y que de forma masiva se describen a ellos mismos bien como de clase media, bien como obreros no especializados. Quienes han cambiado de opinión a cuatro meses de las elecciones para elegir al nuevo inquilino de la Moncloa viven, preferentemente, en pueblos grandes y en pobladas capitales de provincia.

El PP es desde hace meses un partido con más apoyos masculinos que femeninos, pero entre las incorporaciones de julio hay casi el doble de varones que de mujeres.

Los grupos de edad en los que más respaldo ha retornado al PP son el de 25 a 44 años y, especialmente, el de 55 a 64, con muy pocas incorporaciones entre los de 45 a 54 -muy castigados por el desempleo de larga duración- y los jubilados. La opción incluso retrocede entre los jóvenes de 18 a 24 años, los nuevos votantes de las generales.

Donde es evidente que ha calado el mensaje de optimismo económico, así como las bajadas de impuestos de Rajoy, es en las clases medias, tanto en las tradicionales como en las nuevas, con aumentos de apoyos de hasta el 37 por ciento. La categoría de obreros especializados no tiene una sola incorporación.

Si se atiende a la división académica, entre los que renuevan su confianza en el PP, según la encuesta, destacan los ciudadanos con estudios de Primaria y, en menor medida, de Secundaria y FP. Donde el partido de Rajoy no solo no gana sino que pierde apoyos es entre los titulados universitarios.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual