Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Trama Púnica

La fiscal a Moreno: "¡Es usted la imagen del absoluto clientelismo!"

  • El exdirigente popular que se hizo político "para tocarse los huevos" es acusado de ser un pilar clave de Granados y Marjaliza

El exdirigente popular José Miguel Moreno.

La fiscal a Moreno: "¡Es usted la imagen del absoluto clientelismo!"

El exdirigente popular José Miguel Moreno.

EFE
0
06/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Fue, dicen en la Audiencia Nacional, uno de las escenas más tensas vividas durante los interrogatorios de la trama 'Púnica' durante los últimos meses. Fue el pasado 11 de julio. Ante el juez Eloy Velasco se personó el ya famoso José Miguel Moreno, exalcalde de Valdemoro (centro neurálgico de Púnica) y mucho más conocido por ser el exdiputado regional madrileño del PP que confesó en un 'pinchazo' haber entrado en política para "tocarse los huevos". Moreno, que desconocía que aparecía en docenas de intervenciones telefónicas de la Guardia Civil amañando concursos en la Comunidad de Madrid con su amigo David Marjaliza (número 2 de la red), se presentó ante el magistrado como un parado, sin ningún recurso. Esa pose indignó a la fiscal, que le espetó: "¡Es usted la imagen del absoluto clientelismo endogámico!", antes de pedirle una fianza de 100.000 euros y la retirada del pasaporte.

Este exdiputado fue expulsado por el Partido Popular el pasado 29 de julio tras calificarle de "repulsivo" y después de conocer que, además de jactarse de haberse hecho político para no trabajar, pedía dinero a la trama para irse de vacaciones, según revelaron los 'pinchazos'.

Pero aquel sábado 11 de julio faltaban aún dos semanas para que se levantara el secreto del sumario y el imputado, cuyo nombre no había salido hasta entonces demasiado a la palestra, todavía creía que podía salir indemne. Velasco le informa de sus derechos y de los delitos de los que se la acusa: "prevaricaciones urbanísticas en Valdemoro", "amaño de contratos", "información privilegiada", "cobro de comisiones". El imputado le responde que no va a declarar "hasta que no veamos de qué se me acusa". La frase enerva al juez. "Pero si ya le estoy diciendo de qué se le acusa", le responde el instructor, quien, no obstante, obviamente tiene que respetar su derecho a guardar silencio.

"NO TENGO UN DURO"

Pero José Miguel Moreno no calla del todo y, aunque se niega responder preguntas, lanza su alegato. "Yo no tengo un duro", afirma. "Yo estoy en el paro", explica, diciendo que desde que dejó de ser parlamentario regional en las últimas elecciones no ha encontrado trabajo. "He vivido siempre de mi sueldo y no tengo un duro", insiste.

El victimismo del imputado enciende a la fiscal, que pide intervenir para la denominada 'vistilla del 505' a fin de pedir medidas cautelares contra él. Y es ahí, a la hora de justificar esas medidas, cuando la representante del Ministerio Público se explaya. Le reprocha que haya estado al frente durante los últimos años de todas "las actuaciones corruptoras y cohechadoras en el Ayuntamiento de Valdemoro" y que su etapa como alcalde de ese municipio madrileño ha sido "la más importante" de Púnica. La fiscal ya le avisa que le tienen cogido, y no solo por los pinchazos en los que daba concursos a la red, sino también por "el rastro documental que ha dejado en las adjudicaciones de parcelas, en las maniobras con las juntas de compensación y en la manipulación, presión y promoción a funcionarios que eran de su favor y que cumplían sus instrucciones".

"¡Para nosotros es usted la imagen del absoluto clientelismo endogámico en el Ayuntamiento de Valdemoro!", apunta la funcionaria de Anticorrupción que le recuerda que su afán por amañar contratos "siempre a favor de Marjaliza" llegó al extremo de manipular "expedientes menores", incluso de simples cafeterías. "¡Usted convirtió el Ayuntamiento de Valdemoro en una unidad de negocio más de la trama!", abunda la fiscal, quien insiste en que todo su objetivo al frente del consistorio -o ya fuera de él en los últimos años, en los que "conserva su capacidad de influencia importante en el ayuntamiento"- era mover los hilos para "promover" los chanchullos de Marjaliza, al que incluso "entregaba borradores de concursos públicos".

El aviso para navegantes de la fiscal, dando entender que en el sumario hay gran cantidad de pruebas contra Moreno, no parece tener efecto en su abogado, quien, obviamente, tampoco sabe que su cliente está atrapado en un maremágnun de escuchas y documentos que prueban supuestamente su enriquecimiento ilícito durante los últimos años. "¡No tiene disponibilidad económica! ¡Ningún bien patrimonial! ¡No tiene absolutamente ningún bien!", clama el letrado, que va más allá e insiste en que su cliente es prácticamente un indigente. "Ni siquiera tiene derecho a la prestación por desempleo tras acabar su etapa como diputado. Su situación económica es débil", apura el abogado defensor. El abogado, sin saber las acusaciones exactas, las niega, sobre todo porque en los últimos cuatro años, Moreno "solo ha sido diputado" y su "vinculación con Valdemoro ha sido de mero espectador".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual