Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Barómetro del CIS

El bipartidismo gana músculo por el frenazo de Podemos y de Ciudadanos

  • El Partido Popular crece después de cuatro años y, según el barómetro del CIS, ganaría las generales al PSOE por 3,3 puntos

15
06/08/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid


El Partido Popular ha revertido por primera vez en cuatro años su constante pérdida de apoyos y estaría hoy en disposición de ganar las próximas elecciones generales con 3,3 puntos de ventaja sobre el PSOE, según indica el último barómetro del CIS, dado a conocer este miércoles, pero elaborado en los nueve primeros días de julio. Los populares cosechan una intención de voto del 28,2 por ciento, con una mejora de 2,6 puntos sobre abril pasado. No solo se trata de la primera encuesta del CIS en la que no descienden desde octubre de 2011 -antes incluso de llegar al Gobierno-, sino que también logran romper con esta notable mejora el empate técnico que tenían con los socialistas, de los que hace tres meses solo les separaban 1,3 puntos.

El punto de inflexión de los populares se produce después de que el presidente del Gobierno anunciase a cinco meses de las generales una nueva bajada de impuestos, que airease la aceleración del ritmo de crecimiento de la economía y del empleo, y tras que su partido se viese desalojado de varias comunidades y ayuntamientos por pactos de los socialistas con Podemos y Ciudadanos.

Las causas de la mejora de las expectativas de voto del PP están, según el propio CIS, en que ha logrado recuperar un tercio de los antiguos votantes que se habían pasado a Ciudadanos y a algunos de los desencantados con su gestión gubernamental, que en anteriores sondeos estaban en la indefinición. El PP coge la delantera a cuatro meses de las elecciones, pero no por un pinchazo del PSOE. Los socialistas, con el 24,9 por ciento, ganan seis décimas desde abril y mantienen la racha de subidas que les ha hecho mejorar 2,7 puntos en 2015 y 3,7 puntos desde que Pedro Sánchez llegó a la secretaría general, en julio del año pasado.

LA 'COCINA'

Los socialistas, de hecho, ponen en duda la ventaja del PP porque destacan que, según el CIS, están por delante del partido de Mariano Rajoy tanto en intención de voto directa (17,3 por ciento a 16 por ciento) como en la combinada con simpatía (19,8 por ciento a 17,1 por ciento), por lo que atribuyen el resultado final a una 'cocina' del instituto demoscópico público favorable al partido gubernamental.

En cualquier caso, la subida del PSOE tiene unas razones casi idénticas a las del PP: la recuperación de un tercio del voto fugado a la formación de Albert Rivera y de algunos de los socialistas indecisos.

No obstante, populares y socialistas no están para echar las campañas al vuelo. Rajoy, aunque mejora levemente, sigue con una valoración mínima (2,6) y no inspira confianza al 82,4 por ciento de los españoles. Sánchez es el líder nacional mejor valorado (3,8), pero también desconfían de él el 78,3 por ciento.

La recuperación de PP y PSOE coincide con un pinchazo de los dos partidos emergentes. Podemos sigue en caída, pero parece que está cerca de estabilizarse. Con el 15,7 por ciento de la intención de voto está ocho décimas peor que en abril, pero frena su ritmo de descenso, que ya es de 8,2 puntos desde enero, cuando era segunda formación nacional a escasa distancia del PP.

El gran tropezón del CIS lo sufre Ciudadanos, que, después de crecer en el primer trimestre del año 8,6 puntos de golpe, de abril a julio cae 2,7. El sondeo de este miércoles le otorga el 11,1 por ciento frente al 13,8 por ciento anterior, tras abandonar a Rivera un número relevante de exvotantes populares y socialistas.

El retroceso de los partidos emergentes (3,5 puntos) ha permitido tomarse un respiro al bipartidismo, ya que la suma de apoyos de PP y PSOE supera el 53 por ciento, su mejor resultado desde antes de las europeas de 2014, cuando se aceleró su crisis. Los dos grandes partidos sacan 26 puntos a los dos siguientes.

Pese a todo, el sondeo vuelve a confirmar que en las generales no habrá mayorías y que el partido que llegue a la Moncloa no tiene por qué ser el que gane sino el que logre un pacto más amplio. El estudio señala que las sumas en el centro izquierda y centro derecha están igualadas, con ligera ventaja para PSOE-Podemos (40,6 por ciento) sobre PP-Ciudadanos (39,35). El pacto preferido con diferencia por los encuestados, con un 21,1 por ciento, es el de Sánchez con Pablo Iglesias. La gran coalición PP-PSOE, la séptima alianza en grado de preferencia, solo convence al 5 por ciento.

El barómetro del CIS ratifica la tendencia de IU a ser fagocitada por Podemos, que se lleva un 46 por ciento de sus votantes de 2011. La formación liderada por Alberto Garzón tiene el 3,7 por ciento, con 1,1 puntos de caída. UPyD cada vez apunta más a partido extraparlamentario. Su representación se reduce al 1,3 por ciento, seis décimas menos. Ciudadanos se queda el 40 por ciento de sus antiguos votantes; Podemos, el 13 por ciento; y el PSOE, el 10 por ciento.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual