Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Política

Rajoy hará los cambios que planea en el PP y el Gobierno antes de verano

  • La dirección del partido llama a las organizaciones territoriales a cerrar filas para no "dañar" a la formación antes de las generales

Reunión de los presidentes provinciales del PP.

Rajoy hará los cambios que planea en el PP y el Gobierno antes de verano

Reunión de los presidentes provinciales del PP.

EFE
0
03/06/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
El presidente del Gobierno pedía este martes calma con las manos. Mariano Rajoy se mueve lento, pese al apremio de sus barones, pero con un escueto "sí" confirmó que efectivamente sus palabras se interpretaron bien, que efectuará cambios en el Gobierno, en el PP o en ambos, y que, sean de la naturaleza que sean, esas modificaciones se producirán antes de verano.

Con toda probabilidad la segunda quincena de junio, cuando se hayan constituido los ayuntamientos. Hasta entonces, la dirección del partido pide a sus organizaciones territoriales apretar las filas, no desbocarse, y casi un acto de fe: confiar en que el jefe del Ejecutivo tomará "las medidas adecuadas" para "ganar" las elecciones generales y encarar, antes, la formación de gobiernos autonómicos y locales. Así se lo transmitió María Dolores de Cospedal a los secretarios generales y presidentes provinciales reunidos este martes en la sede central de la madrileña calle Génova. Por sorpresa, porque no estaba previsto, decidió ejercer de número dos, intervenir en el encuentro y llamar a la cohesión interna y la unidad después de que el resultado del 24-M y la pérdida de ejecutivos hayan agitado las turbulentas aguas internas.

"Nos ha pedido apretar los dientes y trabajar", interpretaba uno de los asistentes. Con algunos dirigentes territoriales señalando al Gobierno como responsable del derrumbe electoral, en el momento de mayor cuestionamiento de la secretaria general tras perder el Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Cospedal instó a no dispersarse en el camino hacia los comicios generales de final de año y a cuidar al PP. "No nos hagamos daño a nosotros mismos", emplazó en la cita tras descartar, una vez más, y a pesar de la insistencia del partido en Baleares, que se vayan a celebrar congresos regionales antes de que se conozca si Rajoy continúa o no en la Moncloa. "No es momento de originalidades", concluyó. Todo queda aplazado hasta los próximos comicios. La renovación "profunda", como demandan en la formación, no se llevará a cabo hasta 2016. Por ahora, el día a día del PP gira en torno a los planes indeterminados del presidente.

Los populares han pasado de la decepción del día después de las elecciones autonómicas y municipales, cuando Rajoy negó cualquier cambio, a la incertidumbre de intuir que "algo hará" y que será "en el medio plazo". El jefe del Ejecutivo, que reflexiona sobre reemplazos de caras o reforzamiento de la cúpula del PP, está consultando a los barones de su confianza, como la aragonesa Luisa Fernanda Rudi o el gallego Alberto Núñez Feijóo, acerca de lo que podría funcionar para conseguir la victoria.

OTRAS POLÍTICAS

Fuentes regionales del partido comparten el criterio de algunos miembros de la cúpula que reclaman a la Moncloa otro tipo de políticas para los meses restantes hasta las elecciones. Esperan una rectificación en el discurso con nuevas medidas "enfocadas para los autónomos" y, sobre todo, para "las clases medias", que son las que nutren el electorado del PP y con las que se pueden alcanzar mayorías suficientemente holgadas.

En los ministerios se trabaja ya, de hecho, en la preparación de proyectos de ley e iniciativas que no podrán ver la luz en esta legislatura por falta de tiempo material. Toda esta actividad permitirá al PP, sin embargo, hacer pública su oferta electoral, parte del programa con el que buscarán revalidar la confianza. De la misma manera, los Presupuestos Generales del Estado constituirán, en la práctica, el primer documento electoral de los populares. Presentarlos sin poder tramitarlos en las Cortes servirá para plantear partidas expansivas, medidas sociales encaminadas a dejar atrás la austeridad y los recortes que han erosionado, junto a los casos de corrupción, la credibilidad del partido.

En la sede, este martes, sin embargo, y como viene siendo habitual, nadie exigió el cambio de rumbo. Según los presentes en la reunión, tras las alocuciones de la dirección, de Cospedal y los vicesecretarios Carlos Floriano y Javier Arenas, no se produjeron intervenciones críticas. Tampoco tomó la palabra la presidenta de los populares madrileños, Esperanza Aguirre, después de haberse mostrado en público partidaria, incluso, de "refundar" el PP. A lo que más tiempo se dedicó, además de a la petición de no devorarse los unos a los otros, fue a las líneas que marcarán los pactos postelectorales y la posición ante los requisitos que impone Ciudadanos en materia de lucha contra la corrupción y regeneración. "Todo lo que piden se ha hecho ya", garantiza el PP, que advierte de que desplegará su "capacidad de diálogo" para alcanzar consensos "estables" con otros partidos regionales, incluidas los "nacionalistas moderados".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual