Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Casa Real

Este martes se cumple un año del anuncio de abdicación del Rey

  • Fue un secreto guardado durante meses que confirmó Rajoy, antes de que Don Juan Carlos explicara por qué renunciaba al trono

El Rey Juan Carlos junto a su hijo, el día de la firma de la abdicación

Los sentimientos del Rey Juan Carlos I en torno a su abdicación

El Rey Juan Carlos junto a su hijo, el día de la firma de la abdicación

Archivo DN
El reinado de Juan Carlos I, en imágenes 17 Fotos

El reinado de Juan Carlos I, en imágenes

Don Juan Carlos de Borbón y Borbón ha sido Rey de España bajo el nombre de Juan Carlos I durante 39 años, uno de los reinados más largos de la historia, desde que fue proclamado el 22 de noviembre de 1975.

ARCHIVO/EFE
0
Actualizada 01/06/2015 a las 09:52
Etiquetas
  • EFE.MADRID
Este martes se cumplirá un año del anuncio de la abdicación del Rey Juan Carlos I, un secreto guardado durante meses que hizo público el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, poco antes de que el propio Monarca explicara al país por qué había decidido renunciar al trono en favor de su hijo Felipe.

La noticia, anticipada a primera hora de la mañana por el veterano periodista José Antonio Zarzalejos, cogió a casi todo el mundo por sorpresa, ya que hacía tiempo que habían mermado los rumores sobre la renuncia del jefe del Estado, alimentados entre otras cuestiones por sus reiterados problemas de salud.

"Buenos días a todos. Su Majestad el Rey don Juan Carlos acaba de comunicarme su voluntad de renunciar al trono y abrir el proceso sucesorio", comenzaba la declaración institucional de Rajoy emitida por televisión con la que los españoles vieron confirmada la abdicación del entonces jefe del Estado, de 76 años.

El presidente se mostró consciente de que la decisión del Monarca abría un nuevo capítulo en la historia de España: "Estoy convencido de que los españoles sabremos escribir esta nueva página de nuestra historia en un clima sereno, con tranquilidad y agradecimiento a la figura de su Majestad el Rey".

Más allá de ratificar que había visto a don Juan Carlos completamente "convencido" de que aquel era el mejor momento para llevar a cabo el cambio "con toda normalidad" y de remarcar una "impagable deuda de gratitud" con el Rey, Mariano Rajoy dejaba al propio Monarca explicar los motivos de su marcha.

Algo que el Monarca hizo dos horas y media más tarde, en un mensaje grabado poco antes en el Palacio de la Zarzuela recibido con el máximo interés, en una frenética mañana de lunes copada por declaraciones y comentarios políticos, opiniones ciudadanas para todos los gustos y mucha expectación por lo que iba a decir a todos.

Sentado en la mesa de su despacho oficial, la escenografía incluía detalles como dos fotografías situadas a su izquierda donde aparecían el Rey junto a su Heredero y a la entonces infanta Leonor, como símbolo de la continuidad dinástica, y en otra el Monarca acompañado de su padre, el conde de Barcelona.

"Me acerco a todos vosotros esta mañana a través de este mensaje para transmitiros, con singular emoción, una importante decisión y las razones que me mueven a tomarla", arrancaba su declaración.
Don Juan Carlos expresaba su agradecimiento a los españoles por haberle permitido consumar a lo largo su reinado, un período "de paz, libertad, estabilidad y progreso" y admitía que los últimos y "difíciles" años permitían "hacer un balance autocrítico de nuestros errores y de nuestras limitaciones como sociedad".

La filosofía de su discurso se resumía en un significativo párrafo: "Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando y a afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana".

Para hacerlo, el jefe del Estado aseguraba no tener ninguna duda de que su hijo contaba con "la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado y abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación", a la par que hacía hincapié en que "encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica".

Anunciada la renuncia del jefe del Estado, con los mecanismos legales necesarios puestos en marcha por el Gobierno para garantizar el relevo, el lunes 2 de junio de 2014 marcó una nueva página en la historia de España y puso el primer hito de lo que sería el reinado de Felipe VI.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

  • Galería de imágenes:
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual