Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones autonómicas 2015

Íñigo Errejón, jefe de campaña de Podemos "No hemos hecho todo bien y los adversarios han hecho los deberes"

  • "Lo extraño es que David venza en Goliat"
  • "No se nos dan bien las encuestas pero sí las campañas"
  • "Mantendremos en todas las comunidades la misma postura ante los pactos que en Andalucía"

El segundo de Pablo Iglesias compareció ante un auditorio repleto

Iñigo Errejón visita Pamplona

Iñigo Errejón durante su visita a Pamplona

Stefan D.G.S.
0
Actualizada 21/05/2015 a las 00:32
  • COLPISA. MADRID
El número dos de Podemos y cerebro estratégico del partido asegura que saldrán a ganar este domingo aunque reconoce que "lo extraño sería que David venza en Goliat". Íñigo Errejón (Madrid, 1983) fue el responsable del éxito de la campaña que abrió las puertas de Europa con tan sólo cuatro meses de vida a la formación que lidera su amigo Pablo Iglesias.

¿Cuál sería un buen resultado para Podemos?

Salimos siempre a ganar. Nuestro objetivo principal es vencer en todos los lugares. Uno secundario es resultar decisivo para que haya un cambio político, y con esto no nos referimos a una alternancia de colores, sino a un giro de 180 grados en las políticas que se vienen haciendo.

¿Está preparado Podemos para digerir un revés electoral?

Sí, nosotros hemos nacido con mucha humildad. Lo normal en política es que las grandes maquinarias siempre ganen, que se salga con la suya el que dispone de más dinero para su campaña o el que tiene los amigos más poderosos. Sólo en periodos excepcionales resulta que la falta de recursos o de conexiones con los sectores más privilegiados se puede compensar con ideas que son de sentido común y pueden suscitar una mayoría nueva proveniente de personas que hasta ese momento votaban cosas diferentes. No obstante, que David derrote a Goliat es lo raro, lo habitual es que los de siempre se salgan con la suya. La clave de estas elecciones estará en ver qué capacidad tienen los actores políticos tradicionales para retrasar el cambio y cuánta tenemos para empujarlo los que trabajamos por él. En todo caso, el cambio en nuestro sistema de partidos sí es irreversible.

En el supuesto de que Podemos pueda encabezar un gobierno ¿cree que el PSOE les apoyará sin que ustedes permitan a cambio la investidura de Susana Díaz en Andalucía?

Eso hay que preguntárselo al PSOE. En Andalucía siguen las conversaciones. Hemos puesto sobre la mesa tres condiciones de sentido común y coste cero. Hemos sido muy razonables en nuestras exigencias pero también somos muy firmes en defenderlas. Creo que a partir del 24 de mayo va a haber un mapa muy variado y todos los partidos tendrán que retratarse en cada territorio. Podemos hará en todos los sitios lo mismo que en Andalucía, ya seamos una parte decisiva en los pactos o nosotros mismos estemos en condiciones de encabezar un gobierno.

¿Qué piensa cuando escucha a Esperanza Aguirre decir que 'si Podemos gana las elecciones será la última vez que votemos libremente'?

La campaña de Aguirre está rozando lo tragicómico. No está bien jugar con esas cosas. La democracia en España costó mucho conquistarla y lo que la amenaza hoy no es que la gente pueda votar sino que haya tramas que han hecho de las instituciones públicas una especie de patrimonio de unos pocos.

Hablan de que en 2015 se ha abierto una ventana para el cambio pero que existe el riesgo de que se cierre si Podemos no gana las próximas citas electorales. ¿Es ahora o nunca?

Es ahora porque hay unas condiciones que no es fácil que se repitan. Uno en política no elige los momentos, elige cómo los juega o cómo reacciona ante ellos. Claramente estamos ante una posibilidad histórica. Si no es ahora, será otra batalla diferente.

TONELADAS DE ETIQUETAS

¿Hay quien le atribuye ser el cerebro de un supuesto giro a la moderación?

Nada más nacer nos pusieron toneladas de etiquetas: radicales, antisistema, bolivarianos, extremistas. Pero no son etiquetas que asumiéramos en ningún caso. Así es cómo el adversario quiere que los españoles nos vean. Lo entiendo porque no quiere discutir de los problemas que plantea Podemos (corrupción, empleo, fiscalidad.) si no de Podemos.

¿Han analizado las causas de la caída en las encuestas de siete puntos en el último CIS?

No hemos hecho todo bien y una parte del adversario ha hecho los deberes en torno a la opción de disputar las banderas del cambio para venderlo como regeneración de lo mismo y también en la campaña de estigmatización y de miedo. A mí hay gente que me para por la calle y me pregunta por cosas que no hemos dicho jamás. Una señora en Valencia me dijo si íbamos a quitar la fiesta de Moros y Cristianos, un cazador que si prohibiremos la caza o una señora que si se la vamos a confiscar la segunda casa que tiene. Todo esto cala en la sociedad. También hay que tener en cuenta que a nosotros no se nos dan bien las encuestas, se nos dan bien las campañas. El ejemplo lo tenemos en las europeas en las que al principio no existíamos en los sondeos, casi al final nos otorgaban un eurodiputado y acabamos con cinco.

¿Se dio por aludido cuando Juan Carlos Monedero habló de que en política hay generales mediocres?

No. Yo no soy general e intento no ser mediocre.

¿Ve a Pablo Iglesias como el próximo presidente del Gobierno?

Sí. Pero hay que prepararse porque ganar la Presidencia no es ganar el partido es clasificarse. Ahí es donde empieza lo complicado, donde tienes que dejarte la piel. Las disputas de ahora son poca cosa con lo que puede venir luego.
 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual