Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones autonómicas 2015

Uno de cada tres españoles no sabe a quién votar el domingo

  • El porcentaje de indecisos entre los simpatizantes de PP y PSOE es más alto que entre los partidarios de Podemos y Ciudadanos
  • Un alto porcentaje de votantes con dudas suele beneficiar a PP y PSOE porque buena parte de los que dicen no saber son voto oculto suyo

Uno de cada tres españoles no sabe a quién votar el domingo

Uno de cada tres españoles no sabe a quién votar el domingo

Papeletas en un colegio electoral de Valencia.

EFE
0
19/05/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Al menos uno de cada tres ciudadanos llamados a votar el domingo aún no sabe a qué candidato va respaldar en las elecciones locales y autonómicas. En el caso de los comicios municipales son once millones largos de personas confusas, y en las autonómicas, más de seis millones. Aunque no es extraordinario porque en los días previos a las citas electorales los porcentajes de dubitativos suelen ser altos, no es normal que a cinco días de las votaciones persistan tantas dudas. Lo recogen todos los sondeos; los de medios de comunicación, los que manejan los partidos para su consumo interno y el del Centro de Investigaciones Sociológicas.

Mucho tiene que ver en este elevado número de indecisos la resistencia y el vértigo que produce decir adiós a un sistema bipartidista que ha funcionado durante tres décadas largas. También tiene su cuota de culpa el temor y la incertidumbre que produce entregar la papeleta a los partidos que se estrenan en la contienda.

La indecisión es general, tanto en las comunidades que renuevan sus gobiernos como en las que solo celebran elecciones locales. El barómetro de abril del CIS midió las intenciones electorales nacionales y constató que el 33,5% de los ciudadanos vive en una fase de interrogantes. Si la pregunta se hace en el ámbito exclusivamente autonómico no solo ocurre lo mismo sino que se agudiza la incertidumbre.

La horquilla va del entorno del 30 al 40% según qué territorios. El sondeo del CIS apuntó que el 39,2% de los aragoneses se debatían entre votar o no votar y en este último caso no sabían a qué partido. Situación en la que también se encuentra el 38% de los canarios y los baleares, el 36% de los cántabros y el 35,8% de los castellanoleoneses.

Unos porcentajes que con pocas variaciones se repiten en las encuestas de los medios de comunicación publicadas en los últimos días, y también las que encargan las fuerzas políticas para diseñar sus estrategias. Fuentes de la dirección del PP aseguran que la bolsa de los que dudan es en su mayoría suya porque, aducen, son votantes populares desengañados que se mueven entre renovar su confianza a sus candidatos o no votar. Pero lo mismo dicen en el PSOE, donde argumentan que los indecisos son simpatizantes suyos que se fueron en 2011 y ahora se plantean a volver al redil socialista.

Ambos partidos mayoritarios también coinciden en que entre los que engrosan las filas del no sabe/no contesta de las encuestas está su voto oculto, el que no se confiesa porque en estos momentos no está bien visto el apoyo al PP o al PSOE, y lo que está de moda es el respaldo a Podemos y Ciudadanos.

Puede ser un argumento plausible porque los titubeos que detectan los estudios son mayores cuando las opciones entre las que se mueven los ciudadanos son los partidos tradicionales. Los expertos en demoscopia confirman que el porcentaje de indecisos es mayor entre los votantes de PP y PSOE. El que ha elegido votar a Podemos o Ciudadanos, en cambio, lo tiene claro a estas alturas y entre ellos es mucho menor el porcentaje de dubitativos.

Esta situación alimenta el optimismo en las direcciones de los dos grandes partidos porque concluyen que su respaldo sólo puede ir hacia arriba de aquí al domingo, mientras que el respaldo a las fuerzas emergentes está consolidado y no tiene mucho margen de mejora.

VOTO ÚTIL

Este amplio club de los indecisos también explica los redoblados llamamientos al voto útil que lanzan en estos días los líderes de todos los partidos. Mariano Rajoy ensalza en sus mítines las bondades de las mayorías amplias del PP porque dan estabilidad y permiten llevar a cabo los proyectos políticos sin los frenos y las ataduras de las alianzas. Pedro Sánchez sostiene que el PSOE es el voto útil para casi todo: para acabar con la corrupción, según dijo en Valencia, o para que se produzca un cambio, como subraya en todos sus actos.

Pero también Pablo Iglesias y Albert Rivera llaman a no desperdiciar la papeleta. El líder de Podemos sostiene que ahora el verdadero voto socialista es el que se entrega a su partido y no a los de 'la casta'; mientras que el de Ciudadanos rechaza el papel de bisagra porque su formación, dice, es una alternativa de gobierno.

Los cuatro, en todo caso, buscan pescar en la abultada bolsa de los indecisos porque conseguir que ese sector se vuelque a favor de una opción u otra puede alterar el resultado que sugieren las encuestas. Sobre todo en los ayuntamientos y parlamentos autonómicos en los que se prevé un escrutinio ajustado.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual