Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Accidente aéreo | Sevilla

Airbus retomará esta semana los vuelos de prueba del A400M

  • La prensa alemana señala a un fallo en los propulsores al despegar, pero los investigadores evitan hacer conjeturas

Imagen del accidente aéreo en Sevilla.

Airbus retomará esta semana los vuelos de prueba del A400M

Imagen del accidente aéreo en Sevilla.

EFE
0
Actualizada 12/05/2015 a las 01:29
  • Colpisa. Madrid
Airbus no cambiará su agenda a pesar del accidente en Sevilla y esta misma semana retomará en su sede de Toulouse los vuelos de prueba del A400M, el modelo que se estrelló el sábado. El fabricante europeo mantiene su objetivo de entregar catorce A400M este año. De hecho, veinte aparatos ya están en la línea de ensamble final y Airbus no va a modificar sus planes, según sus responsables.

La compañía internacional, tras el 'shock' que supuso el siniestro que costó la vida a cuatro de sus técnicos en las inmediaciones del aeropuerto hispalense de San Pablo, se volcó este lunes en intentar convencer a sus clientes de que el accidente no puede echar por tierra un programa que asciende a 31.000 millones de euros. No, al menos, hasta que se sepa exactamente por qué se estrelló el aparato en la capital andaluza.

El gesto en busca de la confianza perdida en los terrenos de labranzas de Sevilla no pudo ser más elocuente. El presidente de Airbus España, Fernando Alonso, no solo anunció que el martes o el miércoles el A400M volverá a estar volando en el cielo francés, sino que, además, él mismo, se subirá en el aparato. "Es para demostrar la confianza que tengo en este avión, que asegurará el futuro de las capacidades de transporte de la fuerzas aéreas", explicó, antes de insistir que la compañía mantiene intacta de su confianza en el proyecto del mega avión de transporte europeo.

Alonso, en una muy medida declaración leída en Sevilla, y tras la que no admitió preguntas, aseguró que Airbus colaborará con la comisión de investigación del siniestro, que presidirán los ministerios de Fomento y Defensa, aportando "toda la información y transparencia necesaria", si bien adelantó que Airbus mantiene "estrictos y rigurosos protocolos" de seguridad.

El presidente de la compañía no aventuró cuáles pudieron ser las causas del accidente. Tampoco nadie desde el Gobierno quiso especular con los motivos que llevaron al siniestro. El accidente -según confesaron fuentes de Defensa- ha provocado una importante desazón en el Ejecutivo, conscientes de la importancia que de países como Alemania, Reino Unido, Turquía o Malasia hayan inmovilizado sus aparatos. El propio titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, recordó que Airbus da trabajo en España a 50.000 personas y confió en que el rápido trabajo de la comisión de investigación disipe las dudas sobre el proyecto y que el A400M "vuelva a tomar el vuelo a una gran velocidad".

CAUTELAS EXTREMAS

La vicepresidenta también se mostró especialmente cauta y ya avisó de que no va a haber conclusiones provisionales porque España se juega mucho. "Es un proyecto muy importante para el país y tenemos que ser todos muy rigurosos", explicó Soraya Saenz de Santamaría, que prometió "una investigación completa y exhaustiva", en la que, "por prudencia", no se adelantará ningún detalle sobre "cualquier conclusión o acontecimiento".

En esa línea, nadie en Defensa ni en Fomento estuvo dispuesto este lunes a confirmar las afirmaciones del semanario alemán 'Der Spiegel', según el cual, "justo después de despegar, varios propulsores del avión tuvieron problemas". El periódico cita las supuestas declaraciones de un superviviente que fueron hechas públicas tras una reunión de ministros europeos de Defensa.

La versión de 'Der Spiegel' coincidiría con el hecho confirmado de que la puesta a punto de turbopropulsores gigantes (con hélices de más cinco metros de diámetro) ha sido uno de los principales motivos de los retrasos que acumula en su fabricación el A400M.

Más allá de especulaciones, la Guardia Civil concluyó este lunes la investigación sobre el terreno del accidente y entregó su atestado a la juez de Instrucción número 13 de Sevilla, Ana Rosa Curra. La magistrada, a la que los investigadores pidieron de manera expresa que decrete el secreto de sumario sobre las actuaciones, tiene en su poder desde el domingo las dos cajas negras del avión. Según fuentes de la investigación, aunque los dos aparatos resultaron muy dañados en el siniestro podrán aportar datos para esclarecer los hechos.
 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual