Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
andalucía

Susana Díaz se irrita y tacha de "ridículo" el 'no' de la oposición a su investidura

  • El próximo jueves el Parlamento andaluz celebrará una tercera votación, pero todo apunta a que no habrá acuerdo antes del 24M

Susana Díaz se irrita y tacha de

Susana Díaz se irrita y tacha de "ridículo" el 'no' de la oposición

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz.

EFE
2
Actualizada 09/05/2015 a las 08:28
Etiquetas
  • COLPISA. SEVILLA
El rechazo a la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía va camino de enquistarse. PP, Ciudadanos, Podemos e IU reiteraron ayer, en la segunda votación de la asamblea, su negativa a facilitar que la dirigente socialista pueda formar gobierno con el argumento de que carece de credibilidad de a la hora de alcanzar acuerdos y todo apunta a que nada cambiará de aquí al día 14, cuando está prevista la tercera votación. Díaz no ocultó su enfado, acusó al resto de fuerzas de anteponer el interés partidista al general y bramó contra todos: "Esta situación es absurda -dijo- y empieza a rozar el ridículo".

Las cosas se le han torcido considerablemente a la secretaria general del PSOE andaluz, que arrancó la semana convencida de poder acabarla como presidente, gracias a la abstención de Ciudadanos y Podemos, y la cierra con toda la cámara en contra y la sensación de que las cosas no se resolverán hasta después de las autonómicas y municipales del día 24.

Aún así, Díaz no dirigió su dardos solo, ni siquiera principalmente, contra las dos fuerzas emergentes a las que fiaba su nuevo ascenso a la Junta, sino que cargó las tintas contra el Partido Popular y muy directamente contra Mariano Rajoy. "Va de adalid de la responsabilidad y de la estabilidad en España, y se presenta aquí en el arranque de las elecciones municipales a decir que el camino es bloquear, boicotear y frenar que Andalucía tenga un gobierno", recriminó.

La líder socialista llegó a comparar la situación con el bloqueo de algunos partidos al referendo autonómico andaluz de 1980, y apuntó a la pretensión de utilizar el gobierno andaluz como moneda de cambio en otros territorios como motivo real del 'no'. "Los andaluces -se quejó- no pueden esperar a los intereses partidistas de si tienen un concejal más o menos en Burgos".

A Ciudadanos y Podemos, aún así, también les lanzó una advertencia que, probablemente, caiga en saco roto. "Le están mandando un mensaje al electorado de que ese voto no es útil_-pataleó-, que no aporta nada nuevo y que se comportan como la vieja política".

El resto de fuerzas no se arredró. Todas coinciden en que el problema está en que Díaz ha pretendido que le dejen el camino expedito sin poner prácticamente nada concreto de su parte. "O deja de ser una estatua de sal y se sienta a negociar, de una vez por todas, con todos, o la próxima semana será de nuevo un fracaso anunciado", resumió el líder del PP, Juan Manuel Moreno.

RESPONSABILIDAD

Además, el grueso de partidos rechazó que Díaz pretenda endosarles la responsabilidad de algo que, dicen, labró ella misma cuando decidió adelantar las elecciones por "intereses personales y partidistas". "Esta es la situación de mayor inestabilidad política que vive Andalucía en los últimos treinta años", reprochó Moreno.

El PP reclamó a la presidenta en funciones que se remangue y asuma en primera persona las negociaciones. Y recordó que han facilitado sus 146 propuestas para negociar, de las que consideran inamovibles las medidas económicas y en materia anticorrupción. Este punto es precisamente el que ha dinamitado los puentes con C's. El presidente nacional del partido, Albert Rivera, cargó ayer el peso de la responsabilidad en los conflictos internos socialistas y el papel de la vieja guardia, asegurando que Andalucía "no tiene legislatura" porque el expresidente Manuel Chaves "no quiere marcharse de su escaño".

La nueva formación comparte "el 80 por ciento" del discurso de investidura de Díaz, pero mantiene que el pacto anticorrupción, condición vital para la abstención, estaba listo para ser firmado y se anuló porque el PSOA quiso hacer la vista gorda con el expresidente andaluz.

Desde Podemos reiteraron que ellos siempre se han mantenido en la misma posición, a la espera de que se respondiera a sus condiciones. "La relación con nosotros ha sido un poco bipolar, se ha pasado de los guiños, de los mensajes trasladados en la prensa de que las negociaciones iban viento en popa y que estábamos llegando a acuerdos, que tampoco era, a que no haya ninguna disposición a dialogar", lamentó la secretaria regional, Teresa Rodríguez.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual