Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Nóos

El embrollo de las fianzas civiles del caso Nóos

  • Al baile de cifras e imputados se suman los lapsus del magistrado con la infanta Cristina y la mujer de Torres, ​Ana María Tejeiro

Anticorrupción mantiene un pacto con Urdangarin para suavizar su pena

Anticorrupción mantiene un pacto con Urdangarin para suavizar su pena

Iñaki Urdangarin llegando a los juzgados de Palma en 2014.

AFP
0
08/05/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
Las fianzas civiles del 'caso Nóos' se están convirtiendo en un verdadero galimatías que nadie en los juzgados de Palma se atreve a desentrañar. Al baile de cifras, imputados, cauciones ya depositadas o listados de bienes a embargar se suman los lapsus del magistrado con los cálculos sobre la infanta y la mujer de Diego Torres, Ana María Tejeiro, que ha tenido que ir subsanando sobre la marcha. Y todo ello,sin saber en qué situación real está el famoso palacete de Pedralbes, embargado a medias, pero aún sin vender y pendiente de saldar la hipoteca.

En principio, el pasado diciembre el juez José Castro fijó para los 17 encausados unas fianzas civiles de 61,3 millones de euros. El 8 de abril concluyó el plazo para presentar esas cantidades y solo dos de los imputados, el arrepentido Pepote Ballester y la exdelegada de Madrid 2016 Mercedes Coghen, habían consignado sus cauciones de 52.601 y 152.000 euros. Y solo otros dos procesados, los dos cuñados de Diego Torres, habían facilitado un listado con los bienes a embargar.

Ante esta situación, el pasado lunes el magistrado dio un plazo de tres días, que concluye este viernes a las 15:00 horas, para que el resto de los imputados dijeran qué cuentas o bienes quieren que se le decomisen.

Pero la cosa se ha ido complicando desde entonces. Empezando por la situación de la hermana de Felipe VI. El magistrado ha tenido que dictar un nuevo auto en el que aclara que, efectivamente, la infanta el pasado 17 de diciembre, solo cinco días antes de que Castro le sentara en el banquillo como cómplice de los dos delitos fiscales de su esposo, depósito en la cuenta del juzgado 587.413 euros de fianza en concepto de responsabilidad civil. Lo que no ha aclarado el juez oficialmente es si ese dinero hay que descontarlo 2.697.150 euros de fianza (incluidas multas) que el instructor le impuso en diciembre.

Y tampoco ha explicado Castro qué porcentaje de su más importante bien conocido, la mansión de Pedralbes, puede presentar como aval la duquesa de Palma. El pasado 28 abril, la Audiencia Provincial de Palma dio finalmente luz verde a la venta del inmueble, validando el acuerdo que los duques de Palma cerraron con Castro, que establecía que el precio de venta sería de 6,95 millones de euros y que ambos ingresarían en la cuenta del juzgado 2.372.602 euros. Pero esa cantidad -recordaron fuentes judiciales- se refería solo y exclusivamente a la fianza de Urdangarin.

En los años que lleva imputado, el cuñado de Felipe VI no ha depositado ni un solo euro a pesar de los continuos requerimientos para que hiciera frente a la responsabilidad civil de 13, 6 millones de euros.

Nada clara tampoco está la situación de la mujer de Diego Torres. La esposa del exsocio de Iñaki Urdangarin ha recurrido el auto con el que el juez José Castro instó a los imputados a designar bienes porque ya puso sus propiedades a disposición del juzgado cuando el magistrado, hace meses, pidió una fianza solidaria a su marido y a Urdangarin de cerca de seis millones. La cuestión es que el pasado diciembre, Castro aumentó esa caución para el matrimonio Torres-Tejeiro hasta los 15,8 millones de euros.

Sea como fuere, si este viernes los implicados no entregan al magistrado un listado con sus bienes embargables obligarán al juzgado a emprender una farragosa investigación patrimonial con ayuda de Hacienda y del Registro Central de la Propiedad para descubrir el verdadero patrimonio de todos los imputados y ver si es capaz de llegar a reunir los 61,3 millones de euros. Una cantidad que nadie en los juzgados de Palma confía en conseguir con los embargos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual