Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
Corrupción

Rato ficha a un bufete especialista en fiscalidad que ya defendió al PP

  • El exvicepresidente contrata a la firma Backer & McKenzie porque cree que sólo podría ser acusado de un delito tributario
  •  

1
05/05/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Rodrigo Rato ha cambiado de estrategia defensiva. El que fuera vicepresidente económico del Gobierno ha fichado al bufete Backer & McKenzie, especializado en temas tributarios y que ya asesoró al PP en el 'caso Barcenas' por el presunto delito fiscal que se le atribuía respecto a las obras de remodelación de su sede en Madrid.

Según fuentes jurídicas, el expolítico metido a financiero -fue presidente de Caja Madrid y luego de Bankia hasta su nacionalización- seguirá contando con el despacho Oliva-Ayala para su defensa penal en los casos derivados de su etapa como banquero: la salida a Bolsa de Bankia, las llamadas tarjetas 'Black' y los posibles sobresueldos cobrados por la cúpula de la entidad.

Backer-McKenzie cuenta entre sus abogados con el ex 'número dos' de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Jesús Santos, y tiene una plantilla de 200 letrados en España. A nivel mundial está considerado el mayor despacho jurídico del mundo por volumen de ingresos, tras haber facturado 2.540 millones de dólares (1.895 millones de euros) en su último ejercicio fiscal, lo que representa un incremento interanual del 5%. Cuenta con una plantilla de 10.900 personas y entre sus directivos ha estado Christine Lagarde, actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), cargo que Rato desempeñó entre 2004 y 2007.

El bufete ya ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid donde, amén de personarse, pide que se levante el secreto de sumario y también las medidas cautelares que pesan sobre los activos financieros de su cliente. Su titular, Antonio Serrano-Artal, investiga a Rato por sendos presuntos delitos de fraude fiscal, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes hasta que se resuelva si el caso pasa al final a la Audiencia -como él mismo pidió-.

Pero ni Rato ni la Fiscalía Anticorrupción están por esa labor. En el segundo caso porque cree que su incorporación al 'caso Bankia' generaría un macroproceso "ingobernable";en el primero, simplemente porque entiende -según las fuentes referidas- que las acusaciones en su contra por blanqueo y alzamiento -en relación a un posible ocultamiento de bienes para eludir el pago de fianzas- terminarán siendo archivadas.

Cuestión distinta es el presunto delito fiscal por no declarar en el IRPF los ingresos que recibió por asesorar a varias compañías (Santander, Telefónica, CaixaBank e Iberia). Rato usó varias empresas aparentemente instrumentales para ocultarlos al fisco. La Agencia Tributaria estima que habría defraudado 1,4 millones de euros en el impuesto de la renta entre 2012 y 2013, y casi otro millón en el de sociedades.

UN PATRIMONIO MILLONARIO

Rodrigo Rato controla un patrimonio de 24 millones de euros, entre empresas y activos -desde cuentas corrientes a otro tipo de depósitos, pasando por acciones, inmuebles y otro tipo de propiedades- a disposición de éstas. Así se desprende de los datos del registro mercantil, según los cuales tiene un entramado de 21 sociedades radicadas en España. En media docena de ellas aparece directamente como administrador, mientras en el resto figuran en ese cargo familiares directos o personas de su entorno como, por ejemplo, su secretaria personal, Teresa Arellano.

Asimismo, evita en lo posible aparecer al frente de esas propiedades. Así, su domicilio (un piso de 300 metros cuadrados en el cotizado barrio madrileño de Salamanca) y su despacho profesional (próximo a su vivienda) están en parte a nombre de una firma instrumental. Bajo su titularidad exclusiva sólo figuran parte de una nave en Alcorcón (Madrid) y siete fincas rústicas en Mieres (Asturias).

Más de la mitad de esas empresas fueron creadas cuando aún estaba en la política y lideraba el Ministerio de Economía, pues fueron utilizadas también para canalizar la venta del "holding" familiar de los Rato. Una operación que, sorpresivamente, se saldó con algunos beneficios pese a arrastrar unas pérdidas de 30 millones de euros.

Dentro de la veintena de sociedades españolas vinculadas a Rato, sólo cinco presentan una actividad estimable. El resto apenas registran movimientos y casi no tienen personal conocido. Sumadas todas, el capital social declarado asciende a 14,3 millones de euros.


  • Cristina
    (05/05/15 09:36)
    #1

    Rato lo que tiene es un morro que se lo pisa. Después de la que nos lió con las acciones, espero que sea condenado y pague por la ruina a la que nos llevó a muchos. A mí me engañaron, me vendieron 6.000 euros en acciones que ahora valen 24 euros. 24!!!!! Esto es ridículo, al menos los peritos ya han dicho que las cuentas estaban manipuladas y podemos demandar para recuperar nuestro dinero. Yo lo he hecho con denuncias colectivas, y me han dicho que antes del 7 de mayo se puede reclamar por lo del folleto. Después la cosa se pone más complicada, así que hay que darse prisa que el 7 de mayo es YA!!!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual