Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Partido Popular (PP)

Los barones del PP plantean instaurar la segunda vuelta electoral

El PP ve con buenos ojos la idea, y no la descarta incluso para la elección de los presidentes autonómicos o del Gobierno

0
05/05/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Los barones del PP han decidido rescatar la reforma de la ley electoral que en octubre del año pasado quedó aplazada hasta la siguiente legislatura. Voces como las del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, la aspirante a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, o el líder extremeño, José Antonio Monago, se han pronunciado en los últimos días a favor de introducir los cambios necesarios para que en el futuro gobierne la lista más votada, e incluso apuestan por instaurar el sistema de segunda vuelta para elegir ya no sólo a los alcaldes, sino incluso a los presidentes autonómicos.

El último en hacerlo, Monago, llegó este lunes a prometer la convocatoria de una consulta popular para que los ciudadanos de su región se decanten.

En caso de ser reelegido como presidente de Extremadura, preguntará sobre la conveniencia de que gobierne siempre la lista más votada, la necesidad o no de implantar un método de dos vueltas, la oportunidad de reducir de 65 a 45 el número de diputados en la región, y la posibilidad de bajar el umbral de respaldos exigidos del 5 al 3% para que más partidos puedan tener voz en el Parlamento.

Lo llevará en su programa electoral y el Gobierno, según garantizó ayer la vicepresidenta, "respetará" que se abran las urnas para que los extremeños emitan su postura siempre y cuando el proceso se realice "en el marco de las competencias" de la comunidad.

Tanto el Ejecutivo como la dirección nacional del PP acogieron de manera positiva la propuesta de que los ciudadanos puedan expresarse en una segunda vuelta para decidir entre los dos partidos que más respaldos hayan obtenido en la primera votación. "Es una forma de funcionar que existe en otros países y que el presidente del Gobierno ofreció para la designación de alcaldes", aseguran fuentes del partido. En realidad, el cambio de criterio se produjo el año pasado cuando Mariano Rajoy hizo suya la reivindicación de los socialistas. Históricamente, como recuerdan en la formación, los populares se habían opuesto a este sistema al temer que en esa segunda votación todos los electores de izquierdas sumaran sus fuerzas para impedir un triunfo del PP.

Por ahora, en la sede central de la calle Génova de Madrid no avanzan acontecimientos y aseguran que se estudiará la idea en el momento que toque redactar el programa electoral para los comicios generales de finales de año. "Es una cuestión que se valora como positiva", admitió en cualquier caso el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano. Fuentes del PP tampoco descartan extender el sistema para la elección del presidente del Gobierno. En el caso de las elecciones autonómicas habría que reformar los estatutos de autonomía, pero para poder aplicarlo al Ejecutivo de la nación sería necesario una modificación de la Constitución. Una complicación que, en este momento, frena cualquier iniciativa al respecto.

La reforma electoral deberá, además, ser fruto del acuerdo de los principales partidos políticos, sean estos los que sean en la siguiente legislatura en la que podrían tener una amplia representación tanto Podemos como Ciudadanos. Fue, de hecho, la falta de consenso y las acusaciones de querer cambiar las reglas del juego a pocos meses de los comicios, lo que provocó la congelación de la propuesta de Rajoy.

PACTOS

Los barones creen que esta sería la solución para impedir los "pactos de perdedores", la acumulación de fuerza de las formaciones derrotadas en las urnas. "Si queremos más sociedad civil, el presidente debe decidirse en las urnas y no en el Parlamento", sostuvo Monago en un desayuno informativo en Madrid en el que estuvo acompañado por Núñez Feijóo. El líder gallego afianzó la idea al lamentar que el pacto esté "en el ADN del PP" mientras "la exclusión está en el ADN de los otros". Por eso, Monago instó a los "partidos nuevos" a no actuar como "la casta" promoviendo acuerdos que tengan como única finalidad desalojar al PP del poder.

Convencido, de todas formas, de que ganará las elecciones del 24 de mayo en su región, adelantó que está dispuesto a hablar "con todo el mundo", algo que podría resultarle imprescindible para gobernar. Con Ciudadanos, con Podemos, a quienes no irá llorando "como Pimpinela", y "hasta con el PSOE". En caso de vencer, estos serán sus últimos cuatro años de gobierno. Entre Feijóo y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, dos de los nombres en la carrera de sucesión a Rajoy, Monago rechazó aspirar a nada más en la arena nacional después de haber "pisado tantos callos".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual