Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Caso Nóos

La infanta Cristina tiene 3 días para decir qué bienes o cuentas se le embargan

  • La duquesa no ha depositado en el juzgado ni un solo céntimo de los casi 2,7 millones de euros que Castro le impuso como fianza civil
  •  

La infanta Cristina, a su salida de su trabajo en la central barcelonesa de La Caixa, en mayo de 2013

La infanta Cristina no recurrirá y comparecerá de forma voluntaria

La infanta Cristina, a su salida de su trabajo en la central barcelonesa de La Caixa, en mayo de 2013

ARCHIVO/EFE
0
05/05/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
Tres días. Ni uno más. La infanta Cristina ha colmado la paciencia de José Castro y ahora el magistrado del 'caso Nóos' le da 72 horas para que comunique al juzgado qué "cuentas corrientes, depósitos, activos financieros y bienes inmuebles" prefiere que se le embarguen para cubrir los 2.697.150 euros de fianza (incluidas multas) que el instructor le impuso el pasado 22 de diciembre por responsabilidad pecuniaria como "cooperadora necesaria de dos delitos contra la Hacienda Pública" de su marido.

Castro, en un auto hecho público este lunes, explica que se ha cumplido con "notorio exceso" el plazo de 20 días que dio entonces para que depositara esa millonaria caución en el juzgado. Y la hermana de Felipe VI no solo no ha depositado un solo céntimo sino que, a diferencia de otros imputados de este sumario, ni siquiera ha facilitado al juzgado un listado con los activos o bienes a embargar.

No es la única imputada del caso Nóos que ha hecho completo caso omiso a la reclamación del magistrado. Castro ha abierto piezas separadas similares a la de la duquesa contra otros encausados como el expresidente balear Jaume Matas; la mujer del socio de Iñaki Urdangarin, Ana María Tejeiro; o el supuesto 'cerebro' de las sociedades del duque en el extranjero, Salvador Trinxet. En los casos en los que los acusados ya había entregado la lista de bienes y cuentas a embargar, como los cuñados de Diego Torres, el juez ya ha dado órdenes para bloquear esos activos.

Según explicaron fuentes del caso, el embargo real de los bienes o cuentas de la infanta aún llevará algún tiempo porque el proceso es lento y, además, la situación patrimonial de doña Cristina en este proceso es confusa, sobre todo en lo referido a un pago que ya realizó con anterioridad y a la accidentada venta del palacete de Pedralbes.

Si esta semana no entrega el listado de activos a bloquear o éstos no tienen un valor igual o superior a esos casi 2,7 millones de euros que le reclama José Castro, el instructor reclamará a la Agencia Tributaria y al registro de la propiedad un elenco exhaustivo de las cuentas, ingresos, activos y bienes a su nombre.

PROCESO LARGO

El proceso puede durar semanas y podría desembocar, como primera medida, en el embargo de gran parte de los más de 238.000 euros anuales que cobra como directora del Área Social de la Fundación La Caixa, el activo más fácil de decomisar, según fuentes judiciales.

El pasado 17 de diciembre, solo cinco días antes de que Castro le sentara en el banquillo como cómplice de los dos delitos fiscales de su esposo, Cristina de Borbón depósito en la cuenta del juzgado los 587.413 euros de fianza en concepto de responsabilidad civil, pero como responsable civil subsidiaria de esos dos delitos y no como autora en grado de cómplice.

Sea como fuere, y aun descontando esa cantidad, el resto de bienes compartidos con su marido ya están al 50% embargados o vendidos, entre ellos el palacete de Pedralbes. El pasado 28 abril, la Audiencia Provincial de Palma dio finalmente luz verde a la venta de la mansión, al desestimar el recurso de Manos Limpias contra la transacción. El sindicato entendía que el matrinonio no había aportado ningún tipo de documentación que acreditase quién en es el verdadero comprador y que el precio de la operación inmobiliaria era realmente el mejor precio del mercado.

El acuerdo que los duques de Palma cerraron con Castro, confirmado ahora por la Audiencia, establecía que el precio de venta sería de 6,95 millones de euros y que ambos ingresarían en la cuenta del juzgado 2.372.602 euros. Pero esa cantidad -recordaron fuentes judiciales- se refería solo y exclusivamente a la fianza de Urdangarin. En los años que lleva imputado, el cuñado de Felipe VI no ha depositado ni un solo euro a pesar de los continuos requerimientos para que hiciera frente a la responsabilidad civil. El pasado 22 de diciembre, Castro elevó esta cantidad a 13,6 millones de euros ya no solo por el daño causado al erario público por sus supuestos defalcos, sino por el perjuicio causado a las administraciones públicas de Valencia, Baleares y Madrid como directivo del Instituto Nóos.

Tampoco los 4,5 millones de euros que quedarían tras la venta de la casa de Pedralbes serían directamente embargables. Se desconoce aún la parte que el matrimonio debe todavía a La Caixa por la hipoteca. El matrimonio, según confesó el propio Urdangarin ante el juez en febrero de 2013, habían dejado de pagar las cuotas por entonces, cuando aún adeudaban al banco 3,6 millones de euros de los 5,8 millones que pidieron al banco para comprar el palacete, que luego reformarían con una inversión adicional de tres millones de euros.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual