Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES | ANDALUCÍA

Una juez dice que para multar no basta la foto de la cámara de tráfico

  • Anula una sanción de 56 euros impuesta en Granada porque el único "elemento de cargo" que aportó el Ayuntamiento fue "una imagen"

Un agente de la Guardia Civil controla un radar móvil.

Una juez dice que para multar no basta la foto de la cámara de tráfico

Un agente de la Guardia Civil controla un radar móvil.

EFE
0
03/05/2015 a las 06:00
  • COLPISA, C. Morán. Madrid
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Cádiz ha dictado una sentencia firme en la que anula una multa de tráfico de 56 euros que fue impuesta a un vecino de esa provincia por circular por una zona restringida de la capital granadina. Tal y como están los 'precios' de las tasas judiciales, ya sería noticia el hecho de que un ciudadano llegue a los tribunales para que el quiten una sanción de 56 euros, pero es que en este caso hay algo todavía más llamativo: el Ayuntamiento de Granada aportó como prueba una imagen de la presunta infracción tomada por las cámaras de tráfico, pero la resolución de la magistrada dice que esa evidencia, por sí sola, no basta para 'condenar'. Y, en consecuencia, anula la multa.

Según publica Ideal, la sentencia recuerda que el afectado negó desde el primer momento, y parece que con notable vehemencia, que hubiera incurrido en cualquier irregularidad, mientras que el Ayuntamiento de Granada no se tomó tan a pecho la defensa de sus intereses y se limitó a presentar la fotografía de la supuesta pifia. Demasiado poco para tumbar el derecho a la presunción de inocencia del denunciado, argumenta la jueza. "En definitiva, ante tal circunstancia de negación rotunda de los hechos desde un principio por el demandante, se suscita un problema de valoración de prueba que ha de resolverse, necesariamente, a favor del recurrente, a quien le asiste el derecho fundamental a ser presumido inocente, consagrado en el artículo 24.2 de la Constitución Española, pues el único elemento de cargo contra él consiste en la captación de imagen sin desarrollarse en sede judicial -los representantes del Consistorio granadino ni siquiera acudieron a la vista- por la administración prueba de cargo alguna, ni presentado ningún elemento de prueba suficiente de tales hechos (...) No puede decirse que hayan quedado plenamente probados los hechos denunciados, debiendo prevalecer (...) la presunción de inocencia del administrado", detalla la sentencia las razones para invalidar la sanción de 56 euros.

17 PROHIBICIONES DISTINTAS

Solo había una foto y un boletín que decía que el ciudadano había sido multado por "no obedecer una señal de entrada prohibida sin ser vehículo autorizado a zona restringida por ordenanza de control de acceso", una descripción que no encajaba en ninguna de las 17 prohibiciones que incluyó la jueza en su sentencia. "El motivo de impugnación que esgrime la parte recurrente se centra en considerar que no existe prueba objetiva, ante la negativa del (sancionado) de la presencia de señal que limitara el acceso o circulación a vehículos no autorizados. La cuestión se centra, pues, en determinar, ante la ausencia de prueba salvo la fotografía (...) si los datos obtenidos mediante captación de imagen permiten romper la presunción de inocencia", argumenta la resolución judicial. Y, a continuación, da la lista de prohibiciones a la que podría haberse acogido el Ayuntamiento para haber justificado el castigo. Entre ellas, y solo a modo de curiosidad, figuran, por ejemplo: "Entrada prohibida a vehículos agrícolas de motor. Prohibición de acceso a tractores y otras máquinas agrícolas autopropulsadas". "Entrada prohibida a carros de mano" o esta otra: "Entrada prohibida a animales de montura".

"Se imponía necesariamente informe sobre el tipo de señal (...), la vía, lugar de colocación de la señal de prohibición o restricción, y su vigencia. (...) De igual forma, el contenido de esa prohibición según la ordenanza de control de acceso cuyo sentido se desconoce", recuerda la sentencia.

El incidente que ahora zanjado la justicia ocurrió en julio de 2013.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual