Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EDUCACIÓN

​¿Son felices los alumnos españoles en sus centros educativos?

  • Si la media de la OCDE en este sentimiento entre los alumnos de 15 años se sitúa en un 80%, el porcentaje de España se acerca a un 90%

El Instituto IESO La Paz de CIntruénigo fue creado en 1995

Instituto IESO La Paz de CIntruénigo_5

Instituto IESO La Paz de CIntruénigo

NURIA G. LANDA
3
Actualizada 01/05/2015 a las 12:52
Etiquetas
  • EFE. MADRID
Los alumnos pasan alrededor de un tercio de la semana en la escuela, tiempo que tiene un impacto significativo en la calidad de sus vidas, especialmente por las relaciones con los compañeros y profesores, y los españoles son los cuartos entre los países de la OCDE en considerarse felices en su centro educativo.

Si la media de la OCDE en este sentimiento de felicidad en su colegio o instituto entre los alumnos de 15 años se sitúa en un 80 %, el porcentaje de España se acerca a un 90 %.

Son conclusiones del reciente informe "Pisa in Focus" de la OCDE que ha reflexionado sobre los efectos de las relaciones profesores-estudiantes en el bienestar del alumnado en los centros con los datos de PISA 2012, primer año en el que se preguntó a los menores sobre sus sentimientos de felicidad en la escuela.

Y todo ello porque el nivel de felicidad de los estudiantes o su disposición hacia el aprendizaje y la vida, en general, puede depender y mucho de cómo se sienten en el colegio o instituto.

Cuatro de cada cinco estudiantes de los países de la OCDE están "de acuerdo o muy de acuerdo" en que se sienten felices en la escuela o que sienten que pertenecer a ella.

La lista de los que dicen tener sentimiento de felicidad en su escuela está encabezada por México, Islandia, Israel y España, mientras que los alumnos que son menos felices son los coreanos, checos, eslovacos, estonios y finlandeses, cuyos porcentajes no llegan a un 70 %.

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús Salido, destaca a Efe que habría que debatir sobre "qué se entiende por felicidad", aunque asegura que se debe apostar por un sistema educativo en el que haya "una escuela alegre".

Salido considera que la transmisión de conocimientos no se debe "limitar" a dar contenidos curriculares y, en cambio, se debe "cuidar" la forma de transmitir los mismos o que la clase sea participativa y capte el interés de los estudiantes para que los menores "no se conviertan en meros receptores".

Buena parte de "la responsabilidad" para lograr ese ambiente "ameno y participativo" la tienen los profesores y los padres -ha reconocido el presidente de la Ceapa- pero "sobre todo los centros", que deben conseguir que los alumnos "formen parte de la vida del colegio y se sientan partícipes e integrados".

"En una palabra, que vayan a gusto", ha añadido Salido, que también alerta sobre el cuidado que se debe tener para que los deberes no sean una "sobrecarga excesiva" para los chicos.

Desde el lado del profesorado, el secretario general de la Enseñanza del CC OO, Francisco García, cree que los buenos datos de PISA en este tema respecto a los alumnos españoles "hablan bien" de los docentes y es "un reconocimiento" porque es tarea del equipo de profesores el que el estudiante "se sienta cómodo, acogido e identificado en un centro".

García recalca que la buena posición de España entre los países de la OCDE en el porcentaje de alumnos que dicen ser felices en la escuela se debe "valorar más aún" si se tiene en cuenta el contexto actual, en el que "se han quitado profesores, las condiciones laborales han empeorado y las ratio alumno-profesor ha aumentado".

Pide también mayores recursos para la formación continua de los profesores y, sobre los deberes, opina que "a los 15 años trabajar en casa es imprescindible".

Según "Pisa in Focus", las relaciones profesor-alumno están fuertemente asociadas con los sentimientos de felicidad y pertenencia del niño respecto al centro e incluso con el rendimiento en matemáticas.

Y, en general, se reconoce que el desarrollo socio-emocional de los alumnos es tan importante como el dominio de las materias escolares.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual