Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Senado

Rajoy desoye a la oposición y desea al PSOE muchos años sin poder gobernar

  • El presidente solventa la sesión de control en el Senado aferrado a su discurso económico mientras los socialistas reclaman su dimisión

Rajoy desoye a la oposición y desea al PSOE muchos años sin gobernar

Rajoy desoye a la oposición y desea al PSOE muchos años sin gobernar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a su llegada al pleno del Senado.

EFE
1
29/04/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Mariano Rajoy hizo el amago de querer salir por la puerta grande del Senado. Desde el albero del hemiciclo, el presidente del Gobierno saludó al tendido y aclamado por los suyos dejó tras de sí el coro de socialistas que gritaban "dimisión, dimisión". No asistía a una sesión de control en la cámara alta desde el 10 de febrero y esta vez las elecciones autonómicas y municipales están demasiado cerca como para variar el discurso un ápice y entrar en las disquisiciones que plantean las otras fuerzas políticas. Lo que toca es explicar a diestro y siniestro que el Ejecutivo ha sacado a España de la crisis. Y eso fue lo que hizo, además de colocar al PSOE donde cree que le corresponde. "Debería estar, y va a estar, muchos más años en la oposición para no hundir una vez más a este país", concluyó Rajoy recogiendo sus papeles.

El presidente esquivó todos los reproches, y fueron muchos. La gestión económica se convirtió en el escudo para sortear la retahíla de agravios que le lanzó el partido de Pedro Sánchez. En seis minutos de censura al Gobierno, la senadora María Chivite acusó al jefe del Ejecutivo de tener un equipo "de escasa altura política", de "dirigir un lobby" y de presidir el "partido de la corrupción". Las "groserías" del ministro de Hacienda, los "tejemanejes" de Industria con las empresas energéticas, los "intereses" de Defensa en el campo del armamento, el "fiasco" del departamento de Justicia, los "negocietes" de algunos diputados, pero, sobre todo, el 'caso Bárcenas' fueron algunos de los motivos por los que los socialistas acabaron señalando al presidente la puerta de salida. "El PP lleva 20 años con una 'caja B' con la que todos se han repartido sobresueldos en la cúpula de su partido, incluido usted", terminó por espetar Chivite.

La socialista justificó su "dureza" y abanderó la causa de los indignados. "Lo único que hago es poner voz a una de las principales preocupaciones de la gente", defendió tras apuntar la corrupción como la mácula de los populares, que son, a su entender, una "fuente inagotable de sumarios judiciales". "No tiene autoridad moral para pedir la confianza de los ciudadanos -incidió-, está al frente de un Gobierno que hace aguas".

Pero desde el "Gobierno de los peores hombres", según definición del el PSOE, no se dieron por aludidos. En el hemiciclo, el ministro Cristóbal Montoro advertía ante las peticiones de que abandone Hacienda que, de seguir insistiendo, los socialistas sólo conseguirán que se quede más tiempo. Y en los pasillos, los senadores del PP ironizaban con la "altura política" de la intervención de Chivite y cerraban filas en torno al presidente que el día antes había dejado claro a sus huestes que él es su candidato y quien tiene las riendas de la formación.

Ya ante el micrófono el presidente mantuvo que, puestos a comparar Ejecutivos, el suyo sale ganando frente al último de José Luis Rodríguez Zapatero que llevó a España, a su juicio, "lisa y llanamente a la ruina". "Mi Gobierno creo que es mucho mejor que el que sustituimos en 2011, pero no aplaudan ustedes -pidió a su bancada entregada sin rubor a las palmas-, porque tampoco es un mérito del que podamos presumir demasiado".

PARACETAMOL

La economía es el paracetamol con el que Rajoy afronta todos los males. Si surge un nuevo escándalo de corrupción, si en su formación se abre una crisis interna, si las encuestas auguran la pérdida de poder territorial, el presidente tiene siempre su receta lista: seguir explicando a los españoles las reformas emprendidas y los resultados obtenidos. Y así despachó también hoy a los nacionalistas vascos y catalanes.

"Su partido, su Gobierno y usted son signo de inestabilidad", le afeó el senador de CIU, Josep Lluis Cleries. También el representante del PNV lamentó que el presidente no haya sabido valorar el nuevo tiempo abierto en el País Vasco tras el cese del terrorismo para potenciar "el entendimiento y el acercamiento", en lugar de encerrarse en un "inmovilismo incomprensible".

El jefe del Ejecutivo aprovechó, sin embargo, que Jokin Bildarratz había parafraseado a la popular Cristina Cifuentes con aquello de que "gobernar es pactar", para rectificar a su compañera de filas. "Usted ha citado a una persona de mi partido, y gobernar es fundamentalmente decidir", zanjó Rajoy, convencido de que la buena marcha de la economía también beneficia a comunidades como la vasca y la catalana y eso, "tienen que reconocerlo".


  • Navarra
    (29/04/15 10:02)
    #1

    La cosa es que estén todos muchos años sin (ROBAR) el mandar nos da igual,lo que nos importa es que no nos (ROBEN) como creo que nos están (ROBANDO) ahora,igual da cobrando en""BB""como en sobresueldos.....como en comisiones....como asesores.....

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual