Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Matrimonio

Unos 380 niños de 15 años o menos se han casado desde el año 2000

  • La Ley de Jurisdicción Voluntaria que remitió este martes el Congreso al Senado y que eleva a 16 la edad mínima para contraer matrimonio

0
Actualizada 28/04/2015 a las 19:46
  • Europa Press. Madrid
Más de 380 niños y niñas de 15 años o menos se han casado en España desde el año 2000 pues hasta ahora, la legislación imponía como mínimo el haber cumplido los 14, previsión esta que previsiblemente cambiará con la Ley de Jurisdicción Voluntaria que ha remitido este martes el Congreso al Senado y que eleva a 16 la edad mínima para contraer matrimonio.

Según los datos del INE recopilados por Europa Press, desde que entró el siglo XXI un total de 89 menores que no habían cumplido los 15 años se casaron en España y 80 de ellos eran niñas, población mayoritaria en los matrimonios a estas edades tempranas.

En el mismo periodo, se casaron 294 menores que tenían ya cumplidos los 15 años de edad y de nuevo, entre ellos eran mayoría las niñas, 271 del total.

Si el Senado respeta el cambio legislativo proyectado por el Congreso, estos matrimonios dejarán de ser una realidad antes de que termine la legislatura, al igual que con la reforma del Código Penal ya no podrán considerarse consentidas las relaciones sexuales que se mantengan con menores de 16 años.

El cambio se ha introducido tocando varios artículos del Código Civil. En primer lugar, se ha establecido que en España pueden contraer matrimonio todos los hombres y mujeres mayores de edad o emancipados, fijando que la emancipación se consigue a partir de los 16 y por autorización de quienes ostenten la patria potestad o de un juez. Ya no será causa de emancipación el matrimonio, como era antes.

Se elimina en consecuencia la posibilidad que tenía el juez de dictar una dispensa por edad para permitir el matrimonio de niños con un mínimo de 14 años de edad, ya que se fija que al menos estén emancipados, una condición que sólo puede obtenerse desde los 16 años y mediante escritura pública o autorización judicial.

Para UNICEF, los cambios van en línea con el mandato de la Comité de Naciones Unidas que vela por la Convención de los Derechos del Niño y que ha venido solicitando a España que deje en 18 años la edad mínima para contraer matrimonio con la posibilidad de introducir excepciones a partir de los 16 siempre con autorización judicial.

"UNICEF lleva varios años reclamando este asunto", señala el responsable de Políticas de Infancia de la esta agencia de la ONU, Gabriel González, para incidir en que en España en la actualidad "se consideran excepcionales los matrimonios de menores de 16 años porque requiere un permiso del juez que supone una emancipación adelantada".

"Implica muchas responsabilidades emanciparse a los 14 años también sobre los propios ingresos o la capacidad de vivir fuera del entorno familiar, pero sobre todo porque a nivel mundial y podría darse en España también, muchos de estos matrimonios pueden ser si no forzados, muy influidos o concertados por la familia fuera de la decisión de los niños", señala.

González incide en la importancia de elevar la edad "porque es un hecho que el matrimonio saca casi de forma generalizada a los niños, pero especialmente a esas niñas ya que está muy feminizado, del sistema educativo y porque los embarazos precoces no son recomendables ni desde el punto de vista biológico ni por su importante impacto en la salud de las adolescentes".

En este sentido, la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save The Children, Ana Sastre, plantea que la reforma es positiva pero "se debe acompañar con medidas de educación y sensibilización" dirigidas tanto a los propios menores de edad como a quienes permiten estos matrimonios tempranos "para fomentar que la decisión se tome con la mayoría de edad y con un grado de madurez importante".

Para Sastre, "siempre se tiene que buscar generar las mejores expectativas para las niñas, procurar que tengan mayor autonomía y madurez a la hora de tomar esa decisión" y lo hagan comprendiendo que "el matrimonio conlleva muchas veces una serie de responsabilidades que no son compatibles con procesos formativos" que a la larga, les darían más y mejores oportunidades.

"Este no es un grave problema de la infancia en España, no es algo que observemos día a día, pero creo que es necesario observar cuál es esta realidad y considero que al ser pocos casos, es fácil verla, para saber por qué se da y si hay algún rasgo o circunstancia en común", plantea también la portavoz de Save The Children.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual