Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones autonómicas 2015

Podemos reconoce un frenazo en sus expectativas electorales

  • El partido espera "repuntar" en la campaña y se congratula de que todos los sondeos coincidan en el fin del bipartidismo

Sergio Pascual:

Sergio Pascual: "El bipartidismo ha vaciado muchos frigoríficos"

Sergio Pascual, el secretario de Organización.

EFE
5
21/04/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Podemos reconoció este lunes que su espectacular escalada en la intención de voto, que en poco más de un año desde su creación le llevó incluso a ser la primera fuerza en numerosas encuestas, se ha frenado en los primeros meses de este año.

"Efectivamente, como cualquier partido que emerge y aparece en la realidad política, hay un momento inicial de profundo crecimiento que se ve atemperado con el tiempo", admitió Sergio Pascual, el secretario de Organización, tras la reunión del Consejo de Coordinación, la ejecutiva del partido.

Pascual, sin embargo, no quiso entrar a analizar los motivos del frenazo, que según la mayoría de los sondeos publicados entre marzo y abril no se limita a un mero estancamiento sino que incluye un cierto retroceso en sus expectativas de voto. El responsable de Organización se limitó a decir que las encuestas hay que valorarlas "con cautela", que los picos demoscópicos se producen "en función de la actividad", y que la dirección liderada por Pablo Iglesias confía en que la campaña de las municipales y autonómicas, que se desarrollará entre el 8 y el 22 de mayo, permitirá "repuntar" al partido y lograr el día 24 en las urnas "estar más arriba de lo que dicen los datos". "Cuando la gente nos ve, se convence y nos vota", aseguró, al tiempo que no ocultó que, por el momento, muchos de sus candidatos a ayuntamientos y gobiernos autonómicos todavía son perfectos desconocidos para la mayoría.

En cualquier caso, Pascual dio a entender que en Podemos no están preocupados por el parón en la intención de voto porque dicen que en la calle palpan una ilusión "desbordante" y que lo importante es que la hegemonía de PP y PSOE ha tocado a su fin, según recogen todos los estudios demoscópicos, y que "el cambio (político) es ahora".

El dirigente hacía referencia a los sondeos que indican que en la actualidad la suma de apoyos de PP y PSOE supera escasamente el cuarenta por ciento de los votos, lo que supone una caída del bipartidismo de siete puntos desde el desplome confirmado por las europeas de 2014, cuando la suma de los dos grandes partidos se derrumbó veinticinco puntos desde las generales de noviembre de 2011. Esta convulsión en el mapa de partidos de la transición ha hecho que PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos tengan una intención de voto semejante, todos un poco por encima o por debajo del veinte por ciento de la intención de voto, y que, por primera vez, no se pueda descartar que cualquiera de las cuatro marcas sea capaz de imponerse en las urnas.

En lo que no quiso entrar Pascual es en que el retroceso de las posibilidades electorales de Podemos en el primer trimestre de 2005 y su actual tendencia al estancamiento corre totalmente en paralelo al ascenso fulgurante de los apoyos al partido de Albert Rivera.

EL EFECTO CIUDADANOS

Ciudadanos, que en en el otoño de 2014 entró muy tímidamente en las encuestas, pero aún como una fuerza residual, en los primeros meses del año se ha consolidado en todos los sondeos, y en las elecciones andaluzas, como la cuarta fuerza política y se aproxima a los potenciales respaldos de los otros tres partidos.

El efecto Ciudadanos le está pasando una importante factura al PP, está impidiendo que el PSOE de Pedro Sánchez se recupere, pero también ha calado entre los españoles desencantados con los partidos tradicionales que en el segundo semestre de 2014 miraron casi en exclusiva hacía la marca Podemos.

El partido de Iglesias también parece asumir que Ciudadanos va a ser desde ya un factor político muy a tener en cuenta en los acuerdos para gobernar instituciones. Pese a que sus líderes consideran que es poco más que "la marca blanca del PP", Pascual no le quiso lo quiso descartar este lunes para pactos futuros, como tampoco veta ya de entrada al PSOE.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual