Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Andalucía

Sánchez se moja para aupar a la presidencia a Susana Díaz

  • El secretario general del PSOE ha hecho un llamamiento a Podemos y Ciudadanos para que ​"ayuden" a la gobernabilidad de Andalucía

Pedro Sánchez y Susana Díaz.

Pedro Sánchez y Susana Díaz.

Pedro Sánchez y Susana Díaz.

archivo/efe
0
18/04/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Nada se habló en el último Comité Federal del PSOE, que según los estatutos es el encargado de dictaminar la política de alianzas del partido, sobre qué, para qué o con quién pactar en caso de necesidad. Y, sin embargo, por la vía de los hechos la posición de la dirección federal del partido ha quedado clara. Pedro Sánchez hizo este viernes un llamamiento a Podemos y Ciudadanos, de manera indistinta, para que "ayuden" a la gobernabilidad de Andalucía, convertida en laboratorio de pruebas en el que anticipar futuros acuerdos.

Los socialistas andaluces difícilmente habrían hecho ascos a que el PP facilitara 'gratis et amore' la investidura de Susana Díaz con una oportuna abstención justificada en su defensa de que gobierne el partido más votado, pero en política nada es gratis. Es más que previsible que a la vuelta del 24 de mayo los populares se encuentren sin las mayorías absolutas que le permitieron gobernar en todas las capitales de provincia en 2011, a pesar de seguir siendo fuerza mayoritaria en al menos seis de las ocho. Así que Juan Manuel Moreno exigió un 'quid pro quo'.

Díaz porfiaba hasta esta misma semana para que Mariano Rajoy interviniera en el asunto y le resolviera el problema. Pero no ha sido así. La bronca del miércoles en la constitución del Parlamento autonómico a cuenta de los puestos en la Mesa (el PP acabó anunciando un recurso ante el Constitucional por no respetarse la proporcionalidad) augura una legislatura a cara de perro entre las dos fuerzas mayoritarias. Y, en todo caso, puesto en la tesitura de tener que negociar, el PSOE, al menos al dirección federal y Pedro Sánchez, lo tiene claro. Lo subrayó este mismo jueves el secretario de Organización, César Luena, antes de reunirse con los responsables de campaña de las distintas federaciones del partido para aprobar la guía de campaña en Ferraz: "con todos, menos con el PP".

Aún así al tiempo que el secretario general del partido se dirigía a Podemos y Ciudadanos, los socialistas andaluces insistían en reclamar "altura de miras" a "todas" las formaciones políticas. Lo pidió el responsable de la interparlamentaria del PSOE regional, Miguel Ángel Heredia, tras reprochar al PP que haya perdido "la centralidad" y a pesar de que Moreno ya había dejado claro que el asunto de la Mesa rompe cualquier entendimiento. "Nosotros tendremos mano tendida al diálogo en todo momento para que Andalucía ocupe el lugar que se merece", adujo Heredia.


INJERENCIAS

En Ferraz habían sido hasta ahora cautos a la hora de hacer ningún pronunciamiento. Sobre todo, después de que Susana Díaz avisara durante las elecciones que no permitiría injerencias en su política de pactos. Ahora insisten en que no hay ningún problema, ni la menor discrepancia, pero entienden que el escenario obliga a apelar a las dos fuerzas emergentes.

Ahora bien, Sánchez les pidió que ayuden a Díaz a formar gobierno apoyada exclusivamente en el 'sí' de sus 47 diputados (ocho por debajo de la mayoría absoluta) dejando a un lado una de sus principales exigencias: que se obligue a los expresidentes de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, a dejar sus escaños en el Congreso y el Senado.

No lo dijo abiertamente, pero está implícito en sus palabras. "Doy la bienvenida a los partidos que van a estar representados por primera vez en el Parlamento andaluz, pero ahora tienen la enorme responsabilidad de no definirse por lo que no son sino de ser útiles a la sociedad andaluza", adujo. En ese "no definirse por lo que no son" está la clave.

El secretario general del PSOE reclamó "propuestas". Podemos ha exigido, de momento, además de las 'cabezas' de Chaves y Griñán, que se prohíba a la Junta trabajar con bancos que ejecuten desahucios y que se reduzca el número de altos cargos de la administración regional. Ciudadanos no quiere ni hablar si no se defenestra a los expresidentes. "Ahora tienen la responsabilidad y la oportunidad de definirse y ayudar a que Andalucía prospere, que es el interés del PSOE y de Susana Díaz, como no me cabe ninguna duda", insistió desde Badalona con una formulación que denota, una vez más, la poco fluida relación que mantiene con la dirigente andaluza.

La respuesta de la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, no tardó mucho en llegar vía Twitter. "Sabemos para quiénes queremos ser útiles: los andaluces, no a su partido", dijo. Y dejó claro que mantiene vivas sus tres condiciones, también la que afecta a los expresidentes.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual