Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones en Andalucía

Los partidos se enrocan y atascan la investidura de Susana Díaz en Andalucía

  • La proximidad de los comicios del 24 de mayo condiciona las estrategias y evita que nadie muestre sus cartas hasta ver los resultados​

1
Actualizada 14/04/2015 a las 20:58
  • Copisa. Sevilla
La mayoría precaria que obtuvo el PSOE es insuficiente para investir a Susana Díaz como presidenta autonómica, y las conversaciones iniciadas hace dos semanas para alcanzar acuerdos con el resto de formaciones están siendo infructuosas siquiera para poder cerrar la composición de la Mesa del Parlamento regional el próximo jueves. Y todo a causa del enrocamiento de los partidos. Todos se juegan mucho, ahora y en las municipales y generales que quedan por delante, así que se mueven con pies de plomo.

Que la investidura de la socialista Susana Díaz iba a ser difícil era obvio al contemplar el marcador de los 47 diputados, muy alejados de los 55 necesarios para la mayoría absoluta. La tesis de los socialistas era que tras una primera votación en la que todos marcarían posiciones, las posturas se suavizarían al menos en la segunda vuelta, donde ya basta con que los "noes" no superen a los 47 "síes" socialistas. Tanto PP como IU, por diferentes motivos, ya habían adelantado su negativa en cualquier votación, por lo que las esperanzas de Díaz se concentraron en Podemos y Ciudadanos, que pusieron condiciones incluso para empezar a negociar.

Las primeras reuniones demuestran que se trata de un hueso duro de roer para PSOE, que es quien tiene la pelota en el tejado al ser la única formación que presenta candidatura a la investidura y quien, por tanto, debe tirar de mano izquierda para lograr los apoyos. Según reprochan el resto de formaciones, los socialistas no se han movido de sus posiciones.

INMOVILISMO

El ejemplo más claro se vio este martes en la reunión con Podemos, un encuentro de dos horas y media que el secretario de Organización nacional Sergio Pascual resumió con un "decepcionante". Explicó que habían lanzado "medidas simbólicas de cambio de rumbo, que se pueden llevar a cabo solo con voluntad política" y que recibió un no por respuesta o un 'vamos a pedir informes'. Un reproche similar al mostrado el lunes por el PP, que acusó a los socialistas de seguir "con el ordeno y mando".

Desde el PSOE, no obstante, confían en la "responsabilidad" de los partidos para que la región no tenga que repetir de nuevo elecciones. Por si acaso, atizan el fantasma de una pinza entre PP y Podemos que podría suponerles un roto en las municipales. Ayer el portavoz parlamentario, Mario Jimenez, apuntó a posibles "puntos de entendimiento", aunque, eso sí, la dimisión de Manuel Chaves y José Antonio Griñán no se discute porque no se trata de hablar de "personas", dicen los socialistas, sino de propuestas.

Más allá de la investidura, el primer obstáculo es la formación de la Mesa del Parlamento que se constituye este miércoles sin que haya aún un acuerdo de reparto de los siete puestos. El PSOE da por hecho que le corresponde la Presidencia y otros dos puestos, lo que dejaría un solo asiento para los otros partidos. IU, C's y Podemos no discuten esta propuesta, aunque discrepan de que la presidencia sea socialista. Sin embargo, el PP reclama tener dos plazas, lo que, si no se amplia la mesa, supondría un empate en representación con el PSOE. La configuración de la Mesa, como recordó ayer IU, no es baladí, ya que ahí es donde se aprueban las comparecencias del Gobierno, las comisiones. y su control puede facilitar mucho las cosas a los socialistas en una cámara muy fragmentada y se prevé que combativa.

Superado este escollo, el Parlamento fijará la fecha del debate de investidura en los quince días siguientes. Está previsto que se celebre en torno al 29 o 30 de abril, fecha desde la que se abre entonces un plazo de dos meses para que los partidos voten tantas veces como quieran hasta que salga un presidente. Así las cosas, los resultados de las próximas elecciones del 24 de mayo podrían ser decisivos para desatascar esta situación, ya que las encuestas dejan aún en el aire y a merced de pactos muchas alcaldíade las capitales de provincia hasta ahora en manos del PP e incluso algunas diputaciones.


  • socialista navarro
    (15/04/15 09:18)
    #1

    Esto le beneficia notablemente al PSOE andaluz y a Ferraz. De sobra sabían Pedro Sánchez y Susana Díaz que esto iba a ocurrir cundo pactaron adelantar las elecciones andaluzas. No les ha podido salir mejor la jugada. En política hace falta inteligencia y Susana Díaz y María Chivite la tienen a raudales. ¡No la derrochen!.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual