Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
UPyD

UPyD fía su futuro al resultado de las elecciones del 24 de mayo

  • Miembros de la dirección reconocen que se han cometido fallos y que deben hacer un gran ejercicio de autocrítica para salvar el partido.​

Toni Cantó.

Cantó "ha perdido" en su intención de renovar la dirección de UPyD

La salida de Toni Cantó de UPyD ha acuciado la crisis en el partido.

EFE
0
12/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa.
UPyD ha pasado en apenas un mes de ser la cuarta fuerza politica a nivel nacional a estar en serio riesgo de caer en la irrelevancia institucional y hasta de desaparecer. La formación magenta, que no había parado de crecer en número de apoyos desde su nacimiento en 2007, no ha sabido digerir su primer gran revés electoral al quedar fuera del Parlamento andaluz a la vez que Ciudadanos ha ocupado el espacio político que hasta ahora reivindicaba como propio.

La renuncia el pasado martes de Toni Cantó como diputado y candidato a la Generalitat valenciana abrió una herida que no ha dejado de sangrar en forma de dimisiones desde entonces. Ante el cúmulo de abandonos, la dirección nacional se ha visto obligada a nombrar gestoras en Andalucía, Castilla y León, Aragón y Asturias. En el caso del Principado, Madrid ha expulsado a la ejecutiva territorial que dirigía el diputado autonómico Ignacio Prendes por su intención de concurrir a las elecciones en alianza con Ciudadanos. También se han dado de baja candidatos a alcaldías como las de Gijón, Zaragoza, La Coruña o Sevilla, que deberán ser reemplazados a toda velocidad cuando apenas resta un mes y medio para la cita con las urnas. Todos estos disidentes "se arriman al sol que más calienta", denuncia la líder de la formación, Rosa Díez, que ha reconocido sentirse traicionada por muchos de sus antiguos compañeros de filas, que no levantaron la voz contra su gestión mientras los vientos soplaban a favor de UPyD.

Un mal resultado en las municipales y autonómicas sería una pesada losa para el líder de UPyD que salga del congreso extraordinario que el partido celebrará en junio. La formación cuenta en la actualidad con 152 concejales y diez diputados autonómicos, ocho en la Comunidad de Madrid y uno en País Vasco y Asturias. La escisión en el Principado reduce casi a cero la posibilidad de UPyD de renovar el escaño mientras que en el País Vasco se salva de la previsible debacle porque no se celebran elecciones. El baremo por el que se medirá el éxito o el fracaso de la formación magenta estará por tanto en Madrid, uno de los territorios que mayor fidelidad ha guardado hacia la dirección nacional. Perder la representación en esta comunidad reduciría la presencia institucional de UPyD al Congreso, que se disolverá después del verano, y al Parlamento Europeo, en donde la dirección nacional ha suspendido de militancia a dos de sus cuatro eurodiputados por no acatar las órdenes.


Tiempo para renovarse


Las dimisiones de los últimos días se han justificado con un mismo motivo: el rechazo de la dirección a pactar con Ciudadanos. Pero en el fondo también pesa, y mucho, la forma con la forma en que Díez lleva las riendas del partido. Sus críticos la acusan de personalista e, incluso, dictadora, pese a que su gestión fue respaldada por un 96% de los integrantes del Consejo Político el pasado diciembre. "Es cierto que Rosa tiene mucha personalidad y que te intenta convencer de que sus argumentos son los correctos, pero yo he debatido sobre cientos de aspectos con ella y ha aceptado muchos de mis puntos de vista, más que otra gente que presume de dialogante", asegura de la líder del partido un miembro de la ejecutiva.

Sobre las acusaciones de falta de democracia interna, este dirigente defiende que ningún otro partido favorece la participación interna como el suyo, incluso con la posibilidad de concurrir a unas primarias sin la necesidad de presentar avales. Aunque "se han cometido muchos fallos" y se tendrá que hacer "un buen informe con todas las críticas", sostiene que "existen muchas formas de discrepar". "Hay cosas objetivas e indiscutibles como el caso de Asturias, donde la dirección territorial actuó de forma desleal al negociar con los recursos de una formación política para trabajar con otra", sostiene este miembro de la ejecutiva nacional.

Desde la dirección se pide que se dé margen al partido para acometer la renovación que necesita el partido. "Queremos afrontar esta crisis y por eso pedimos que nadie augure nuestro final antes de tiempo", señala el responsable de la formación. Un resultado en las municipales y autonómicas que permitiera salvar los muebles daría a UPyD ese tiempo que reclama para renovarse. Por contra, un nuevo descalabró podría precipitar los acontecimientos en un partido que a día de hoy navega a la deriva y cada día con menos tripulación.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual