Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Terrorismo islamista

España rompe récords en la lucha antiyihadista en lo que va de año

  • En los primeros meses del año se casi se ha cuadriplicado el número de arrestos de sospechosos 

Agentes de la Guardia Civil escoltan a la mujer que, junto a su marido y a sus dos hijos gemelos, han sido detenidos esta madrugada en Badalona (Barcelona).

Cuatro detenidos en Badalona por el envío de yihadistas a Siria

Agentes de la Guardia Civil con una mujer detenida en Badalona (Barcelona).

EFE
0
12/04/2015 a las 06:00
  • Colipsa. Madrid
Por cantidad y por calidad España está batiendo todos sus registros en la lucha antiyihadista en 2015. Las cifras en los poco más de tres meses trascurridos del año colocan a los servicios antiterroristas españoles a la cabeza de los países occidentales en la "lucha doméstica" contra el Estado Islámico.

Estos datos extraordinarios, confiesan los mandos de los servicios antiterroristas, provocan una mezcla de orgullo e intranquilidad. "Cada vez hay mejores profesionales y mejores investigaciones, pero cada vez tenemos a más radicales y más potencialmente peligrosos en España", explican responsables del Ministerio del Interior.

Los datos hablan por sí solos. En los primeros meses del año casi se ha cuadriplicado el número de arrestos. Tan solo en los cien primeros días de 2015 la Policía, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra han detenido a 38 terroristas en territorio nacional -más otros dos capturados en el extranjero a petición de la Audiencia Nacional-, superando así los arrestos en todo 2014, cuando hubo 36 detenidos, y muy por encima de los 20 de 2013 o los ocho de 2012.

Según los datos de Interior, en la actual legislatura, aun incompleta, han sido capturados 114 terroristas islamistas frente a los 85 del cuatrienio anterior. En ningún país de la Unión Europea, insisten desde el Gobierno, han sido detenido cerca de 200 activistas en menos de siete años y, máxime, sin haber sufrido un atentado en ese periodo.

Pero estas buenas estadísticas esconden datos preocupantes, sobre todo por la peligrosidad y variedad de perfiles de los arrestados que confirman un cambio de tendencia en los últimos meses. Responsables de la Comisaría de Información de la Policía explican que la eclosión de la organización Abu Bakr al-Baghdadi en los países occidentales a raíz de la proclamación en abril de 2013 del Estado Islámico de Irak y el Levante llevó aparejada, también en España, la aparición de redes de captación para enviar a terroristas a luchar a Siria e Irak. De hecho, durante 2013 y 2014 la inmensa mayoría de los arrestados fueron meros adoctrinadores y reclutadores de jóvenes para convertirlos en muyahidines. Eran grupos asentados fundamentalmente en Ceuta y, sobre todo, Melilla.

Pero en 2015, las redes de captación, aunque no han desaparecido, han dado paso a células que estudian la posibilidad de llevar la yihad a casa, al más puro estilo Charlie Hebdo. La última fue desarticulada el pasado miércoles en varias localidades de Cataluña y planeaba ejecutar un secuestro y degollamiento al más puro estilo del Estado Islámico. "Los continuos llamamientos desde Siria e Irak de terroristas occidentales a hacer la guerra santa en Europa parecen haber calado, sobre todo después de los atentados de París del pasado enero", explican desde la Jefatura de Información de la Guardia Civil.

Varias operaciones confirman que los 'lobos solitarios' (terroristas o células muy pequeñas sin apenas ayuda exterior) ya han arraigado en España. El 24 de enero, en la denominada 'operación Chacal', la Guardia Civil detuvo en Ceuta a dos parejas de hermanos listos para el 'martirio' en territorio nacional.

El 10 de marzo, en una redada casi idéntica a la anterior y también en Ceuta, la Policía capturó a dos yihadistas que habían completado su adoctrinamiento radical y que, en palabras textuales del Ministerio del Interior, componían "una célula plenamente preparada y dispuesta para atentar" en España. Y esta misma semana, los Mossos asestaban un golpe muy parecido al desarticular al mencionado grupo de once radicales que ya habían recopilado información e imágenes de lugares emblemáticos de Barcelona donde atacar.

"NOVÍSISMA YIHAD"

Pero hay más cambios en los últimos meses, de acuerdo a los informes que maneja Interior. El peso de la "novísima yihad" del 2015 promovida por el Estado Islámico ha empezado a desplazarse de las ciudades norteafricanas a núcleos más poblados, especialmente en Cataluña.

El perfil también ha cambiado. En la última operación de la policía autónoma catalana han aparecido por primera vez españoles 'conversos' entre los detenidos. En la última redada había cuatro. Cada vez son más las mujeres y los menores detenidos en estos operativos. De hecho, ya en febrero, en una redada en Melilla y Cataluña, la Guardia Civil desmanteló un grupo dedicado a la captación de adolescentes en internet para enviarlas como esclavas sexuales de los muyahidines del Estado Islámico.

Pero es el último perfil radical descubierto en España el que más preocupación ha causado entre los mandos de los servicios antiterroristas: el de la madre familia consagrada a la yihad. El pasado marzo fue detenida en Estambul, a petición de la Audiencia Nacional, una limpiadora marroquí residente Sant Cugat, Samira Yerou, cuando pretendía entrar en Siria, acompañada de su hijo de tres años al que había enseñado la frase "quiero ir a degollar".

Yerou no es la mujer de la nueva yihad en España. El 1 de abril, el juez Pablo Ruz envío a la cárcel a la matriarca del clan Atanji, detenida un día antes en Badalona horas antes de enviar a sus gemelos de solo 17 años a Siria a morir como 'mártires' como meses antes lo había hecho su hermano mayor.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual