Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones 2015

El PP admite que el 25-M se abrirá una etapa en la que habrá que pactar

  • Floriano resta importancia a la indisciplina de Monago y garantiza que el presidente extremeño es del partido "con rap"

1
Actualizada 10/04/2015 a las 08:21
  • Colpisa. Madrid
De poco vale ganar si no se gobierna. De ahí el ataque de nervios que se extiende como un contagio por los territorios donde el PP reinaba hasta ahora con placidez. Lo que está en duda no es ya si los populares obtendrán o no el mayor número de respaldos el 24 de mayo en las elecciones autonómicas y municipales. Eso el partido lo da por descontado en prácticamente toda España. Pero lo que se va a examinar el día después de los comicios es la capacidad de cada candidato para negociar pactos que le permitan formar un ejecutivo estable y no perder el poder en comunidades y ciudades tan simbólicas como, por ejemplo, Madrid o Valencia, donde llegar a la mayoría absoluta se presenta como una misión difícil de cumplir. Esa es la "otra etapa" a la que se refiere el director de campaña del PP, Carlos Floriano, cuando avanza que el 25-M "habrá que estar a las circunstancias que se den", porque, en privado, nadie en la dirección niega que tendrán que pactar si se cumple el vaticinio de los sondeos.

La principal incógnita con la que trabajan los equipos electorales del partido en cada comunidad es la de cuánto avanzará Ciudadanos en este mes y medio que resta hasta las elecciones. La situación es tan volátil que nadie se atreve a pronosticar el resultado final. "Los pactos se hablan después de las elecciones", advirtió este jueves el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, quien acusó en cualquier caso al resto de formaciones de no haber querido alcanzar ningún acuerdo con el Gobierno durante toda la legislatura.

Ese puede ser también el caso del partido de Albert Rivera. Fuentes del PP no descartan que Ciudadanos calcule la factura que le puede pasar consensuar con los populares en ayuntamientos y comunidades cuando el objetivo final es el de entrar por la puerta grande en el Congreso de los Diputados tras las elecciones generales de finales de año. Lo que, desde luego, descarta la cúpula del PP es que el discurso más o menos agresivo contra la formación emergente pueda ahuyentar a los de Rivera cuando toque llegar a entendimientos. "Es parte de la confrontación política", insisten en la sede de la calle Génova.

La vía libre la ha abierto el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que equiparó votar a las nuevas fuerzas con jugar a la ruleta rusa. Y Floriano siguió este jueves la senda. "Somos el partido de las respuestas, no somos el partido de la rabia o del cambio de chaqueta y la indefinición", añadió en referencia tanto a Ciudadanos como a Podemos. También el titular de Sanidad, en una entrevista en RNE, instó a la formación de Rivera a "fijar posturas y mojarse" para que se pueda comprobar "en qué consiste su proyecto".

BARÓN MONAGO

Los barones territoriales ya han comenzado a tomar posiciones y muchos miran de reojo las encuestas mientras coquetean con esos chaqueteros e indefinidos, como les llama el PP, y tratan de adaptar sus estrategias a la realidad de cada región. En ese contexto entiende la cúpula del partido la letra del rap de campaña del presidente extremeño que, un día después de que Rajoy pidiera exhibir con orgullo la marca de la formación, presentó un vídeo en el que se cantaba en defensa de las personas y no de los partidos, colores e ideologías.

"El señor Monago es del PP con rap y con rock and roll", bromeó este jueves Floriano. En conclusión, si Monago gana la comunidad para los populares, que 'rapee' lo que le venga en gana. El presidente de Extremadura no mostró, en todo caso, signos de perturbarse y zanjó la polémica respondiendo a críticos y molestos que "son más antiguos que la pana porque a los jóvenes hay que hablarles en su lenguaje".

La dirección no tiene inconveniente en pasar por alto, una vez más, la heterodoxia de Monago. Pero lo digan públicamente o no, no es el único dirigente del PP que discrepa del discurso basado en las siglas y en la economía que formula Rajoy en cada intervención. El presidente del PP guipuzcoano, Borja Sémper, subrayó que el partido tiene que "espabilar" en muchas cosas y llamó a la "sana" discrepancia interna.


  • navarro en Madrid
    (10/04/15 22:54)
    #1

    Floriano está muy contento y muy tranquilo, porque ya ha conseguido de Pedro Sánchez el compromiso estricto en respetar al partido más votado en las urnas para que ocupe los Gobiernos autonómicos y los principales Ayuntamientos del Estado. El Pacto PP-PSOE es ya un hecho. Ciudadanos y Podemos acechan.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual